El dueño de Louis Vuitton y su estrategia para pagar menos impuestos

El dueño de Louis Vuitton y su estrategia para pagar menos impuestos

El empresario francés solicitó la nacionalidad belga en medio del debate por aumentar la presión fiscal sobre las grandes fortunas. Las marcas que maneja y su patrimonio. 

10 de Septiembre 2012

Ahorrar es ahorrar. Eso debe haber pensado el empresario francés Bernard Arnault, presidente del grupo de empresas de lujo Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH), ya que solicitó la nacionalidad belga en medio del debate sobre mayor presión fiscal en Francia, donde reside.

Bernard Arnault
El incremento de la presión fiscal para las grandes fortunas fue una de las promesas centrales del programa electoral del presidente de Francia, François Hollande, lo que motivó a Arnault a buscar otra ciudadanía. De hecho, desde 2011 el empresario tiene domicilio en Bruselas, según publicó el diario belga “La Libre Belgique”.

Los opositores a la subida fiscal sobre las grandes fortunas consideran que con ello se corre el riesgo de hacer que huya de Francia dinero que puede ser necesario para estimular el crecimiento económico justamente en un período de crisis.

Arnault, dueño de marcas como Kenzo, Givenchy, Bulgari, Tag Heuer, Christian Dior y Louis Vuitton, entre otras, de 63 años y nacido en el norte de Francia, afirmó que mantendrá la nacionalidad francesa y la residencia fiscal en territorio galo, y justificó su decisión de tramitar de la nacionalidad belga por motivos empresariales, según informó la agencia Efe.

El empresario francés tiene registrado un domicilio en el exclusivo barrio bruselense de Uccle desde finales de 2011, según afirmó hoy el alcalde de dicha comuna, Armand De Decker, a ese diario belga.

Mientras tanto, Hollande consideró como una “provocación” el anuncio del millonario de solicitar la nacionalidad belga, y subrayó que la medida del tasar al 75 por ciento a las personas con ingresos superiores al millón de euros anuales “no está puesta en entredicho”.

La fortuna de Arnault está calculada justo por detrás de la de Carlos Slim, Bill Gates y Warren Buffet, con una patrimonio que según la revista Forbes ronda los US$ 41 mil millones y que, durante 2011, logró incrementar un 22 por ciento gracias a las ventas de los productos Louis Vuitton.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos