Renault planea echar a 7500 empleados de cara al 2016
Negocios

Renault planea echar a 7500 empleados de cara al 2016

La automotriz estudia reducir su plantilla francesa considerablemente. Buscará que algunos trabajadores opten por su plan para jubilarse a los 58 años. 

15 de Enero 2013

El plan anunciado por la automotriz francesa Renault de cara al 2016 no se traduce en buenas noticias para sus empleados, ya que la compañía explicó que echará a 7500 personas en Francia, lo que representa el 16,8 por ciento de su plantilla. El objetivo de fondo es, según la compañía, la mejora de la competitividad-

"Es una propuesta hecha a los sindicatos en la sexta reunión de negociación mantenida con la dirección para mejorar la competitividad del grupo en Francia", explicó a la agencia Efe un vocero.

La intención de la empresa es no sustituir a las 5700 personas que deberían dejar la empresa de forma natural entre 2013 y 2016, la mayoría de ellos al jubilarse. Además, se pretende ampliar a toda la plantilla la opción de jubilarse a los 58 con un 75 por ciento de la pensión, siempre y cuando los obreros estén catalogados en un rango específico. Así, se eliminarían los puestos hasta alcanzar una supresión de 7500 empleados.

Renault _ IMG GR1
En un comunicado, Renault afirmó que si se lograra un acuerdo sobre esta proposición, eso posibilitaría proceder al ajuste que considera necesario "sin cerrar ninguna planta ni recurrir" a un plan de reestructuración, además de realizar "contrataciones en las competencias críticas".

En el mismo sentido, añadió que la empresa en ese caso acompañaría a los asalariados para "garantizar las formaciones o las acciones de reconversión en coherencia con las necesidades en competencias".  Según sus cálculos, disminuir en 7500 personas los efectivos en el periodo 2013-2016 permitiría un ahorro de gastos fijos de unos 396 millones de euros y eso contribuiría "de manera decisiva" a la recuperación de "márgenes de maniobra" para invertir y desarrollar sus actividades.

En concreto, y en la perspectiva de un ‘restablecimiento progresivo del mercado europeo‘ en el horizonte de 2016, el acuerdo daría pie a ‘un crecimiento de la producción en Francia más sostenido‘ que en el conjunto de Europa. Renault estima que ante la evolución de los mercados automovilísticos estos últimos años y la persistencia de incertidumbres a corto plazo en Europa, tiene que disminuir su estructura de costos fijos en un 12 % respecto a 2011. La compañía reafirmó, por otro lado, su intención de mantener en Francia las actividades centrales de actividad, así como las de dirección.

El objetivo para Renault con el proceso de negociación con los sindicatos en Francia -que continuará con una nueva sesión el próximo día 22- es reducir el diferencial de costos respecto a sus fábricas en otros países europeos. Según un documento presentado a los sindicatos hace varias semanas, el costo anual de un empleado en plantas francesas como las de Sandouville o Flins -incluyendo las cotizaciones sociales- ronda los 50.000 euros anuales, frente a unos 35.000 euros en las españolas de Palencia o Valladolid, y cerca de 11.000 en la rumana de Pitesti.

En España, precisamente, el fabricante automovilístico francés anunció 1300 nuevas contrataciones a cambio de ajustes en la evolución salarial y de los contratos. Los problemas de competitividad del sector en Francia no se limitan a Renault, ya que PSA Peugeot Citroen decidió el pasado mes de julio la supresión de 8000 empleos en el país y el cierre de la fábrica de Aulnay-sous-Bois, en la periferia norte de París.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas