McDonald’s dejará de usar pollos criados con antibióticos
Negocios

McDonald’s dejará de usar pollos criados con antibióticos

La medida se aplicará de manera gradual y alcanza a los Estados Unidos. El papel de las “superbacterias”.  04 de Marzo 2015

McDonald’s anunció que, en los Estados Unidos, dejará de adquirir de forma gradual pollos criados con antibióticos para combatir infecciones humanas. De esta forma, obligará a los productores a cambiar sus prácticas en la lucha contra las peligrosas “superbacterias”.                 

Así, la mayor cadena mundial de restaurantes anunció que, en un plazo de dos años, solo comprará en Estados Unidos pollos criados sin antibióticos vitales en la medicina humana.                 

La política de McDonald’s comenzará en los criaderos, donde las aves son inyectadas a veces con antibióticos cuando están aún dentro del cascarón.                 

“Estamos escuchando a nuestros clientes”, dijo Marion Gross, vicepresidenta de la cadena de suministro de McDonald’s para América del norte, en una entrevista a Reuters concedida antes del anuncio de la compañía.      
 

   
Agregó que la compañía está trabajando con sus proveedores locales de pollos, incluido Tyson Foods, para llevar a cabo la transición.                 

Aunque el uso veterinario de antibióticos es legal, el aumento de la tasa de infecciones humanas por bacterias resistentes a los antibióticos, defensores de los consumidores y expertos en salud pública se han vuelto más críticos con la práctica de administrar rutinariamente antibióticos a las aves, el ganado y los cerdos.              
El uso frecuente de antibióticos de dosis baja, una práctica usada por algunos productores de carne, puede intensificar este efecto. El riesgo, aseguran, es que las denominadas “superbacterias” puedan desarrollar resistencia cruzada a antibióticos que sí tienen importancia médica.                 

Las “superbacterias” están relacionadas con una cifra estimada de 23.000 muertes humanas y 2 millones de enfermedades cada año en Estados Unidos, y hasta US$ 20.000 millones en costos directos en cuidados de salud, según los Centros de  Control y Prevención de la Enfermedades.  

Asimismo, la medida afecta solo a los cerca de 14.000 locales de McDonald’s en Estados Unidos, y no a los 22.000 que tiene a nivel internacional aproximadamente, al menos por ahora.           



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas