Empresa_busca_CEO_IMG_crop_1348236026517.jpg
Negocios

​Reemplazar a un CEO puede costar hasta U$S 112 mil millones en el valor de las acciones

Según un informe, las pérdidas pueden elevarse a esas cifras millonarias cuando el cambio es forzoso. 29 de Mayo 2015

Los ejecutivos no son eternos. Y por eso, reemplazarlos se vuelve indispensable. Pero cuando ese cambio se da de manera forzosa, el costo puede ser muy alto. Según Strategy&, parte de PwC, las compañías que se vieron obligadas a reemplazar a sus CEO presentaron pérdidas de U$S112 mil millones al año en el valor de sus acciones. Así, las 2500 empresas analizadas perdieron en promedio U$S1800 millones cada una.

Según este estudio, los cambios inesperados de ejecutivos impactan marcadamente en el valor de las acciones. La media del retorno total cae a -13 por ciento en el período previo a que suceda el reemplazo, y solo se recupera hasta un -0,6 por ciento al año siguiente. Sin embargo, si el cambio es planificado, la caída llega a -0,5 por ciento durante los doce meses anteriores y a -3,5 por ciento.

De todas maneras, el informe de Strategy& afirma que el porcentaje de las sucesiones planeadas alcanzó el 86 por ciento en el 2014, 7 puntos más que en 2013. En el 2000, esa cifra llegaba apenas al 65 por ciento. La consultora asegura que si las compañías más grandes del mundo pudieran disminuir a 10 por ciento el promedio de sucesiones forzadas (a partir de la media del 19 por ciento entre 2011 y 2013), podrían sumar U$S60 mil millones al valor de sus acciones.

En el caso de las empresas que planificaron sucesiones durante el 2014, un 78 por ciento promovió a un trabajador de la misma compañía.  Para Ariel Fleichman, socio de Strategy&, “cuando las compañías hacen una planeación correcta de la sucesión de su CEO, hacen que la gobernabilidad del mismo se convierta continuamente en un tema de agenda y que el trabajo esté un paso adelante”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas