Qué es el shale oil y el shale gas
Negocios

Qué es el shale oil y el shale gas

Los hidrocarburos no convencionales se ubicaron en el centro de la escena nacional. En qué se diferencian de los convencionales y cómo es el método de extracción. 

07 de Marzo 2014

Cristina habla de ello en sus discursos, los especialistas en combustibles lo nombran todo el tiempo y Miguel Galuccio, presidente de YPF, toca el tema cada vez que se refiere a Vaca Muerta. Se trata del shale oil y el shale gas, dos hidrocarburos no convencionales y estrellas en las exploraciones en busca de combustibles que se hacen en el mundo.

Quienes no están en el tema, pueden verse perdidos por los términos técnicos. Los hidrocarburos convencionales son aquellos que se formaron en una roca, llamada “roca madre”, y con el paso del tiempo se movieron hacia otras rocas, que son más permeables, llamadas “reservorios convencionales”.

Mientras tanto, los hidrocarburos no convencionales se formaron en la “roca madre” y todavía siguen allí. Esa roca no es tan permeable como los “reservorios convencionales”, por lo que su extracción es más compleja. Entre los hidrocarburos no convencionales se encuentran el shale oil y el shale gas. Pero cabe aclarar que los combustibles que provienen de los hidrocarburos no convencionales son los mismos que se obtienen de los convencionales. La diferencia entre ambos radica en dónde se encuentran y cómo se extraen.

Cabe aclarar que el término shale suele traducirse como "lutita” o “esquisto", aunque no es muy frecuente encontrarlo en castellano, por lo que la denominación "shale" es la más escuchada. 

fotos - cuadro piedras copiaComparación. Hidrocarburos convencionales y, a mayor profundidad, el shale. Foto: Prensa YPF.

A la hora de perforar, los hidrocarburos no convencionales pueden diferenciarse, entre ellos, por la profundidad en que se encuentran. Por ejemplo, en la cuenca Vaca Muerta, en Neuquén, el shale está a una profundidad que oscila entre los 2500 y los 3000 metros, muy por debajo de los acuíferos (a 300 metros de profundidad), según informó YPF. Mientras tanto, en la cuenca Marsellus, ubicada en Pennsylvania, el shale está a 400 metros de profundidad.

Los costos, mientras tanto, varía de acuerdo a qué tipo de hidrocarburo se quiera extraer. Los mismos se incrementan 3 a 1 cuando se trata de hidrocarburos no tradicionales versus hidrocarburos tradicionales, de acuerdo con datos del  Instituto Argentino del Petróleo y Gas (IAPG).

La cuenca Vaca Muerta tiene una extensión de 30 mil kilómetros cuadrados, de los cuales YPF explotará unos 12 mil kilómetros cuadrados. Uno de los mecanismos más conocido para extraerlo es el fracking, que básicamente consiste en realizar pequeñas fracturas en la roca –que no es permeable, por lo que no se “filtra” el combustible- e inyectar un fluido a mayor presión que la realizada para “romper” la roca, con el objetivo de facilitar la permeabilidad.

De acuerdo con el sitio Tierra y Tecnología, especializado en hidrocarburos, la técnica de fracking se utilizó, desde que fue descubierta en 1946, en 1 millón de pozos, y en más de 100 en Europa en los últimos 10 años.

Mientras tanto, según YPF, el proceso para extraer el shale requiere entre 50 y 100 días para poner en marcha la operación de fracking, entre 1 y 2 días para la inyección a presión y, una vez realizado el trabajo, el rendimiento productivo del pozo puede oscilar entre los 20 y los 40 años.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas