¿Los pasajeros pagarán algún día por el WiFi en los aviones?
Negocios

¿Los pasajeros pagarán algún día por el WiFi en los aviones?

Los largos viajes tientan a los usuarios a desembolsar el dinero por el servicio pero, ¿lo hacen realmente?

Por Justin Bachman 16 de Diciembre 2013




La industria aeronaútica fue rápida en alabar las nuevas reglas federales que permiten que los pasajeros mantengan prendidos sus aparatos digitales durante los despegues y aterrizajes. Lo que está menos claro es cuánto impulsará la decisión el uso del servicio de WiFi a bordo que, hasta ahora, ha sido más impulsado por las aerolíneas estadounidenses que usado por el público viajero. La mayoría de los clientes del WiFi a bordo han sido viajeros de negocios en vuelos largos, con los fees cubiertos por sus empleadores. “La productividad es crítica”, dice Henry Harteveldt, consultor de la industria de viajes de Hudson Crossing, y el cambio de reglas de la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos “devuelve entre 30 a 45 minutos de tiempo… perdido cuando había que apagar los aparatos”. El cambio de reglas “rejuvenece” el mercado de acceso a Internet pero solo, agrega Harteveldt, si las aerolíneas y proveedores de WiFi pueden encontrar los precios correctos. Los actuales van desde US$ 8 por vuelo en Southwest al doble valor de Gogo de US$ 14 diarios o US$ 49,95 mensuales por uso ilimitado.

Los fabricantes de aparatos también le dieron la bienvenida a la regla, y Amazon incluso ofreció un descuento del 15 por ciento en sus tablets Kindle el lunes en una promoción que decía: “Gracias, FAA”. Para las aerolíneas y sus socios inalámbricos, la prueba será si el fin de las restricciones de los aparatos lleva a la adopción gradual del WiFi por parte de los viajeros particulares hambrientos por entretenimiento a bordo.

pasajeros - img
Se espera que el sistema de a bordo de Southwest, creado por Row44, maneje acceso WiFi “puerta a puerta” en los próximos meses, mientras que JetBlue Airways pronto lanzará su primer producto de Internet, prometiendo velocidades de banda ancha igual de rápidas que pueden obtener en su casa. La aerolínea planea dos niveles de servicio: gratuito para acceso básico y una versión paga, con precios sin revelar, que permitirá el streaming de videos.

Hacia fines de año, el número de aviones comerciales con conexiones WiFi o de celular será de 4000 o cerca del 21 por ciento de la flota global, según la firma de investigación IHS; para 2022, la mitad de la flota mundial de aviones tendrá conectividad inalámbrica. “El gran desafío para las aerolíneas ahora es informar a los pasajeros de los servicios que ofrecen y lograr que paguen por el acceso”, dijo Heath Lockett, analista senior de IHS, en un comunicado. “Con el cambio en las reglas de FAA reuniendo gran atención de los medios, las aerolíneas ahora tienen la posibilidad de llevar su mensaje fuera de los pasajeros aéreos de los Estados Unidos”.

Ciertamente están tratando. JetBlue dijo que su primer vuelo bajo la nueva regla despegó hacia Buffalo el viernes, apenas 15 minutos después de recibir la aprobación de la FAA para ofrecer el uso “puerta a puerta” de los aparatos electrónicos personales, y los pasajeros sostuvieron en alto sus gadgets para una foto celebratoria emitida por la aerolínea. Delta también comenzó a volar sin restricciones el viernes y subió una larga sesión de preguntas y respuestas en su sitio web para responder sobre qué implica para los pasajeros.

Hacia fines de año, el número de aviones comerciales con conexiones WiFi o de celular será de 4000 o cerca del 21 por ciento de la flota global.

JetBlue está lanzando un nuevo sistema de WiFi satelital de ViaSat en tres aviones este año y se espera que su flota de Airbus A320 entera esté equipada con el producto para fines de 2014. Gogo, el mayor proveedor de WiFi aéreo-terrestre, está lanzando un sistema híbrido de satélite y torres terrestres que asegura será 20 veces más rápido que su tecnología actual. El nuevo acceso se lanzará en Virgin America en la segunda mitad de 2014.

La mayoría del público viajero sigue lejos de estar conquistado por el WiFi a bordo. En documentos regulatorios, Gogo dice que su tasa de uso en los aviones es de un promedio de solo el 6 por ciento, aunque el uso es más alto en los vuelos que cruzan el país. La semana pasada, DISH Network anunció que permitiría que los pasajeros de Southwest en Chicago, Denver y Oakland tuvieran streaming gratuito.

Ese tipo de obsequios enfatiza el bajo nivel de interés de los pasajeros, dice Tim Farrar, presidente de la firma de investigación TMF Associates. Las cosas gratuitas no son sustentables en el largo plazo, dice, dados los costos de proveer un servicio rápido.
John LaValle, CEO de la compañía padre de Row44, Global Eagle Entertainment, cree que el apoyo de la FAA a los aparatos personales llevará finalmente a que más trabajadores se conecten a la oficina o a Facebook durante su vuelo entero en el próximo futuro. “No se va a duplicar”, dice LaValle sobre el uso del WiFi a bordo, “pero esperamos que tenga un crecimiento significativo”.

Foto: Bloomberg. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas