Así es Facebook por dentro

Así es Facebook por dentro

Joggings, hackers, peluquería, laundry, gym... ¿Un campus universitario? No, apenas, la sede de una empresa de US$ 100.000 millones.

 

27 de Julio 2012




San Francisco.- A primera vista, la casa matriz de Facebook en Menlo Park parece uno más de los campus universitarios progresistas que abundan en la Costa Oeste de los Estados Unidos. Jóvenes hipsters llegan en bicicleta o estacionan sus autos híbridos y, latte en mano, ingresan al complejo de edificios en este plácido suburbio californiano de las afueras de San Francisco. El clima college se tensa de pronto cuando dos camionetas 4x4 negras, estilo FBI, se detienen frente a la entrada principal: un racimo de ejecutivos trajeados desciende y enfila hacia la puerta. El último en bajar parece un infiltrado: viste jeans, zapatillas y un buzo con capucha. Manos en los bolsillos, acelera el paso, sobrepasa a los trajes e ingresa los headquarters de Facebook como dueño de casa. Es viernes 11 de mayo y Mark Elliot Zuckerberg tiene por delante lo que será la semana más importante de su vida. Por entonces, aún acusa 27 años –72 horas después, cumpliría los 28–, todavía es soltero –se casaría el siguiente fin de semana con su única novia, Priscilla Chan– y, todavía, no dio el paso más dramático para la corta historia de la red social más grande del mundo.    

El Día F llegaría siete jornadas después, inexorable. La estratosférica cotización del ticket “FB” hizo temblar al Nasdaq y la empresa alcanzó una valorización record, de US$ 105.000 millones. No sólo se trató del mayor estreno de una empresa tecnológica en el mercado bursátil; el sentido de pertenencia de casi 900 millones de usuarios con el sitio, sumado a la irresistible historia de un veinteañero en jogging tocando la campana que lo volvería, instantáneamente, poseedor de una fortuna de US$ 19.100 millones, transformó un gran evento financiero en un acontecimiento cultural de dimensión global.

Cuando bajó la espuma, los papeles de la empresa comenzaron a caer, para decepción de los nuevos amigos de Facebook, hasta acomodarse en torno a los US$ 27 por acción al cierre de esta edición. Sin embargo, los ojos del mundo siguen posados en Zuckerberg y la gran incógnita se mantiene: ¿cuál será el impacto de la salida a bolsa en el funcionamiento de la red social por excelencia? Sólo el tiempo dirá si Facebook será capaz de mantener la innovación y flexibilidad que le permitieron crecer de manera tal que, si se tratara de un país, sería el tercero más poblado del mundo. O si las regulaciones bursátiles y la presión de los nuevos accionistas afectarán la toma de decisiones de la empresa. También, habrá que esperar para saber si mantendrán el hambre los empleados, multimillonarios de la noche a la mañana. Mientras tanto, un recorrido por dentro de las oficinas de Facebook permite entender cómo se piensa y se trabaja dentro de la compañía del momento.

Fenómeno cultural

Los headquarters de Facebook son un caos ordenado. Al caminar por el interior del complejo, de 90.000 metros cuadrados (m2) distribuidos en ocho edificios, no es inusual cruzarse con algunos de los 2000 empleados paseando en skate, tomando una cerveza, jugando al ping-pong o haciendo un graffiti en la pared. El aspecto de gigantesca habitación universitaria parece un homenaje a los tiempos en que Zuckerberg programaba frenéticamente desde su dorm de Harvard, intentando olvidar fracasos amorosos. Y es, a la vez, un incentivo constante a aplicar la creatividad al trabajo.

Fondo Facebook
“La forma de trabajar es muy horizontal y, realmente, podemos probar todo lo que queremos. Siempre nos motivan a intentar cosas nuevas”, comparte un empleado mientras escribe desde su iPad en un sillón, en el área de Marketing. Detrás suyo, un stencil de Gordon Gekko, el insaciable tiburón financiero que inmortalizó Michael Douglas, adorna una de las paredes. Bob Dylan y el maestro Yoda, de Star Wars, y un tal Mark Zuckerberg son otros íconos de la cultura pop que aparecerán en los pasillos. La mentada creatividad será clave para la nueva etapa bursátil de Facebook, coinciden los analistas. Al jugar en una liga más competitiva, deberá medirse con rivales de la talla de Google, Yahoo! o LinkedIn por la torta publicitaria online. “Facebook puede competir con Google y sacarle publicidad.

Oficina FacebookEn términos de ingresos, Google los tuvo por US$ 37.000 millones durante 2011 y Facebook no llegó a los US$ 4000 millones. Sin embargo, puede haber una tendencia de que le gane a Google en la torta publicitaria, en cierta forma, porque se espera que monetice su aplicación móvil”, sostiene Víctor Poma, de Invertir Online. Por su parte, un estudio de la consultora eMarketer, calcula que los ingresos publicitarios de la empresa aumentarán un 60,5 por ciento en 2012, hasta superar los US$ 5000 millones. Su reinado entre las redes sociales es indiscutible: en los Estados Unidos, acaparó el 68 por ciento de la inversión publicitaria en el sector, mientras que Twitter recibió el 5 y LinkedIn, el 4. “A medida que Facebook madure hacia una plataforma de negocios basada tanto en publicidad como en e-Commerce, la compañía necesita hacer las inversiones necesarias para lograr esa transición con éxito”, advierte John Corpus, un ejecutivo que trabajó durante años en la empresa, sobre el marcado matiz comercial que muchos le auguran a la red social.

Hacker Way

La dirección del campus es una definición de principios: “1 Hacker Way”, se lee en la entrada principal y el concepto recorre como leit motiv todo lo que se hace dentro de Facebook. Durante el IPO, el propio Zuckerberg, en su roadshow ante inversores de Wall Street, reivindicó la tarea de los hackers. “Romper con lo establecido, mejorar siempre y moverse rápido”, resume un empleado, consultado por la definición de espíritu hacker. De hecho, una vez por mes, todos en Menlo Park saben que pueden dedicar un día completo a hackear.

Direccion Hacker WayEl llamado Hackathon ya es una tradición en la compañía. Se trata de una maratón de 24 horas en que cada empleado puede trabajar en cualquier cosa que se le ocurra pero tiene prohibido desempeñar sus tareas habituales. Así, un ingeniero puede mezclarse con el departamento de arte; un ejecutivo, diseñar un nuevo menú para el comedor y un agente comercial, aprender a escribir código abierto. Cuentan aquí que fue, en esas noches de improvisación, cuando surgieron algunas de las mejores ideas (la incorporación de la “Línea de Tiempo” al site es el ejemplo más reciente). Los empleados sueñan potenciales nuevos productos y servicios para presentárselos a Zuck y a los máximos ejecutivos de la compañía. Los Hackathon suelen terminar de madrugada, con DJ’s y bandas invitadas. Y mucha cerveza. Precisamente, la innovación es una de las fortalezas que el joven CEO busca proteger de la presión de los inversores de Wall Street, siempre ávidos de más rentabilidad. Además, esa capacidad de reinventarse y cambiar constantemente es la mejor defensa frente a lo que aquí se considera la principal amenaza: la llegada de una nueva red social. En este sentido, la adquisición de la red social de fotografía móvil Instagram (US$ 1000 millones, cerrada semanas antes de salir a bolsa) fue vista como una clara señal por los analistas.

Con el creciente uso de Facebook en tablets y teléfonos celulares, la empresa deberá apuntar sus cañones a un mercado donde aún no tiene una estrategia definida. Más de la mitad de los 900 millones de usuarios accede a su perfil a través de dispositivos móviles pero no obtiene una versión completa, que le permita interactuar con otras aplicaciones, como juegos online, por caso. “La lenta reacción en la estrategia móvil es, definitivamente, un ejemplo de cómo el mercado está subestimando los problemas a corto plazo que deberá enfrentar la empresa”, alerta un venture capitalist desde San Francisco. “Todavía, no sabemos lo que es; no sabemos lo que puede llegar a ser, ni lo que será. Pero sí que es cool”, decía el personaje de Mark Zuckerberg en la película “Red Social”, la lograda versión de David Fincher, que retrata un joven héroe-villano en los días fundacionales de la empresa que daría un nuevo significado a la palabra “amigo”. Ocho años más tarde, para muchos analistas, el modelo de negocios de Facebook sigue siendo un misterio. “La empresa necesita moverse más allá de la cultura del hacking y de romper cosas, para encontrar un balance entre innovación y confiabilidad. Es tiempo de que Facebook pase de ser una plataforma beta a una plataforma de negocios lista para soportar una nueva generación de crecimiento”, opina Corpus.

La respuesta a la supuesta improvisación de Facebook puede encontrarse en el propio diseño de su casa matriz. Si bien los 2000 empleados ya se instalaron en Menlo Park hace seis meses provenientes de Palo Alto, permanece una sensación de mudanza: las cañerías y los cables atraviesan los techos y los paneles móviles de plástico se amontonan en cada esquina. El estudio de arquitectos contratado por Facebook para reciclar lo que antaño fueran las oficinas de la empresa Sun Microsystems define el concepto como “unfinished business”. Así lo explica un vocero de la empresa: “El entorno nos recuerda que, siempre, hay trabajo por hacer y que se debe estar permanentemente en movimiento”.

La educación de Zuck

Lo que sale de boca de Steve “The Woz” Wozniak, co-fundador de Apple, es palabra santa en Silicon Valley. Al opinar sobre Zuckerberg, lo definió como un “agudo hombre de negocios”; una mezcla perfecta entre él mismo y Steve Jobs. Sucede que, con ocho años como CEO de la empresa, el joven cerebro de Facebook cuenta con más experiencia que muchos veteranos líderes al frente de grandes compañías. Los empleados consultados hablan de su jefe con admiración y cuentan que circula por los headquarters todos los días y que se involucra hasta en los detalles más insignificantes de los proyectos.

Pero, mientras suma horas de vuelo y absorbe consejos (lo asesoran desde Bill Gates hasta el creador de Netflix y el CEO del Washington Post), Zuck dispuso que muchos de los principales frentes de tormenta sean enfrentados por la COO (chief operating officer), Sheryl Sandberg. Suerte de alter-ego corporativo de Zuckerberg, esta ex Google –ingresó a la compañía en 2008, compró acciones entonces y se alzó con US$ 1600 millones con la salida a bolsa– es en quien confían los inversores más tradicionales, se reconoce, por lo bajo, dentro del campus. Por otro lado, el fuerte personalismo del dúo “Zuck-Sand-berg” también es considerado una luz amarilla para los accionistas. “Su CEO es un controlante mayoritario de la toma de decisiones, lo que convierte en vulnerable a su gobierno corporativo. Su pérdida, la de Sandberg u otra persona clave podrían perjudicar el negocio”, analiza Poma.

Cocina FacebookHambre

“Es más difícil estar a dieta acá que cuando entramos a la universidad”, bromean en el gigantesco salón comedor tres jovencitas, quienes no ayudarían a bajar el preocupante promedio de obesidad que aqueja a los Estados Unidos. El variado menú, difícil de encontrar en un patio de comidas de un shopping (a diario hay desde platos asiáticos hasta vegetales orgánicos y carnes a la parrilla), es sólo una muestra de las comodidades con las que cuentan los empleados. Cada edificio dispone de un kiosco equipado con bebidas, comidas y una máquina expendedora que, en lugar de snacks, ofrece accesorios para celulares y laptops. Otros amenities: lavandería, peluquería, gimnasio y campo de deportes. “Todo es gratis. Pero nadie abusa. La idea es que los empleados no tengan que preocuparse por nada más que trabajar”, comparte un vocero de la empresa.

Desde el 18 de mayo, ya nada será igual en este suburbio de San Francisco. Muchos de los jóvenes empleados son acreedores de acciones y se convirtieron en millonarios de la noche a la mañana. El hambre y la sed de innovación que convirtió a Zuckerberg y su equipo en una de las empresas más revolucionarias de estos tiempos enfrenta su mayor desafío. Novecientos millones de usuarios, en todo el mundo, serán testigos directos de ello.

Fotos: Manuel Torino.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas