Cómo comunicar que no se pagará el bono sin afectar el clima laboral
Real Estate

Cómo comunicar que no se pagará el bono sin afectar el clima laboral

Un hábito de los últimos años no estará en el recibo de sueldo. Informar la novedad puede ser un dolor de cabeza.  Por Facundo Sonatti 06 de Abril 2015

 


Hay quienes aseguran que los números cantan. El problema es que el canto sea más bien sombrío cuando éstos no acompañan los pronósticos y la casa matriz decide dar marcha atrás con el otorgamiento del siempre esperado bono. Los ejecutivos cobran, cada año, adicionales por desempeño, que dependen de la evolución de su negocio. Su monto se calcula en base a un valor de referencia target, si se cumplen los objetivos definidos al 100 por ciento.

En los últimos años, su cobro fue un hábito en las compañías locales. Casi, un derecho adquirido para muchos managers, que descontaban con disponer de ese ingreso extra para gastos varios o ahorro. Pero, a veces, se cierra un año malo –2014, por caso–, los resultados no se alcanzan y el monto cobrado por el bono se reduce significativamente o, incluso, a cero: según una encuesta de la consultora HuCap, realizada en diciembre entre 134 empresas de distintos rubros, el 35 por ciento de las compañías prevé que los montos finales que destinan al pago de los bonos disminuirán con respecto al año anterior. ¿Cómo comunicarlo?

Gustavo Wurzel, de la firma Bäcker Wurzel, apela a renovar las expectativas. “Sería sincero al comunicar, en persona o conference call, las razones de la situación actual y usaría el espacio para responder las dudas y para reforzar el plan de negocio 2015, que nos permita lograr un muy buen bono en marzo del año próximo”, explica. “Si la gente espera un bono y los resultados no se alcanzaron, entiendo que hubo, previamente, una mala comunicación o un mal manejo de las expectativas del equipo local”, dice.

“El principio general es que no hay una buena manera de dar una mala noticia. Estas cosas pasan en la vida real de las empresas y no son situaciones inusuales”, confiesa Rubén Heinemann, director Asociado de Wall Chase Executive. “Mi único consejo es que, recibida la noticia, hay que transmitirla lo antes posible de la forma más aséptica. Luego, dar vuelta la página y seguir”, señala sin medias tintas. Para Eduardo Suárez Battán, de Suárez Battán & Asociados, la tarea del manager no es fácil y se aprende a gerenciar on the job. “En mis años de gerente de línea (más de 20) y, ahora, de headhunter, muchas veces, tuve que decir cosas duras a mis colaboradores. Pero se las decía yo”, asegura.

No hay lugar a ser sumiso y acatar órdenes. Para eso, se tiene que seguir el cumplimiento de sus resultados mucho antes de llegar a la fecha del pago y estar informado de lo que pasa con el conjunto de su empresa. Ahí es cuando se ve a los verdaderos managers: cuando muchos hacen el típico “ole” y dicen que es una decisión de la firma, de los superiores o de quien sea, pero no de él mismo. Esto no debe suceder”. Heinemann, en base a su experiencia –fue CEO de American Express, VISA y Juncadella Prosegur–, indica que “pelearla” es casi imposible y, posiblemente, intentar el cambio de una decisión genere más daño que otra cosa. Sin embargo, Suárez Battán abre otra puerta.

Muchas veces, las empresas bajan directivas a todos y no analizan las performances de cada área o equipo. Si los resultados globales no se lograron pero los del team  sí, el gerente tiene la obligación de defenderlo, incluso, sin que él pueda cobrar algo de ese bono”, sostiene. “Si, a pesar de su pelea y negociaciones, no logra el pago del bono (o parte de él), debe enfrentar el tema con su equipo y comunicar la decisión como si él mismo hubiese sido quien la tomó”, agrega.

El pago de bonos, en general, descendió en los últimos tres años y, cada vez, menos compañías pagan por encima del target. Pero a no perder las esperanzas: según HuCap, el 59 por ciento de las empresas estimó que los bonos serán similares a 2014 e, incluso, un 6 por ciento dijo que mejorará el pago.

Nota publicada en la edición de febrero de la  revista Apertura.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas