José Sutton Dabbah

Director Comercial Alvear Luxury Hotels


Una vida entre hoteles y perfumes

El punto de partida de esta historia bien puede ser 1983. Año emblemático para la Argentina, lo fue también para la familia Sutton. Fue entonces que, casi en forma paralela, dos sucesos tomaron forma. Por un lado, la familia Sutton, dueña de las fragancias más vendidas del país –como Mujercitas, Paco y Pibes– incursionaron en el mundo hotelero con la adquisición del Alvear Palace. Por el otro, la familia recibió a dos nuevos miembros: José Sutton Dabbah y su hermana melliza, los menores de los cinco hijos de David Sutton Dabbah, que, junto a su hermano Israel y los cinco hijos del recientemente fallecido Salomón Sutton Dabbah comandan los destinos del Grupo Alvear.



Cannon Puntana es el nombre de la compañía de la familia, y que elabora productos de perfumería para marcas como Caro Cuore, Cheeky, Gino Bogani, Paula Cahen D'Anvers y Prüne. Los números de facturación de la firma que la familia denomina "su vaca lechera" siguen siendo un misterio. A este negocio, se sumó la compra del Alvear Palace, en 1983, en sociedad con el empresario Mario Falak; y a fines de la década del '90, la de las Galerías Pacífico y el 50 por ciento del Llao Llao Hotel & Resort, emprendimiento que comparten con el presidente de IRSA, el empresario Eduardo Elsztain, amigo de la familia.

Además el clan Sutton Dabbah es propietario del Village Caballito, un centro comercial de 16.400 metros cuadrados ubicado en ese barrio porteño, que inauguró en 2006. Pero en los últimos años, la mayor apuesta fue en la industria hotelera. En 2013 abrió las puertas del Alvear Art, un edificio de impronta contemporánea de 18.000 m2 y 15 pisos en pleno Recoleta que demandó $ 150 millones de inversión. También en 2013, la familia adquirió el Plaza Hotel en $ 280 millones. Monto que le pagó a un grupo de 60 accionistas, descendientes del fundador del establecimiento, Ernesto Tornquist. El próximo paso será la inauguración del Alvear Icon, en Puerto Madero. Una trilogía que suma US$ 170 millones de inversión. Así, la familia superará los 2000 empleados en todo el grupo, 400 de los cuales ocupan sus tareas en el Alvear Palace.

Fanático de Boca Juniors, decorador de interiores y con un track record que incluye a todas las empresas del Grupo, José, parte de la tercera generación de los Sutton habló con Apertura.com sobre el pasado, presente y futuro de su familia. Y de su legado. "El negocio de los perfumes, nos permitió comprar el Alvear Palace y posteriormente el Llao Llao y luego seguir creciendo con otras inversiones. La perfumería es la vaca lechera. Pero, en el país o incluso cuando uno sale, nos reconocen por ser el dueño del Alvear Palace", confiesa el ejecutivo, quien desde 2012 maneja la dirección comercial de los hoteles.



La confesión

"Papá siempre dice que el dinero lo hacemos con los perfumes y la fama con los hoteles"


En el tiempo

Los Sutton en números

Créditos

Producción: Felix Ramallo
Textos: Facundo Sonatti y María del Pilar Assefh
Producción audiovisual: Sebastián Salvador y Romina Bono

Staff Apertura.com

Editor general:
Flavio Cannilla
Editora Jefe
Carla Quiroga
Subeditor
Felix Ramallo
Redacción
Joaquín Garau - Esteban Lafuente - Carolina Potocar