Los jugadores argentinos que triunfan en la Major League Soccer
Real Estate

Los jugadores argentinos que triunfan en la Major League Soccer

Además de las ligas de España, Italia e Inglaterra, el fútbol local cuenta con representantes en los Estados Unidos. Quiénes son y cuánto ganan. Por Esteban Lafuente 18 de Agosto 2015

 

 

 

Desde chicos, la mayoría de los futbolistas argentinos sueñan con triunfar en Europa. Real Madrid, Manchester United, Barcelona o Juventus son algunas de las camisetas que, tradicionalmente, aspiran a vestir, en busca de gloria deportiva y una diferencia económica. Y, si bien las grandes ligas del Viejo Continente se mantienen como destino de cabecera, hoy, la Major League Soccer (MLS) de los Estados Unidos emerge como una apuesta interesante para muchos. Con 25 jugadores, actualmente, la Argentina es el país extranjero que mayor número de players aporta a la MLS, un torneo que cuenta con futbolistas cuya cotización total asciende a los US$ 297 millones, según estimaciones del portal TransferMarkt.

Por la situación económica, el fútbol en Europa entró en crisis y, entonces, hoy, los jugadores ven con buenos ojos ir a la MLS. Puede ser una liga menor, comparada con las grandes de Europa. Pero está mucho más arriba que otros campeonatos, que, ni siquiera, tienen el beneficio económico que sí se consigue en los Estados Unidos”, describe Mariano Estévez, agente de futbolistas que trabaja vinculado con la liga desde 2001 y asesoró, entre otros, a Marcelo Gallardo, actual entrenador de River Plate, cuando, en 2008, se incorporó al DC United, de Washington, tras su último paso como futbolista con la banda.

Nacida a partir de la condición de crear un torneo local de fútbol profesional que la FIFA impuso a los Estados Unidos para elegirlo país sede del Mundial 1994, la MLS comenzó a disputarse en 1996. Aquella primera temporada contó con seis jugadores argentinos y, desde entonces, fueron más de 75 quienes pasaron o actualmente integran alguno de sus planteles.

Los nombres que hoy llegan a la MLS muestran un cambio de tendencia a lo largo de los años. Si, en una época, supo ser, principalmente, un destino para futbolistas en la última etapa de su trayectoria, luego de una larga carrera en la Argentina o en Europa, como lo fueron, en su momento, Guillermo Barros Schelotto, Claudio “Piojo” López o Gallardo, hoy, se repiten los casos de jugadores jóvenes de mayor o menor renombre, que se marchan a alguna de las franquicias de la liga estadounidense. Por caso, Luis Solignac (24 años), quien, después de un semestre en Nueva Chicago, con apenas 10 partidos y dos goles, migró, a comienzos de julio, a Colorado Rapids, para cobrar un salario de US$ 167.000 anuales. O Ezequiel Cirigliano (23), no considerado en River Plate, aceptó ir a préstamo al FC Dallas, con un contrato de US$ 65.000. O Lucas Melano (22), quien cambió Lanús por Portland Timbers, que le ofreció US$ 1 millón por temporada.

 

“Es una liga que va en crecimiento vertiginoso. No tiene una larga historia pero seguirá desarrollándose rápido, especialmente, por cómo se trabaja el show en los Estados Unidos. Hoy, están llevando a figuras y jugadores muy importantes”, plantea Marcelo Lombilla, experimentado representante que trabaja, entre otros, con Fernando Gago (Boca Juniors), Mateo Musacchio (Villarreal, España) y Fabricio Coloccini (Newcastle, Reino Unido). Además, en un contexto económico complejo en el fútbol argentino, con clubes de Primera cuyos pasivos superan los $ 2000 millones y, en no pocos casos, adeudan meses a sus planteles, los Estados Unidos aparecen como una posibilidad de hacer una diferencia desde lo numérico. “Es una liga que subió el nivel deportivo. Es competitiva como las demás y tiene la ventaja de que se cobra en dólares. Eso da tranquilidad económica y, por eso, el jugador está más abierto para ir a la MLS”, sintetiza Estévez.

Con más equipos, el arribo de nuevas estrellas y un mejor desempeño de las selecciones estadounidenses en el plano internacional, con el triunfo en el Mundial femenino de 2015 como último gran éxito, también, creció el interés que despierta cada partido de la liga. Según los registros de la MLS, en los primeros seis meses de esta temporada, la asistencia de público promedio por encuentro fue de 21.142 personas, un 12,4 por ciento más que en la temporada anterior. Con más espectadores, el negocio del evento crece y ese es otro factor que impulsa la llegada de marcas y jugadores. No obstante, el calendario de competencia resulta una limitación. “La liga va de marzo a noviembre y los contratos siguen ese calendario, cuando, en el mundo, en general, van de julio a julio. En 2014, por ejemplo, la MLS no paró durante el Mundial. Son cosas propias de otros deportes en los Estados Unidos. Algunas, buenas y otras que, para el fútbol, resultan raras”, completa Estévez.

Pasá el mouse sobre los círculos rojos debajo de cada uno de los 10 jugadores argentinos mejor pagos de la MLS y conocé en dónde juegan, cuánto ganan, en qué año arribaron a los Estados Unidos, y cuál su último equipo antes de llegar a la liga norteamericana.

 

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas