Hillary Cardinell, 3, right, chats with a man dressed as Santa Claus inside the Cherry Creek Mall in Denver, Colorado, U.S., on Friday, Nov. 23, 2007, also known as Black Friday, the day after the Thanksgiving Holiday. Shoppers crowded U.S. stores in search of discounts as retailers slashed prices and opened early after analysts forecast the slowest holiday shopping season in five years. Photographer: Matthew Staver/Bloomberg News
Negocios

Papá Noel se salvó de la quiebra en el último minuto

Dianordia, la dueña de la oficina de Santa Claus, fue comprada por el grupo Lapland Safaris y pudo pagar la deuda de €206.000 que tenía con el Gobierno de Finlandia. 28 de Agosto 2015

A solo cuatro meses de la Navidad, y justo cuando parecía que Papá Noel estaba a punto de perderlo todo, la compañía Dianordia, propietaria de la oficina de Papá Noel en Rovaniemi (Laponia), finalmente consiguió el dinero para pagar una deuda de €206.000 (unos US$ 230.000 aproximadamente) que mantenía con el fisco.

Según la agencia EFE, Dianordia se salvó de la bancarrota gracias a la inyección de capital del grupo turístico finlandés Lapland Safaris, que compró una participación mayoritaria de la empresa que gestiona la aldea de Papá Noel, una de las mayores atracciones turísticas de Finlandia con más de 300.000 visitantes al año. "Con esta adquisición queremos asegurarnos de que la historia de la Navidad y Papá Noel continúe, evolucione y se mantenga viva en el futuro en la aldea de Papá Noel", dijo en un comunicado Jyrki Niva, responsable de Lapland Safaris.

"Queremos utilizar nuestra capacidad en la creación de experiencias para desarrollar la oficina de Papá Noel y convertirla en una atracción aún más mágica", añadió Niva. Este grupo turístico, el mayor de los países nórdicos con 150.000 clientes anualmente, se dedica desde 1982 a organizar todo tipo de actividades de ocio y aventura en Laponia, desde paseos en trineo tirado por perros o en moto de nieve hasta excursiones para observar las auroras boreales.

La oficina de Papá Noel, fue fundada en 1992 a las afueras de Rovaniemi, capital de la Laponia finlandesa, junto a la línea del círculo polar ártico. Desde entonces mantiene abiertas sus puertas todos los días del año de forma gratuita para permitir a niños y adultos de todo el mundo conocer en persona al entrañable personaje navideño.

Con una facturación anual de € 1.8 millones (más de US$ 2 millones), Dianordia empezó a sufrir problemas financieros a raíz de la crisis económica en Europa, de donde proviene la mayor parte de los turistas que visitan la aldea de Papá Noel. Luego, su situación empeoró cuando la crisis se extendió a la vecina Rusia, golpeada por el desplome del precio del petróleo y las sanciones de la Unión Europea y Estados Unidos por su papel en el conflicto de Ucrania. Dianordia comenzó a endeudarse como consecuencia de la retracción del turismo, hasta que la semana pasada un juzgado amenazó con liquidar la empresa si esta no abonaba esa cantidad en el plazo de siete días.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas