Dólar ladrillo: la fórmula para escapar de los pesos
Real Estate

Dólar ladrillo: la fórmula para escapar de los pesos

Ya está en los kioscos la edición especial ‘Apertura Real Estate’, un número con todo lo que hay que saber para invertir en bienes raíces. Las oportunidades, sector por sector: oficinas, barrios privados, centros comerciales y proyectos residenciales.  Por Carla Quiroga 05 de Mayo 2014

 

 

Durante 2013, en la ciudad de Buenos Aires, se registró el número más bajo de escrituras en 34 años: 60.182, según datos de la consultora especializada Reporte Inmobiliario.

Menos oferta, menos obras, menos compradores, menos liquidez. Un escenario que, lejos de desmotivar, pone a prueba la remanida máxima: "“Toda crisis genera una oportunidad"”.

Mientras tanto, el poder adquisitivo de los argentinos se devaluó al ritmo de la inflación, que, este año, amenaza con superar el 35%, de acuerdo con proyecciones privadas, y los ladrillos aspiran, mes a mes, los pesos que queman en la mano.

La apuesta es tomar a los metros como moneda dura, apostando a un bien que, a futuro, cotizará en dólares, además de generar una renta.

Una ventaja de este sector es que el capital se cuida solo, con el valor inmobiliario, y la rentabilidad ya está neteada con la pérdida de poder adquisitivo que pudiera haber en la moneda local, por la inflación”, analiza Gustavo Araujo, CEO de la desarrolladora FSA Group.

"“Un peso, hoy, vale más que mañana. Anticiparse es una forma de defenderse de la pérdida de poder de compra"”, agrega José Rozados, presidente de Reporte Inmobiliario.

En datos concretos, una demora puede hacer perder un ambiente. Con los costos en ascenso, inversores que ya no convalidan precios y compradores sin crédito, el escenario obliga a los desarrolladores a redoblar esfuerzos para seguir haciendo negocios.

"“La competencia son los bancos. Pero los argentinos no recuperaron la confianza en ellos. Prefieren poner su dinero en propiedades, un negocio en el que algunos ya hicieron diferencias de entre 50% y 70% en el pasado"”, relata Gonzalo Monarca, presidente del grupo desarrollador homónimo, uno de los pocos que se animan a nuevos proyectos y que, durante el primer trimestre de 2014, generó un 32% más de operaciones de las registradas en el mismo periodo de 2013.

Además, en su edición especial dedicada al mundo de los ladrillos, “Apertura”, la revista de economía líder del mercado local, muestra dónde invertir: un relevamiento exclusivo, con 80 proyectos para apostar en real estate, tanto de barrios privados como oficinas, centros comerciales y departamentos, ordenados según su monto oficial, desde $ 100.000 hasta más de tres millones de pesos.

Además, un recorrido por los 100 barrios porteños, con los datos de cuánto vale el metro cuadrado en la Ciudad de Buenos Aires. Las cotizaciones promedio y su evolución en el último año, además de qué pasó con el costo de la tierra.

Con los costos en ascenso, inversores que ya no convalidan precios y compradores sin crédito, el escenario obliga a los desarrolladores a redoblar esfuerzos para seguir haciendo negocios.

Por otra parte, la caída en las ventas de propiedades provocó una migración masiva al mercado de renta, hoy caracterizado por la sobreoferta de inmuebles y, también, mayor demanda.

"“El negocio de alquileres, hoy, es muy dinámico. De hecho, la mayoría de las inmobiliarias de Capital perciben sus ingresos a partir de él, por la fuerte caída de las ventas de propiedades”", dice Germán Gómez Picasso, director de Reporte Inmobiliario.

También, cocheras, guarderías náuticas, fincas pequeñas y lotes prometen retornos para quienes, con poco capital disponible, quien ingresar al negocio inmobiliario. Al mismo tiempo, pese al peligro de sobreoferta, las unidades de menos tamaño conservan interés alto entre los potenciales inversores. “"Son un ticket de cambio de hasta u$s 100.000"”, se los define en el mercado.

Con menos actividad, el segmento corporate -de oficinas-es solo opción para aquellos inversores que se animen a la incertidumbre.

La devaluación y las expectativas inflacionarias complicaron las perspectivas de un sector que, hasta el año pasado, era más favorable a la compra de inmuebles como inversión, favorecido por la imposibilidad de las empresas de girar fondos al exterior y, como consecuencia, la acumulación del excedente en pesos. Al mismo tiempo, con índices de vacancia mínimos, la nueva oferta que se agrega a este mercado ya está tomada por grandes players, aunque todavía quedan algunas alternativas.

Y en la nota exclusiva de Bloomberg Businessweek, la ingeniería detrás del edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa en Dubai, en el que se invirtieron 1.500 millones de dólares.

La estrategia detrás del estudio Adrian Smith + Gordon Gill Architecture y cómo desafían al viento y la gravedad desde sus rascacielos. Además, en lo mejor de FT, “Bienvenidos a Baskerville”: cómo una pequeña localidad de los Estados Unidos se convirtió en caso testigo de la burbuja inmobiliaria.
Todo, en la edición especial “Apertura Real Estate”, que ya está en los kioscos.

Descarga la app de Apertura para iPad desde el App Store, haciendo click acá.

Descarga la app de Apertura para tablets Android desde Google Play, haciendo click acá.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas