Tras los rumores, Montblanc asegura que no se va de la Argentina
Negocios

Tras los rumores, Montblanc asegura que no se va de la Argentina

La firma de artículos de lujo desmintió que vaya a irse del país. Hace 20 días pudo normalizar la importación de sus productos. 

09 de Octubre 2012




La salida de diferentes marcas del mercado local por las trabas a las importaciones parecía haberse cobrado una nueva víctima, ya que Montblanc, la firma dedicada a la venta de plumas, relojes y diversos artículos de lujo, tenía sobre ella rumores de partida.

Sin embargo, según pudo saber Apertura.com –y tal como informaron desde la empresa a través de un comunicado- la compañía no dejará el país y seguirá operando en los dos locales que tiene: uno en Avenida Alvear 1920 y el otro en Unicenter Shopping.

MontBlanc
Importados. Los productos de la empresa recién pudieron regular su situación hace 20 días.

“Ante versiones periodísticas circulante, Montblanc quiere expresar que continúa con sus operaciones normalmente en la Argentina, y que en ningún momento la compañía pensó en dejar el país”, aseveró la firma en un escueto comunicado. Y agregó: “Nuestras boutiques propias como nuestros agentes representantes, están trabajando con absoluta normalidad”.

Y si bien la empresa no se irá de la Argentina, sí tuvo problemas para poder importar sus productos. De acuerdo a lo informado a este medio, la empresa tuvo problemas con las trabas a las importaciones desde que estas comenzaron a regir a principios de año. En ese momento, una gran cantidad de productos cayeron dentro del corralito importador. Los productos de Montblanc no fueron la excepción, ya que el 100 por ciento de ellos son importados. Sin embargo, la situación comenzó a mejorar hace 20 días, según explicaron.

En su último párrafo, el mensaje de la compañía invitó a sus clientes a verificar ellos mismos la normalidad de la situación. “Los invitamos a acercarse a ambas boutiques Montblanc para apreciar las colecciones recientemente llegadas al país”, sostuvieron.

Quiénes dijeron “adiós”

La tradicional Avenida Alvear también albergaba a Louis Vuitton, la casa de equipaje de primera línea, y que se convirtió en una de las víctimas de las trabas a las importaciones, por lo que tuvo que dejar el país. Por su parte, Polo Ralph Lauren había decidido cerrar sus puertas por tiempo indeterminado. Curiosamente, tenía locales sobre la Avenida Alvear y en el Unicenter, al igual que Montblanc. Cartier, mientras tanto, había tomado la misma decisión. 

Cabe recordar que la última firma de artículos de lujo que se marchó fue Kenzo –empresa propiedad del grupo Louis Vuitton Moëtt Hennesy (LVMH)- quien bajó la persiana tras la imposibilidad de importar.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas