Reino Unido: Blockbuster se presentó en concurso de acreedores
Negocios

Reino Unido: Blockbuster se presentó en concurso de acreedores

La filial inglesa de la cadena de alquiler de películas, que cuenta con 528 tiendas y 4190 empleados, anunció la medida y ya busca comprador. 

16 de Enero 2013

La misma situación que se vivió en la Argentina en el año 2010, cuando Blockbuster cerró sus puertas tras declararse en quiebra, vuelve a asomar hoy en Reino Unido, ya que la filial inglesa anunció que se presentó en concurso de acreedores. La noticia se conoce un día después de que HMV, la cadena de música inglesa, anunciara que cerraría sus puertas. Mientras tanto, Deloitte fue elegida por la compañía para buscar un comprador de todo el negocio o partes de él.

Blockbuster
Desde Deloitte, que tomó el control de HMV el martes, se explicó las 528 tiendas de Blockbuster continuarían operando con normalidad, según informó la agencia Efe. Sin embargo, no se hizo mención a los 4190 empleados que se desempeñan en la compañía de alquiler de películas, y que en el último tiempo había sumado otros servicios, como el alquiler de videojuegos.

Blockbuster, propiedad de la cadena de televisión por satélite estadounidense Dish Network, se convirtió en una víctima del sector minorista británico tras la Navidad, mientras muchas tiendas especializadas están teniendo problemas para competir contra supermercados como Tesco, minoristas online como Amazon, sitios de descargas como iTunes, de Apple, y servicios de películas on demand como Netflix o LoveFilm según explicaron especialistas consultados. 

Dish se había quedado con la compañía tras su quiebra, en una operación de US$ 320,6 millones. El nuevo dueño no pudo hacerle frente a la crisis por la que pasaba la empresa, que también cerró su filial de Canadá.

Cuando en 2010 la empresa pidió su quiebra en los Estados Unidos, amparándose en el artículo 11 de la Ley de Quiebras, aclaró que ésta no alcanzaba a sus sucursales en todo el mundo. Aunque la situación de la filial argentina fue diferente, ya que era propiedad de la casa matriz en un 98 por ciento, mientras que el porcentaje restante estaba en manos de Blockbuster Canadá. Por esa razón, al caer la sede central, los locales argentinos debieron bajar la persiana. 




¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas