Fraude_-_img_crop_1386268732589.png
Negocios

¿Tiene un ladrón en la empresa? Las 8 claves que describen su perfil

En el mundo, 7 de cada 10 empresas sufrieron en el último año del fraude corporativo. Cómo desenmascarar al malechor.  31 de Agosto 2015

Alguien está haciendo fraude. Trabaja silenciosamente y, aunque hace tiempo sus fechorías resuenan en la estructura financiera, la gerencia no logra desenmascararlo. 

En el mundo, 7 de cada 10 empresas han sufrido fraude al menos una vez en el último año. Ante esto, Kroll, empresa dedicada investigaciones corporativas, mitigación y control de riesgos, elaboró un perfil del perfecto estafador corporativo. 

A continuación, las 8 claves de la radiografía: 

- No se suelen tomar vacaciones. Prefieren no tomar un receso para no ser descubiertos cuando no están en la oficina.

- Son empleados de confianza. Generalmente se acercan a los dueños o presidentes de empresas y ganan su confianza rápidamente.

- Son los últimos que salen de la oficina al terminar la jornada. Es en esos periodos de tiempo en los que la oficina está vacía o con menor afluencia de público y empleados, en los que se cometen las arbitrariedades.

- Mantienen un bajo perfil dentro de la empresa. Con el fin de encubrir sus actividades, los defraudadores tratan de seguir con su “vida normal” al interior de las empresas, de tal manera que su conducta no despierte sospechas entre sus compañeros de trabajo ni superiores.

- Logran despistar por completo. Los defraudadores, en general tienden a tener una educación por encima de la media, son de trato agradable y representan al ciudadano común al simular una vida familiar estable.

- Van más adelante que todos. Los defraudadores día a día se están adelantando a los controles, pues suelen tener un conocimiento muy detallado de la forma en cómo opera la organización y sus sistemas de información.

- Se manejan como “dueños” del sector donde trabajan. Al tener conocimiento de todo tipo de controles y la confianza de sus superiores, se manejan dentro de su sector de forma muy natural y rápida.

- Rechazan injustificadamente ascensos o rotaciones. Generalmente no buscan ser promovidos ni cambiados de sector para no perder la relación con el proveedor con el que está haciendo su negocio paralelo.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas