Montamat: “La Argentina va hacia una energía escasa, más cara y con menor calidad
Negocios

Montamat: “La Argentina va hacia una energía escasa, más cara y con menor calidad"

El ex secretario de Energía de la Nación y ex presidente de YPF analiza la política energética del gobierno. Qué pueden hacer las pymes para continuar sus planes de expansión.

Por Laura Mafud 30 de Abril 2014

 


Ex secretario de Energía de la Nación, ex presidente de YPF y ex director de Gas del Estado, Daniel Montamat, al frente de la consultora Montamat & Asociados, conversó con Pyme y analizó el sector energético en la Argentina y su impacto sobre las pymes industriales que quieren expandirse. En este sentido, Montamat divisa tres frentes. “El déficit de la balanza comercial energética, que en 2013 fue de u$s 6300 millones, está impactando en las cuentas externas. Que se puedan frenar otras importaciones, pero no las de energía, es un problema para las empresas”, comenta.

Otro impacto está determinado porque esa energía se importa a precios internacionales, pero se paga subsidiada. “Los subsidios presupuestarios a la energía son un problema para las cuentas públicas porque están financiando con papel pintado, con emisión inflacionaria. Esto es causa de inflación, que perjudica a las empresas porque no saben con qué estructura de costos se van a enfrentar”. En línea, destaca un tercer punto: “Cuando decide ampliar su planta, se pregunta si va a contar con suministro energético seguro y a qué precio. El sector no puede despejar esas dudas. Y, así se instale en una buena zona, va a tener cortes. Aparte, al ser un consumidor nuevo, por esa ampliación, queda librado a los precios no subsidiados”.

Daniel Montamat

Textual. "El déficit de la balanza comercial energética, que en 2013 fue de u$s 6300 millones, está impactando en las cuentas externas", asegura Daniel Montamat, ex Secretario de Energía.

- En los cortes de diciembre, muchas firmas recurrieron a equipos electrógenos. ¿Es una inversión que hoy no se puede obviar?
- Lo puede resolver pero a altísimo costo. Con esos equipos, está pagando, hasta 15 veces el costo de la energía comercial. Hay que ver si el equipo suple toda la demanda de energía. Y está el problema de conseguir gasoil, si es para varios días. Es muy problemático.

- ¿Algún empresario pyme le expresó dudas acerca de expandirse por problemas energéticos?
- Sí, por supuesto. El que ya está, se las arregla como puede. Hay casos que intentan generar su propia energía o proyectos de biomasa interesantes. Pero, el que tiene que instalar una nueva planta o ampliar, duda. Sabe que la Argentina va hacia una energía escasa, más cara y con menor calidad de servicio. Cualquier quita de subsidios determina aumentos. Los anuncios recientes trataron de minimizar el impacto en las empresas porque, si no, se lo trasladan a costos y éstos van a precios y generan un espiral inflacionario. Los empresarios saben que la energía que reciben con subsidio la van a tener que pagar a precios plenos. Y, si viene del exterior, llega con los precios de excedencia internacional y con los de los fletes.

Los subsidios presupuestarios a la energía son un problema para las cuentas públicas porque están financiando con papel pintado, con emisión inflacionaria. Esto es causa de inflación.

- ¿Cómo se debería reencarar la política energética para motorizar la expansión industrial?
- En un país desarrollado, la energía es parte de la solución, no del problema económico. Acá, es parte del problema. Se necesita una política energética basada en el largo plazo (20 años), reglas y precios. La energía tiene que pagar los costos económicos, porque cuando quiere manejar un sistema de subsidios energéticos, se termina distanciando demanda y oferta. La demanda incorpora artefactos y demanda más energía pero la oferta entra a consumir stock y no repone. Entonces, hay que volver a importar. Mejor tener un sistema de precios que reflejen costo económico y una tarifa social. No hay que aprender nada, sino copiar lo que funciona.

- ¿Qué puede hacer una pyme?
- A curarse en salud. Lo que sea conducente a la eficiencia energética, vayamos haciéndolo. Si la inversión no se justifica en costo-beneficio, porque aún recibo energía subsidiada, se va a justificar pronto. Me refiero a la inversión para transformar equipos, hacer cogeneración, reemplazar algún motor eléctrico, usar paneles solares. Todo lo que ayude a aumentar la eficiencia energética es una buena medida que tienen que tomar las empresas. Va a ser útil hoy y más beneficioso en términos presupuestarios, mañana.

- ¿Cómo evalúa la quita de subsidios anunciada por el Gobierno?
- Inician un camino y lo hacen en el peor momento, con la economía en recesión, el salario sufriendo el deterioro inflacionario y cuando a la gente le aumentan otras cosas que afectan al bolsillo.

La edición original de este artículo se publicó por primera vez en el suplemento Pyme de El Cronista (24/04/2014).



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas