YPF sale a buscar inversores dispuestos a fabricar celdas y baterías de ion-litio
Negocios

YPF sale a buscar inversores dispuestos a fabricar celdas y baterías de ion-litio

La división Tecnología de la petrolera (Y-TEC) apuestan a un negocio con escala global y rentable a mediano plazo.

Por Ezequiel Chabay 16 de Agosto 2016

La energía del futuro está acá y es ahora la oportunidad de explotar un negocio que vendrá indefectiblemente en crecimiento en los próximos años, según la perspectiva de Y-TEC, la compañía nacida de la asociación de YPF y el Conicet.

Su gerente General, Santiago Sacerdote, anticipó a Apertura.com la intención de iniciar negociaciones para transferir la tecnología a un socio o un consorcio dispuesto a edificar la fábrica y gerenciar el negocio.

Y-TEC quiere convertirse en líder del desarrollo tecnológico para el sector energético, siendo soporte de YPF y del resto de las compañías del sector energético y del oil & gas. Entre sus 13 programas, uno abarca las tecnologías de acumulación de energía a través de baterías de litio, con las que el país tiene la oportunidad de configurar una cadena de valor.

Por el momento, el desafío es mayor: se trata de hacer una transferencia tecnológica hacia una industria que no existe acá y que es incipiente en el mundo. De concretarse, se podría formar una cadena industrial y posicionar al país como referente del abastecimiento global.

El momento parece oportuno. Semanas atrás, Lear Corporation, uno de los mayores autopartistas del mundo, selló un acuerdo con la firma tecnológica Qualcomm para la transferencia de tecnología de recarga inalámbrica para vehículos híbridos y eléctricos. Como estas empresas, otros fabricantes de baterías, autopartistas y compañías energéticas ya encienden las luces para subirse a este negocio con el “petróleo del futuro”.

¿Cuál es el modelo de negocios que tiene esta fábrica?      

La batería es un ensamblado de celdas de litios, que a su vez se elaboran con los materiales activos, principalmente litio hierro fosfato. Y-TEC logró consolidar un determinado paquete tecnológico para transferirle a una empresa que encare el proceso de fabricación de celdas de litio y el posterior ensamblado en baterías.

¿Entonces, no es Y-TEC quien ejecutará el proyecto?

Nosotros no vamos a instalar una fábrica. Lo que ofrecemos es el conocimiento suficiente como para transferir a un actor industrial y emprendedor la posibilidad de producir las celdas en el país. Por eso vamos a convocar a los interesados para que conozcan el proyecto de lo que será un negocio de fabricación de celdas y, potencialmente, de ensamblado de baterías. De recibir manifestaciones de interés, comenzaremos los diálogos uno-a-uno.

¿Han tenido señales de buena recepción en actores del mercado?

Ya hay empresas entusiasmadas, porque ven que la posibilidad existe. Para algunas, es un desprendimiento natural de su negocio: las empresas de baterías de plomo podrían iniciar un proceso de inserción en el mercado del litio. También hay autopartistas que están mirando hacia la movilidad eléctrica, o compañías energéticas que saben que la acumulación de energía en baterías tendrá a futuro un gran mercado.

¿La planta debe estar en Jujuy, cerca de la materia prima?

La estatal Jujuy Energía y Minería (Jemse) está muy interesada en este proyecto. Podrá ser parte de un consorcio de inversión, pero no creo que sea la desarrolladora del negocio. Que Jemse forme parte, es una posibilidad, pero el llamado nuestro es al socio inversor, y es él quien definirá.

¿Es correcto decir que el proyecto requiere u$s 60 millones?

El número es lineal a la producción, al riesgo y a la visión que uno puede tener de la planta. Esa cifra que mencionás es una posibilidad como para tener una escala mínima y reducir el riesgo de un negocio que todavía se tiene que desarrollar.

¿Sienten que están mostrando un negocio que pocos ven?

Hoy en día, la tecnología que estamos desarrollando no se consigue en el mercado. Encierra una gran oportunidad.

¿Cómo se dará el financiamiento en el modelo que ustedes plantean?

El financiamiento tiene que ver con la inversión y la capacidad para fijar un valor de referencia. Se puede conseguir financiación para el equipamiento; también Jemse ha propuesto financiar una parte de la inversión, y eso aliviana al inversor emprendedor de ciertos costos. El consorcio puede conseguir un financiamiento exterior si es un socio extranjero, o financiamiento local, si es una empresa nacional. La banca pública nacional también ofrece financiamiento. De nuevo, dependerá del modelo de negocios final.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas