El Estado, el empresario del año

El Estado, el empresario del año

Este año, Axel Kicillof fue la cara de un Gobierno que ideó la toma de YPF. El funcionario influye sobre el holding de 29 sociedades estatales que demandarán $ 60.700 millones en 2013. Su manual no le teme a la fuga de capitales. Lo que viene de “El Gran Planificador”, en la reciente edición de la Apertura.

17 de Diciembre 2012




El jopo rubio, piloso, revuelto. Vestido de negro, su brazo derecho parece no dar abasto con los papeles que carga. Se las ingenia para, también, agarrar su smartphone de pantalla táctil. Un policía le abre la verja para franquearle el paso. Es miércoles a la tarde-noche, cuando el Sol ya no abrasa sobre la Plaza de Mayo. Axel Kicillof sale de la Casa Rosada. Bajo, con sus célebres patillas rockabilly, camina cabizbajo. A varios de quienes pasan por Balcarce no les llama la atención, más de lo que lo haría cualquier administrativo con look de adolescente tardío, que cumple con los últimos mandados del día. Nada más lejos que eso. Es el “Empresario del año”, según la más reciente edición de la revista ‘Apertura’.

Fuga de capitales, con hemorragia contenida pero sangría, todavía, abierta. Inversión escasa. “M&A”, sinónimo de “Miseria & Angustia”, por la penuria de transacciones. Profilaxis importadora. Mercado cambiario desdoblado de facto, mérito de un cepo al dólar tan “mito urbano” como la persistente inflación. Giro de utilidades, pecado mortal. Vigilancia de precios. Retenciones. Insuficiencia energética. Riesgo expropiador. En un escenario poco propicio, incluso, para los inversores más valientes, el Estado proyecta su sombra sobre los privados. Leviatán emerge y pisa, cada vez, más fuerte en el mundo de los negocios. Controles, supervisiones y alta dosis de creciente intervencionismo.

Tapa Apertura 228 Web (2)
Si el Estado es Ella, Kicillof, por lo menos, su principal servidor. Siempre, “en nombre de la Doctora”. Interviene empresas. Quiere avanzar sobre otras. Ya gestiona un holding de 29 sociedades estatales, que consumirán $ 60.700 millones el año próximo, más Aerolíneas, que, a julio, perdía $ 11 millones diarios y coordina las acciones –y directores– de las cotizantes en las que la ANSeS heredó tenencias, un total de 41, por un valor de $ 14.400 millones. Pero, si algo terminó de consagrarlo como un intrépido hombre de negocios, fue la gestación e implementación de la toma de la mayor empresa privada del país, YPF, con más de $ 63.500 millones de facturación, “reconquistada” tras un áspero proceso de hostigamiento. Un “take-over” hostil, al mejor estilo del cinematográfico “Gordon Gekko”.

Se rumorea que sus acciones, hoy, cotizan a la baja en la Corte de Olivos. Pero sus ideas influyeron, claramente, durante el año V de la Era Cristina. Previo a su paso por Aerolíneas –pista de despegue a su estrellato precoz–, era una celebrity del mundo universitario; el teórico que, desde una perspectiva marxista, había redescubierto a Lord Keynes, según él, tergiversado adrede por la ortodoxia. Hombre de fe inquebrantable en la omnipotencia estatal, su producción académica echa luz sobre su pensamiento. En sus papers –por estos días, best-seller entre políticos y empresarios, sobre todo, aquellos que deben tratarlo–, ofreció definiciones claras acerca de cuáles son las causas de la inflación en la Argentina (y cómo se debe combatirla), por qué descree de las virtudes de la inversión extranjera directa o, por ejemplo, qué piensa que hay que hacer con las tarifas de los servicios públicos. Sus roces en el Gabinete y la evaluación que hacen los analistas del policy maker al que se le exigirán (y facturarán) resultados a corto plazo, el único que debería importarle a los keynesianos como él.

En diciembre, además, ‘Apertura’ ofrece un completo anuario sobre todo lo que pasó en el mundo de la política y la economía durante 2012, tanto a nivel local como internacional. Hechos, frases, pases, inversiones, compras y ventas, más las proyecciones para 2013. También, “Efecto Quebracho”, un análisis a fondo de qué podrá ocurrir con los bonos provinciales tras las pesificaciones de las deudas de Chaco y Formosa, y “El éxodo silencioso”: el mapa de los ejecutivos argentinos que, cada vez más, eligen trabajar fuera del país. Y, como en todas las ediciones, lo mejor de Bloomberg BusinessWeek. Este mes “¿El mejor tipo?”: la historia de Richard Schulze, quien ganó miles de millones de dólares como el fundador de Best Buy pero que puede no ser el hombre indicado para salvarla. Todo, en el número 228 de ‘Apertura’, que ya está en los kioscos.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos