Axel Kuschevatzky: “No hay tanta distancia entre quien filma una película y alguien que decide emprender
Real Estate

Axel Kuschevatzky: “No hay tanta distancia entre quien filma una película y alguien que decide emprender"

Por Eugenia Iglesias 14 de Junio 2017

“El proceso creativo, sabemos dónde arranca, pero no dónde termina”, dijo Axel Kuschevatzky para finalizar su presentación en la Experiencia Endeavor Buenos Aires. Al frente del colmado auditorio principal de la Usina del Arte, el periodista, guionista y productor de cine se dedicó a relatar casos que ejemplifican que, en la historia del cine y la cultura, una creación puede arrancar en la cabeza de un autor, pero derramar e influir a varias generaciones.  

Lo mismo puede aplicarse al mundo emprendedor: “Las ideas no tienen valor per se, sí la ejecución”, sentenció. Es que el orador tiene experiencia cruzando el mundo del arte con los negocios. Es jefe de Desarrollo y Producción de Cine de Telefe, donde acumulan más de 50 películas, con 27 millones de tickets vendidos en la Argentina, 212 premios internacionales –incluido el Oscar al “Secreto de sus ojos”-, distribución en 45 países y colaboraciones con figuras como Pedro Almodovar, Gael García Bernal, Diego Luna, Alejandro González Iñarritu, Gerard Depardieu y Viggo Mortensen. 

Sobre su visión emprendedora de la vida, Kuschevatzky dialogó con Apertura.com antes de subir al escenario.  

¿Con qué características de los emprendedores te identificás y cuáles aplicás a tu trabajo? 

La primera y principal tiene que ver con el motor que es el deseo. Para mí, el tipo que inicia y lleva adelante un proyecto, el que decide convertir una idea en una obra, en todos los capos de la creatividad, funciona muy parecido. Y en realidad no está visto de esa manera, pero no hay tanta distancia entre un tipo que decide pintar un cuadro, uno que decide escribir una obra de teatro, uno que filma una película o alguien que decide arrancar con un emprendimiento. En realidad, el proceso creativo es el mismo. Lo que pasa es que culturalmente no se los valora igual y se los ve a veces de un lado con prejuicios a una de las actividades, y a veces del otro lado se ve con prejuicio a la otra. Del ámbito de lo que la gente asocia a lo creativo, se ve a todo lo que tiene que ver con negocios como algo negativo y a la inversa. Y en realidad no es cierto. El proceso creativo es el mismo. Entonces yo me identifico perfectamente con eso. También porque estoy en un laburo en el que existen las dos cosas, en las películas y en la televisión conviven las dos cosas.  

¿Qué tiene que tener una idea o un proyecto para que te llame la atención? 

No hay una explicación única. En general hay algo que te vibra del material. Eso creo que es muy difícil de explicar. Después, todas las decisiones que siguen tienen que ver con entender el lugar de esa idea, de ese potencial producto, en el universo. Entonces ahí sí hago mucha investigación. Pero cuando viene el material digo "acá hay algo". Y eso es muy de percepción.  

¿De qué errores aprendiste? 

Aprendés mucho más de los fracasos que de los éxitos. Los éxitos son muy mezquinos para enseñarte. Primero porque te hacen creer que todas las decisiones estuvieron bien, y el fracaso te obliga a reconocer en dónde metiste la gamba. No prefiero el fracaso, por supuesto, porque nadie puede vivir de fracaso en fracaso, pero los fracasos han sido siempre un mejor docente en mi vida que las veces que la pegamos.  

¿Quién es tu referente en el mundo emprendedor? 

Tengo un amigo que se llama Brett Ratner, el dueño de RatPac Entertainment, que produce básicamente todas las películas de Warner y para mi él es una demostración de cómo vos podés combinar el deseo con el entender qué desean los demás, y al mismo tiempo poder asumir riesgos. Porque además de producir películas gigantes en Hollywood, Brett produce películas independientes en Francia y distribuye pequeños documentales sobre cine hecho con dos mangos por un tipo en Italia. Y para mí el cine es todo eso. Yo coincido en esa mirada.

¿Tenés algún consejo que te hayan dado a vos y quieras pasárselo a un emprendedor? 

Una vez, en una época en la que estaba sin laburo, alguien me dijo: "Yo te hubiese propuesto para este trabajo, pero vos no sos de las personas que hacen lo que le dicen que tiene que hacer". Para mí fue uno de los cumplidos más lindos que me hayan dicho. En ese momento la estaba pasando mal, pero me sirvió para darme cuenta de que no podía esperar a que alguien viniera a solucionarme el problema. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas