Reid Hoffman, de LinkedIn:
Negocios

Reid Hoffman, de LinkedIn: "No buscamos entretener"

El co-fundador de la red social para profesionales es uno de los inversores de riesgo más prolíficos de Silicon Valley. Sus proyectos y la eterna lucha con Facebook.

 

25 de Julio 2012




Como con todo espíritu intranquilo, es difícil conectar con Reid Hoffman. Considerado uno de los emprendedores seriales de mayor peso y prolíferos en el selecto mundo de Silicon Valley, este estadounidense de 44 años, literalmente, vive sobre el avión. Sin embargo, quien lo cree un típico empresario tecnológico, de habla rápida, inquieto y de frases cortas, se encuentra en el mano a mano con un hombre con aura de filósofo, al que le gusta elaborar los conceptos que defiende, y que le huye a las frases hechas tanto como a la impaciencia. Tal aparente aire intelectual no quita que este hijo de abogados libertarios –quienes, más de una vez, lo llevaron a sus marchas y manifestaciones–, hoy, tenga participaciones en más de 13 proyectos. A través de su firma de capital de riesgo, Greylock Partners, tiene acciones en Groupon (descuentos online), Viki (red social de videos), Swipely (social online shopping), Shopkick (locación para compras móviles), Trialpay (publicidad transaccional), AirBnB (reserva de alojamiento), Facebook o Digg (sitio para compartir contenidos).  

Por día, recibe más de 40 propuestas de inversión y 500 mails, cuenta. Sus más recientes apuestas fueron Wrapp (regalos sociales) y Edmodo (educación). Pero, a pesar de una vida conectada a la red de redes, Hoffman no reniega de los medios tradicionales. En febrero, publicó “The start-up of you”. Junto a su co-autor, el también emprendedor Ben Casnocha, el Executive chairman de LinkedIn pone en negro sobre blanco la principal tesis que evangeliza por todo el mundo: “Cada individuo es, hoy, una pequeña compañía y todos los atributos de la empresa pueden aplicarse al individuo”. Tan abstracto –se recibió de Oxford para estudiar Filosofía– como pragmático, Hoffman sabe de lo que habla: co-fundó LinkedIn en 2002 y fue su CEO hasta 2007, cuando dejó el día a día y pasó, simplemente, a presidir su directorio.

Desde allí, monitoreó la salida a Bolsa de la red social profesional que, en cuanto a la evolución de la acción, representa, por el momento, el salto al parqué financiero más exitoso de una puntocom post Lehmann y post burbuja tecnológica. LinkedIn cotizó, por primera vez, en mayo de 2011, con una valuación inicial de US$ 4300 millones. El precio de salida era de US$ 45. Al cierre de la primera jornada, su cotización se había duplicado, hasta US$ 94,25. En diálogo con APERTURA, Hoffman cuenta por qué y anticipa las tendencias que ve para Internet y su rama más social.

¿Hacía dónde van las redes sociales?

La revolución social recién comienza. Una de las cosas de las que se habló mucho es que las redes sociales son plataformas que transforman iniciativas. Lo veo en la relación que establecieron Facebook y Zynga, en cuanto a juegos sociales. También, en el vínculo entre Facebook, Spotify y Pandora, en cuanto a la música. Pero la pregunta verdadera es cómo eso seguirá evolucionando. Parte de lo que sucede en estos días es que, cada vez más, vemos no sólo plataformas masivas, como Facebook, LinkedIn o Twitter, sino que aparecen redes especializadas. Por ejemplo, dos de mis más recientes inversiones fueron en Wrapp, que se centra en el negocio de tarjetas de regalos sociales, y Edmodo, que es una red social para educadores. Entonces, el marco para entender y comprender cómo las redes sociales evolucionan es que todos somos animales sociales.

¿Las redes sociales tienden a una segmentación cada vez más vertical?

Digamos que una dirección será en cuanto a protocolo y otra, en cuanto a plataformas.

¿Cuáles son los desafíos que percibe en ese contexto para los emprendedores?

Está el clásico problema de todo emprendedor, que es cómo logra generar una masa crítica para su negocio. Uno debe asegurarse de que lo que ofrece para este entorno social es una necesidad fundamental de la interacción humana. Por ejemplo, hacer una red social para coleccionistas de pastillas no es lo suficientemente amplio, ni está conectado a responder o cubrir una necesidad fundamental del ser humano. Por eso, educación o regalos son segmentos que funcionan tan bien en estos entornos. Otro reto es entender que un usuario de una red social sólo estará dispuesto a interactuar en un entorno así sobre un número definido y reducido de actividades. El ámbito de cada usuario para aprovechar redes sociales es limitado. Por eso, la red social, la oferta que cualquier entrepreneur quiera ofrecer, deberá ser lo suficientemente vertical y escalable para responder a este reducido número de interacciones.

LinkedInLa salida a Bolsa de Facebook fue aleccionadora en cuanto a la alternativa de los mercados de capitales. En cambio, las experiencias de LinkedIn (2011) o MercadoLibre (2007) fueron totalmente otras. ¿Qué cambió?

Creo que el mercado de IPOs no cambió mucho en cuanto a ser una alternativa para buscar inversión privada, ya que este tipo de inversores siempre buscan un horizonte de tres a siete años. Ahora, la forma correcta de evaluar este tipo de compañías públicas no pasa por mirar el próximo trimestre. Lo que debería estar buscando el inversor es si esta empresa será una entidad fundamental en un plazo de tres a cinco años. Significa fijarse en qué compañía está armando algo que cubrirá, en el futuro, una necesidad fundamental y humana.

No obstante, ¿no podría estar generándose una burbuja en el mundo de social networking?

La razón principal para que se genere una burbuja es si una empresa o un sector están sobrevalorados, en cuanto a su proyección a futuro. Si ese es hoy el caso, se lo dejo a otros para responder. Yo, cuando evalúo mis proyectos de inversión, tiendo a ser muy agresivo u optimista a largo plazo. Por ejemplo, me fijo si estos proyectos son o no parte de la condición humana y si pueden llegar a ser esenciales para la vida de las personas y, por eso, a largo plazo, se convertirán en algo muy valioso.

¿Cuál es su visión para LinkedIn en cinco años? ¿Hacia dónde espera verla evolucionar?

La idea básica de LinkedIn, hoy, es que cada uno tiene que gestionar su propio trabajo y su propia carrera, como un CEO de su propia vida. LinkedIn se convirtió en una de las plataformas esenciales para poder hacer eso: entender cómo invertir en uno mismo, cómo encontrar la información o los recursos indicados para resolver problemas de trabajo. Una parte es buscar un nuevo empleo. Pero no es lo único a lo que apunta LinkedIn. Sino que va mucho más allá, es una forma de encontrar expertos o personas de referencia. Por eso, esa sigue siendo la dirección en la que evoluciona hoy LinkedIn. La estrategia de la compañía se basa en tres pilares. Primero, la identidad; o sea, su marca personal. Segundo, encontrar información que le ayude a realizar mejor su trabajo. Y tercero, estar presente en todo momento y en todo lugar. Ello significa, principalmente, movilidad. Es hacia allí a dónde estamos llevando la empresa a futuro.

Una de las críticas más escuchadas por estos días es que LinkedIn no es tan social y no permite una interacción tan general como una plataforma como Facebook. ¿Cómo responde a ese argumento?

LinkedIn divide al mundo en ahorro de tiempo e inversión de tiempo. Otro tema es el entretenimiento que, si bien es muy valioso, es algo muy diferente a lo que busca LinkedIn. Porque cualquier cosa que se necesite en el mundo del trabajo se refiere, en última instancia, al ahorro de tiempo. O sea, cómo ser más eficiente a la hora de trabajar. Por eso, nosotros no tratamos de seducir a nuestros usuarios para que estén demasiado tiempo en el sitio. No buscamos ser entretenimiento. Procuramos y queremos ser efectivos, eficientes. Obviamente, la pregunta está: “¿No podríamos ser más divertidos, entretenidos al mismo tiempo que eficientes?”. Sí, eso también lo buscamos y estamos trabajando para ello. Pero, siempre, repito, procurando ser más eficientes.

¿Qué recomendaría a un emprendedor hoy, a diferencia de lo que le hubiera sugerido hace 10 años?

Veamos, ¿un emprendedor que está en dónde? Un emprendedor que piensa y busca una oportunidad internacional, global. (ríe) Pero que está basado ¿dónde?

Uno que está basado en un mercado emergente y uno que está en un mercado desarrollado.

Me enfocaré más que nada en lo que más sé, que es software. Mi recomendación sería tener, siempre, presente que, a escala global, cada producto nuevo compite de una forma mucho más veloz de lo que uno se imagina. Por eso, si bien uno debe estar enfocado en su reto local (generar sus primeros clientes, alcanzar rápidamente una masa crítica importante, generar facturación), al mismo tiempo, debe tener presente que competirá más rápido de lo que se imagina a nivel internacional. La segunda cosa es que, en software, creación e innovación, hoy, se generan en cualquier parte. Zynga arma juegos sociales muy interesantes desde su sede en Silicon Valley pero aprende y se inspira en lo que pasa en Corea. No copia lo que pasa allí sino que busca cosas útiles para su audiencia y, luego, desarrolla una versión de eso. Por eso, para estar siempre innovando su producto (algo que sea esencial y sustentable en el tiempo), uno tiene que estar enterado y buscando qué pasa en el mundo. La tercera recomendación es la necesidad de velocidad. Se lo recomiendo a mis emprendedores siempre y hoy, más que hace 10 años, es esencial. Aprendan a tomar sus decisiones de forma rápida, sin sacrificar intensidad de desarrollo o trabajo. No piensen que tienen días para tomar decisiones. Sepan hacerlo mientras.

¿Cómo evalúa el escenario de emprendedores de América latina contra uno como Asia?

Veo un potencial de crecimiento enorme. Una gran variedad de diferentes e interesantes mercados: Brasil, la Argentina, Chile. Es una de las áreas en las que el volumen de consumidores de Internet crece más rápido.

¿Dónde ve a Reid Hoffman en 10 años? ¿Aún en LinkedIn o haciendo otra cosa?

Me veo haciendo esto por mucho tiempo más.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Editor80 CMS Reportar Responder

Muy buen artículo, interesante escuchar a gente exitosa y además generosa en sus comentarios.

Videos

Notas Relacionadas