Radiografía del mercado de los aires acondicionados
Negocios

Radiografía del mercado de los aires acondicionados

En 2008 se produjeron en Tierra del Fuego 1,3 millones de unidades y el año pasado 1,6 millones. Las causas detrás del consumo. 

08 de Noviembre 2012




Prender el aire acondicionado y estar fresco. La mejor idea cuando la temperatura sube y el clima se torna agobiante. La falta de electricidad, sin embargo, afecta la chance de encender el electrodoméstico que, en los últimos tiempos, vivió cambios en sus niveles productivos.

La demanda, por su parte, se vio incentivada, entre otras cosas, gracias al abanico de ofertas que ofrecen los bancos. Las cuotas sin interés arrancan en 12 meses y se estiran, en algunos casos, hasta 36. Algo similar sucede con los descuentos. De acuerdo con el banco, el beneficio del ahorro va desde el 10 por ciento hasta el 15, y en el medio se abre la posibilidad de renunciar al descuento para agregar meses al plan de pago, aunque, obviamente, siempre sin interés.

Aire acondicionado
De acuerdo con Horacio Lazarte, economista de Abeceb.com, el mercado es uno de los más dinámicos si de ventas se trata, y esto se ha reflejado en los últimos tiempos. “En el primer semestre hay un 43 por ciento más de ventas (que el mismo período de 2011), y esto obedece a las políticas de favorecimiento de consumo, como el acceso al crédito, el mantenimiento de las tasas de interés y la posibilidad de contar con cuotas”, explicó en diálogo con Apertura.com.

La demanda de los aires acondicionados creció con fuerza en los últimos tres años. En 2008, la producción de equipos en Tierra del Fuego –donde está instalado gran parte del parque electrónico de las empresas- fue de 1,3 millones de unidades. La producción estuvo alineada con la oferta, al igual que sucedió en 2009. Allí, con la crisis internacional como marco, las industrias decidieron acotar sus niveles de producción a 600 mil unidades, demostrando que el mercado de los aires acondicionados es por demás dinámico.

En 2011, mientras tanto, la situación repuntó y las máquinas comenzaron a funcionar con mayor ritmo a aumentar el volumen productivo. Así, se produjeron 1,6 millón de unidades en tierras fueguinas. Sin embargo, se espera que 2012 cierre su año productivo con 1,4 millón de productos armados. Por detrás se esgrime una explicación: el mercado ya tiene stock como para no demandar el mismo volumen que el año pasado.

Sin embargo, más allá de los niveles productivos, Lazarte afirmó que “este sector es sensible a la volatilidad de ingresos: cuando hay volatilidad ahí o en las condiciones de crédito, se resigna este mercado”.

La instalación de las plantas en Tierra del Fuego se dio, según aseguró Lazarte, como “forma de saltar las medidas arancelarias”. Así, para no perder la posibilidad de luchar en el mercado, decidieron sentar bases en el sur de la Argentina. “Es más económico traerlos que hacerlos acá. Si no estuvieran las barreras, sería así”, vaticinó.

Mientras tanto, con el verano cerca, la posibilidad de remarcar los precios se vuelve más factible. “No habría inconveniente en subir los precios, porque no hay competencia que los frene. La lógica dice que aumentarían”, sentenció el economista.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Editor80 CMS Reportar Responder

Decir "aires acondicionados" es incorrecto. Se trata de "acondicionadores de aire".

Videos

Notas Relacionadas