tarjeta_de_credito_img_crop_1395409737019.jpg
Negocios

Qué conviene: pagar en efectivo con descuento o financiarte con la tarjeta a 12 meses

A priori, los beneficios del financiamiento deslumbran a los consumidores. Pero no todo es lo que parece. Claves para saber cuándo abonar de una forma y cuándo de otra.  Por Carla Quiroga 23 de Septiembre 2015

 

La fiebre de los argentinos por sacarse  de encima los pesos generó que en lo que va del año gastaran $ 400.000 millones en compras con tarjeta de crédito y el financiamiento fue uno de los principales impulsores del fenómeno. Para tener una idea, el 45 por ciento fueron operaciones en cuotas y de ese porcentaje, un 15 por ciento correspondieron al programa Ahora 12.

Sin embargo, no siempre comprar en cuotas es un negocio redondo para licuar los efectos de la inflación. Todo depende si le ofrecen descuento por el pago cash y de qué porcentaje es ese beneficio.​​

La conclusión es que en algunos casos un buen descuento en efectivo puede llegar a compensar las 12 cuotas sin interés. Y que nunca ese beneficio es el mismo de la inflación. De hecho, con una inflación estimada de 30 por ciento anual, comprar financiado en 12 cuotas te permite ahorrarte sólo 15 por ciento porque lo que le vas ganando a la inflación es alrededor del 2,5 mensual, no 30 por ciento.

Otro tema es el impacto que tiene sobre el bolsillo. Hay que tener en cuenta que a medida que pasan los meses se licúa la mejora de paritarias por la inflación porque es mayor el impacto del aumento de precios en el resto de los gastos como por ejemplo servicios. Entonces, la cuota que no “dolía” al bolsillo con los meses, ahora, aprieta.

Buena receta

Una buena alternativa para quien, por ejemplo, decide realizar una compra de $ 15.000 y tiene el dinero en la cuenta, es aceptar la financiación, y depositar la diferencia en un plazo fijo que deja un promedio de 23 por ciento anual. En este caso, el especialista en finanzas Mariano Otalora estima que lo que el comprador gana sobre la compra del producto es del 10 por ciento. Además del beneficio del 15 por ciento de la financiación, siempre considerando un contexto macro con una inflación del 30 por ciento.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas