Tras un embargo a su planta, General Motors se va de Venezuela
Negocios

Tras un embargo a su planta, General Motors se va de Venezuela

GMV liquidará a todos sus trabajadores en ese país y cesará sus operaciones de forma definitiva. 20 de Abril 2017

Las cuestionadas políticas del gobierno de Nicolás Maduro ya están teniendo sus consecuencias en el mundo de los negocios. Ejemplo de ello es la eminente salida de General Motors del país, anunciada en el día de hoy por la compañía tras la denuncia de un embargo a la planta de su filial venezolana.

En un comunicado difundido a la empresa esta tarde, la automotriz sostenía que en "el día de ayer, la planta de la empresa fue sorpresivamente tomada por las autoridades públicas, quienes asumieron el control de la misma, impidiendo el desarrollo de las actividades", a lo que agregaba que "adicionalmente, otros activos de la empresa, como vehículos, fueron sustraídos ilegalmente de sus instalaciones". 

Para General Motors Venezolana (GMV), fundada en 1948 y devenida en la ensambladora de mayor antigüedad en el país, "el embargo fue dictado en total desconocimiento al derecho a la defensa y al debido proceso, causando un daño irreparable a la compañía; a sus 2678 trabajadores; a sus 79 concesionarios, que representan la red de servicio más grande del país, con más de 3900 trabajadores; y a sus proveedores, que representan más del 55 por ciento de la industria de autopartes en Venezuela".

En el mismo texto, la empresa aseveró luego que por esos motivos "se ve forzada a cesar sus operaciones en Venezuela". "La 3er Instancia de la Corte Civil, Comercial y Tránsito del Circuito Judicial de Zulia, Venezuela, notificó a General Motors Venezuela CA (GMV) sobre un embargo en sus bienes, que afecta a la planta en Valencia, así como también a otros bienes de la compañía en el país", agregó.

Luego, volvió a insistir en que "por lo anterior, GMV anuncia el cese inmediato de sus operaciones en el país, y asegura (en la medida que las autoridades lo permitan) el total cumplimiento de las obligaciones legales asociadas a la finalización de la relación laboral con sus trabajadores, debido a causa ajena a la voluntad de las partes".

"GMV rechaza contundentemente esta arbitraria medida, y ejercerá vigorosamente todas las acciones legales dentro y fuera de Venezuela en contra de la misma. La Compañía confía en que en el tiempo prevalecerá la justicia y regresará para continuar liderando el mercado venezolano. Mientras tanto, GMV a través de sus concesionarios continuará brindando servicios de posventa y repuestos para todos sus clientes", sentenció la firma.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas