Qué significan cipayo, gorila, fondos buitre y otras palabras que todos repiten y pocos conocen
Real Estate

Qué significan cipayo, gorila, fondos buitre y otras palabras que todos repiten y pocos conocen

Son términos utilizados en sobremesas, viajes en taxi y por políticos. De origen variado, ya forman parte del inconsciente colectivo.   16 de Julio 2014

"Son cipayos", critica un político; "El contado con liqui es la estrella de la city porteña", dice el título de un diario; "Los fondos buitre vienen por todo", se queja un artista cercano al gobierno. Día a día, estas palabras se replican de boca en boca, pero qué significan. Un repaso por los términos más escuchados.

Cipayo: la palabra se puso de moda con la llegada del kirchnerismo, aunque la Real Academia Española (RAE) desde hacía tiempo la tiene entre sus términos. Lo define tan simple como: “Secuaz a sueldo”. Es decir, algo así como un mercenario. Una curiosidad se suma: un cipayo es, según la RAE, un “soldado indio de los siglos XVIII y XIX al servicio de Francia, Portugal y Gran Bretaña”. El término, posiblemente, fue traído originalmente al vocabulario popular por Arturo Jauretche. 

Contado con liqui: el término se escucha mucho en el mundo bursátil y hasta lo trasciende. Se escucha en noticieros y se lee en diarios. Pero, ¿Qué es? Se trata de una operación del mercado de valores donde una persona o una empresa compra acciones o títulos públicos en pesos en el mercado argentino. Esas mismas acciones o títulos públicos también cotizan en el exterior. Lo que hace el inversor es pedirle a su agente de bolsa que le transfiera esos títulos a una cuenta en el exterior. Con las acciones o títulos transferidos, da la orden para venderlos. Así, le depositan el dinero –dólares- fuera del país.   

Inconsciente colectivo. Los términos están presentes en el día a día de los argentinos. Foto: DyN.

Default técnico: muy utilizado por economistas y políticos, quiere decir que las deudas que el país tiene con sus acreedores no se podrán cumplir por cuestiones técnicas y no voluntarias. Por ejemplo, si se cambia la legislación bajo la cual se rige la deuda o se modifican los plazos de pago, se habla de default técnico. La diferencia con el “default” a secas, es que en el default técnico la decisión de no pagar es involuntaria, se da por causas de fuerza mayor.

Fondos buitre: al término lo utilizan políticos, economías, medios de comunicación y hasta se menciona en sobremesas. Pero el concepto no existe técnicamente hablando ni tampoco está presente en documentación oficial. Se trata de una forma de referirse a los acreedores que compraron deuda que estaba a punto de no ser pagada –o que no fue pagada- y que entran en juicio con el país deudor. La idea del concepto “fondos buitre” es asimilar el modo de operar de los acreedores con los pájaros que siguen a los viajeros perdidos en el desierto y esperan a que mueran para comérselo.

Gorila: para entender su significado hay que remontarse a 1955. En esa época, el humorista Délfor decía en su espectáculo teatral de la calle Corrientes: “Deben ser los gorilas”. Tras la repercusión de su frase, la comenzó a utilizar en su programa “La Revista Dislocada”, de radio Splendid, lo cual hizo que el término se asentará en el inconsciente colectivo. De acuerdo con el libro Días de radio, de Carlos Ulanovsky, Délfor no tenía intención política en su frase, sino que hacía referencia a una película de la época -Mogambo, con Clark Gable y Ava Gardner, que se desarrollaba en la selva-. Pero los oyentes interpretaron a los gorilas como un movimiento opositor.

Holdouts: es como se denomina, en el mundo de las finanzas, a los fondos buitre. Hace referencia a la misma idea: acreedores que compraron deuda de un país y que decidieron no entrar a los canjes o quita de deuda. Se puede traducir al término como “resistir”, “aguantar” o “no acceder”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas