Post derrota, cómo motivar a los equipos de trabajo
Negocios

Post derrota, cómo motivar a los equipos de trabajo

Pese a no haber logrado la Copa, la evolución en el juego y el desempeño alcanzado son una buena excusa para que el clima laboral levante cabeza. Mascherano, el líder.  Por Joaquín Garau 14 de Julio 2014

 

 

Mario Götze la paró de pecho y dejó a los argentinos sin Copa del Mundo. “Encima mañana es lunes”, escribieron muchos usuarios en Twitter. Si bien no es el fin del mundo, sí era la Final del Mundo. Pero el dolor de haberse quedado afuera tras un gran desempeño es una buena oportunidad para los gerentes de recursos humanos que deseen motivar a sus equipos.

“Es buen momento para hablar del rol de ser segundo, de llegar y no tenerlo”, explicó, en diálogo con Apertura.com, Andrés Hatum, director del Centro de Investigación Grupo Rhuo del IAE Busines School.

De acuerdo con Hatum, el crecimiento de menor a mayor del equipo de Alejandro Sabella es una buena oportunidad. “Se vio cómo se fue conformando un equipo con pocas expectativas al principio del proyecto. La situación es ideal para una buena charla de motivación y para hablar de qué se trata llegar a la meta y no cumplir el objetivo”, completó el especialista.

Distinto fue el caso de Brasil, que tras el 7 a 1 no había, según Hatum, charla motivacional que alcance. “Fue muy distinto con nosotros, que llegamos a la final construyendo un equipo que trascendió el rol de Lionel Messi. En el caso de Brasil, se puede hablar cuando esté todos más frío, de manera más racional, y analizar cómo se llegó a eso”, indicó.

undefined

Mundial. En la India, un chico cuelga las banderas argentinas para su venta. Foto: Reuters.

Mi capitán. Si bien Messi lleva la cinta de capitán en el brazo, el equipo se rindió ante la motivación de Javier Mascherano y su frase de cabecera al arquero Sergio Romero (“Hoy te convertí es en héroe”).

“Mascherano viene siendo líder hace tiempo. Messi no es líder en la cancha, es un gran jugador. Es decir, Messi tiene el talento técnico y Mascherano el directivo”, comparó Hatum con la organización empresarial.

Y agregó: “La teoría habla de autoridad formal (Messi) e informal (Mascherano). Uno quiere tener de gerente general a Mascherano y como empleado estrella a Messi, que se adapta a jugar en equipo”.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas