Yang Yuanqing, CEO de Lenovo:
Negocios

Yang Yuanqing, CEO de Lenovo: "La idea es llegar con smartphones a mercados como México y la Argentina"

En una entrevista exclusiva, el número uno del gigante global chino y uno de los ejecutivos más influyentes del mundo, anticipa sus próximos pasos, con los que intentará destronar a Samsung y Apple en el mercado de celulares.

Por José Del Rio y Pablo Martín Fernández 03 de Diciembre 2013




En sólo 14 días, dejó Beijing, pasó por Nueva York, se reunió con la cúpula de la cadena de venta de electrodomésticos Best Buy, aterrizó en México y, finalmente, llegó a Buenos Aires para, luego, partir, de nuevo, a la Costa Oeste de los Estados Unidos. Su paso por la Argentina fue tan preciso como estratégico. Encuentro con el management local, reuniones con funcionarios y una mirada con sus propios ojos de la realidad vernácula. Sus dos celulares se mantuvieron encendidos las 24 horas, con conexión directa a Beijing y Carolina del Norte (Estados Unidos), donde tiene los dos headquarters principales. Su hiperconexión es más que justificada.

Yang Yuanqing no es un ejecutivo más dentro del mundo actual de la tecnología. Es presidente y CEO de Lenovo. Se sumó a la compañía ni bien terminó el colegio. Se convirtió en CEO en 2001 y logró que la firma pase de ser el principal vendedor de PCs de China a un proveedor global de tecnología, después de la histórica adquisición de la división de Personal Computing de IBM, en 2005. Fue presidente del directorio entre 2005 y 2009, hasta que retornó como CEO, durante ese año. Desde su regreso, duplicó las ventas de la firma y la participación global de mercado, además de quebrar records de ganancias. Hoy, Lenovo es la marca número uno en ventas de PCs en el mundo, coinciden las consultoras IDC y Gartner, y se expande hacia el negocio de rápido crecimiento como smartphones, tabletas y servidores.

Yang Yuanqing II
Desde que ingresó, en 2010, al mercado de móviles, aceleró su share hasta llegar al tercer puesto de la lista de IDC en los proveedores de smart connected devices, categoría que abarca a los fabricantes de PCs, tabletas y smartphones. “YY”, como lo llaman los miembros de su top management, logró, también, regresar al ranking de las Fortune Global 500 y subir hasta el puesto 370 en la lista de este año. Barron’s lo nombró como uno de los 30 mejores CEOs del mundo y Bloomberg BusinessWeek lo destacó como una de las estrellas de Asia. Currículum no le falta. Pero sí tiempo. Por ello, los 60 minutos en exclusiva con APERTURA se cronometraron con precisión suiza. O China, si uno toma el estilo de gestión de YY.

¿Qué implica haber sido el turnarounder de Lenovo?
Soy el CEO desde 2001. Cuando compramos a IBM, le di el título a otro y fui el presidente hasta que en 2009 volví a ser el director Ejecutivo.

¿Por qué cambió el modelo de liderazgo?
Porque había crisis financieras en todo el mundo y nuestro negocio cayó significativamente. Se decidió, entonces, volver a llamarme como CEO y, desde ese momento, Lenovo no sólo hizo un turnaround, sino, también, su crecimiento más grande. Incrementamos nuestro market share del 7 a más del 60 por ciento y, hoy, somos líderes en el mercado global de personal computers (PCs). Pasamos de ser una compañía de PCs a más. De hecho, durante el último trimestre, vendimos más tabletas y smartphones que PCs. Ese fue un buen progreso.

Lenovo creció durante 16 trimestres consecutivos, a contramano de la industria. ¿Cuál es su fórmula?
Es, realmente, simple: hay que tener la estrategia correcta y ejecutarla. Además, contamos con muy buenos productos y un modelo de negocios muy eficiente, no sólo en fabricación, sino, también, en investigación y desarrollo. Por otro lado, tenemos un equipo muy diverso en todo el mundo, que nos da una gran mezcla cultural. Esos son los cuatro pilares en los que se basa nuestro éxito.

LENOVO Yang Yuanqing copia

¿Por qué eligió un team tan diverso para gestionar la empresa a nivel global? 
Mi top management de 12 ejecutivos viene de seis países: Canadá, EE.UU., Holanda, Italia, el Reino Unido y China.

¿Qué cambió desde que volvió a su posición de CEO?
Después de comprar a IBM, el principal desafío fue generar confianza en todo el equipo de trabajo. Luego, cuando retomé el trabajo de CEO, consistió en tener y ejecutar una estrategia muy clara a futuro, para alinear a toda la compañía. Creo que hicimos eso y lo logramos, al ser el número uno del mercado. Ahora, el nuevo desafío es pasar de una compañía pura de PC a una “PC+”. El mercado es diferente en PC que en tabletas y smartphones. Tenemos que adaptarnos a eso. Los analistas dicen que el mercado de PCs morirá.

¿Qué piensa usted?
Por supuesto que no estoy de acuerdo. El mercado de PCs no morirá. Mutará con nuevas funciones e innovación. Desde un punto de vista de penetración, todavía, le queda mucho por crecer. Pienso en mercados como el chino. Incluso, el de la Argentina, que tiene mucho por delante.

¿Cree que la PC se transformará, que evolucionará?
La PC es, aún, el dispositivo más poderoso para conectarse a Internet. Si bien hay mucha gente que compra una tableta, todavía, se necesita tener una PC cuando se busca hacer algo productivo. También, un teclado. Esa es una de las razones por las que no creo que muera la PC. Continuará mejorando y veremos innovación. Por eso, pensamos en productos como Yoga, en el que redefinimos la PC. Estamos mejorando la categoría.

Barajar y dar de nuevo

Lenovo ya es el segundo jugador del mercado de smartphones en China. ¿El objetivo es expandir ese negocio a los otros países en los que opera a nivel global?
Sí. Y, de hecho, ya empezamos a avanzar más allá de China. Primero, estamos yendo por los mercados emergentes, como Indonesia, la India, Filipinas, Vietnam y Rusia. Luego, Ucrania y otros países similares. La idea, después, es llegar a América del Sur, en plazas como México y la Argentina.

¿Por qué empezó apuntando a los mercados emergentes con sus productos?
Porque nuestros productos son mejores para estos mercados, que tienen más similitudes con el chino. Creemos que nuestro portafolio está muy bien para apuntar a estos países.

Leyendo varios análisis de especialistas en el mercado IT, hay quienes cuestionan su estrategia de competir agresivamente aunque sea sacrificando márgenes...
No, no (dice terminante). Eso es un malentendido. Nunca sacrificamos los márgenes en productos nuevos o ya establecidos. Nunca lo hicimos, ni lo haremos. Creemos que es central tener buenos márgenes. Pero, por supuesto que, cuando entramos en un nuevo mercado, hay que gastar mucho dinero en marketing, en construir el canal, en ser visible en ese nuevo mercado. Por eso, quizás, al principio, perderás dinero. Pero no nos interesa posicionarnos, y nunca lo hicimos, como unas máquinas baratas.

¿Qué proyectos tiene para América latina y, específicamente, para la Argentina?
Vine a la Argentina no sólo para encontrarme con nuestro excelente equipo local, sino, también, para reunirnos con nuestros partners, que son centrales, y estamos analizando nuevas inversiones. Fuimos muy exitosos aquí en los últimos cinco años. Crecimos del 2 por ciento de share a casi el 10 y del séptimo puesto al segundo. Pero no estamos satisfechos. Deberíamos ser el número uno, como lo logramos en el mundo y, también, queremos expandirnos al área PC+, lanzando tabletas y smartphones en este mercado.

No parece sencillo, si no se ensambla localmente...
Para ser franco, lanzar un nuevo producto en este mercado es más difícil que hacerlo en otros. Si uno quiere ser competitivo aquí, debe hacer la fabricación local para obtener los beneficios impositivos. Pero, además, es complejo exportar más de lo que se importa. Esa barrera es muy dura. Pero tratamos de encontrar un modelo de negocio viable para los nuevos productos.

En ese contexto, ¿se pueden esperar los smartphones de Lenovo para dentro de un año en el mercado local?
Eso espero. Realmente, porque quiero lanzar nuevos productos aquí. Pero necesitamos encontrar el modelo de negocio, no sólo en el lanzamiento, sino, también, en el proceso de fabricación.

Usted dijo que quiere que China pase de ser la gran fábrica al próximo centro de innovación global. ¿Cómo ayudará a eso?
Quiero que Lenovo sea la compañía más innovadora y que eso impacte en todos lados. Hacemos innovación en Japón, los Estados Unidos, Brasil y, ojalá algún día, lo podamos hacer en la Argentina. Por eso, trabajamos en nuevos productos, como Yoga u Horizon, y seguiremos lanzando tabletas multimode.

Cuando habla de PC+, ¿cuál es el rol de desktop y laptop? ¿Hay diferencias?
Ambos seguirán existiendo. Pero el futuro de desktop será distinto. Horizon puede ser el futuro de desktop y Yoga, el futuro de notebooks. Pero no hay que descuidar a smartphones y tablets, y estamos trabajando en esto desde hace mucho tiempo. En los Juegos Olímpicos de 2008 (N.d.R.: Pekín fue la sede), lanzamos nuestros primeros smartphones para que algunos periodistas pudieran enviar sus fotos rápido a la redacción. En eso estamos pensando.

¿Qué es lo mejor de tener sus propias fábricas y que no haya tercerización?
En realidad, tenemos las dos cosas. Contamos con una combinación: propia y tercerizada. Nos sirve para manejar los costos de mejor manera frente a nuestra competencia y nos permite cierta flexibilidad, para envíos rápidos a nuestro clientes, en tiempo y forma. Además, en fábricas in house, uno puede innovar de una manera diferente que con los tercerizados. Puede haber más chispazos de innovación en nuestras fábricas, en relación a nuevas tecnologías, de manera instantánea y, también, es muy bueno para mantener tus productos de manera confidencial (risas). Esa es una ventaja. La información sale de nosotros.

¿La meta pasa por destronar a Apple y Samsung a nivel global?
(Interrumpe) Tener competidores es igual de divertido que establecer metas. Si uno no tiene un target, perderá la motivación, se aburre. Entonces, tenemos suerte. Ahora, que somos el número uno de PCs, encontraremos otro jugador contra quién competir. Eso es genial.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas