Nokia perdió 3308 millones de euros en nueve meses
Negocios

Nokia perdió 3308 millones de euros en nueve meses

Sin embargo, los resultados terminaron siendo menos graves que los esperados por el mercado. 

18 de Octubre 2012

Nokia recibió un golpe y no por parte de sus rivales del mercado de los teléfonos móviles, sino desde las hojas de resultados financieros de su compañía, que registró una pérdida extraordinaria. Entre enero y septiembre de 2012, el fabricante finlandés perdió 3308 millones de euros, frente a los 92 millones de pérdida del mismo periodo de 2011.

Mientras tanto, las ventas también tuvieron sus números en rojo y disminuyeron un 22,7 por ciento, respecto a los nueve primeros meses de 2011, hasta los 22.135 millones de euros. ¿La razón? La creciente competencia en el segmento de los smartphones como en el mercado de los teléfonos de baja gama.

Nokia - IMG
En una entrevista con este medio, Stephen Elop, CEO de Nokia, había advertido que la situación que vivía la empresa era difícil pero que estaban trabajando para revertirla. Sin embargo, los números mostraron un panorama gris. Prueba de ello son las pérdidas operativas (aquellas en las que los gastos de explotación superan los beneficios brutos) que registró en el mismo período. Las mismos pasaron de 119 millones de euros a 2742 millones, es decir, fueron 23 veces mayores.

En el comunicado donde se explicó la situación de la empresa, difundido por la agencia Efe, se adjudicó la crisis financiera a que la empresa atraviesa por un "período de transición" para sustituir el antiguo sistema operativo para smartphones Symbian por el nuevo Windows Phone de Microsoft.

Mientras tanto, la facturación de los dispositivos de gama baja cayó un 22 por ciento, hasta los 6968 millones de euros, por la creciente competencia de los fabricantes asiáticos, que obligaron a la compañía a rebajar sus precios para frenar la pérdida de cuota. Las ventas entre julio y septiembre cayeron un 19 por ciento, con retrocesos en la facturación de todas sus divisiones excepto la de redes de telecomunicación, Nokia Siemens Networks, que crecieron un discreto 3 por ciento. En el mismo sentido, los resultados también fueron negativos en el tercer trimestre del año, cuando la pérdida neta atribuida ascendió a 969 millones de euros, frente a los 68 millones negativos del mismo periodo de 2011.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas