Es tiempo de que los fabricantes de smart TV sean más inteligentes
Real Estate

Es tiempo de que los fabricantes de smart TV sean más inteligentes

Los anuncios de televisores más modernos parecieron no deslumbrar a los consumidores, quienes se muestran conformes con sus actuales aparatos. ¿Qué debe hacer la industria? 

Por Michael Murphy, Tammy Demarco y Todd Newman 06 de Febrero 2014




No faltaron los anuncios llamativos sobre los avances en televisión en el International Consumer Electronics Show (CES) en enero, desde las pantallas curvas de Samsung Electronics a los planes de Roku para adentrarse en el torbellino de las pantallas de TV a través de acuerdos chinos.

Pero la mayoría de las revelaciones de pantallas más grandes, con resolución super-HD y contenido vía streaming parecieron un intento desesperado de los fabricantes de recapturar a los consumidores que parecen estar perfectamente satisfechos (por ahora) con sus pantallas de algo más de 40 pulgadas, 1080 de resolución y accesorios varios, como mostraron las deslucidas ventas de TV del año pasado.

La cantidad de real estate de pantallas de TV disponible está de alguna manera cercana a las discusiones de los caballos de un motor: sí importa hasta cierto punto, después del cual a la mayoría de los usuarios ya no le interesa. Lo mismo se puede decir de lo último en super-HD; hay un límite en cuanto la cantidad de píxeles por pulgada que una persona puede ver.

televisores smart tvAlta definición. El desafío no es tecnológico, sino de lograr entrar a los hogares. Foto: Bloomberg. 

¿Cómo pueden los fabricantes lograr que los consumidores reemplacen TV que parecen funcionar bien? Aquí, algunas ideas en las que se pueden enfocar:

Hacer social a los sets al unir a la TV y la segunda pantalla. Los fabricantes necesitan encontrar maneras de hacer a la experiencia de mirar la televisión más continua y significativa entre la pantalla en la pared y la que uno tiene en las manos. Desde el punto de vista tecnológico, no hay razón por la que la audiencia no pueda mirar un programa y simultáneamente postear un estado en Facebook o realizar un tweet en Twitter que pueda ser visto por sus amigos en sus sets. Ya está sucediendo en las tablets y los smartphones -no así en la TV.

Conectar a los anunciantes con los consumidores. Con más de 60 años, la experiencia publicitaria en TV es básicamente la misma -todo presión y pasivo. Al día de hoy, no se rompió el código al entregar contenido a la TV que inmediatamente deje que uno entre o compre un producto. Si uno mira una publicidad de un nuevo aparato móvil o un gadget para la cocina, ¿no debería por entrar directo a Amazon.com con un click en mi control remoto tradicional o aparato móvil linkeado para comprarlo?

Se necesita la estandarización para unir al fragmentado segmento de Smart-TV. La innovación se está dando, pero los sistemas propietarios limitan su potencial. Las pantallas inteligentes de Samsung, Sony, Vizio y otros corren todas sistemas operativos diferentes y requieren que las apps se adapten específicamente a sus plataformas. Y como cada usuario de la primera generación de una Smart-TV sabe, las aplicaciones suelen estar un poco descascaradas. Como se está viendo en los sistemas operativos móviles, tiene que surgir un estándar que cruce el campo y permite un ambiente de desarrollo abierto para que los proveedores de contenido creen aplicaciones sólidas para los Smart-TV.

¿Dónde está la agregación de contenido? Los navegadores son geniales para buscar y descubrir los programas favoritos, no hay una versión de la TV Guide que busque a través de proveedores de contenido y le señale a uno el correcto. Una vez que uno está dentro del universo de Netflix, Hulu Plus o Amazon Prime, estos proveedores de contenido hacen un buen trabajo sugiriendo la nueva programación. Se necesita un agregador de programación y críticas que realmente puedan concretar una transacción con los proveedores de contenidos.

Así que, industria de la TV, reúne su inteligencia colectiva y entregue la próxima generación de ideas innovadoras que hagan que los consumidores se asombren… y gasten.  



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas