Los mejores CEOs de América latina
Negocios

Los mejores CEOs de América latina

Ranking exclusivo con los ejecutivos de más alta performance de la región, según Harvard Business Review. 

 

29 de Agosto 2012




No es fácil liderar una empresa en una región como América latina. Sin embargo, los ejecutivos que conforman este relevamiento lograron aumentar, en grandes porcentajes, la rentabilidad total de los accionistas. Son los 50 CEOs con mejor desempeño de la región, según un relevamiento de Harvard Business Review, cuya elaboración lideró Francisco Fragueiro, director del Centro ENOVA Thinking, de IAE Business School, y en el que, también, participaron una red de empresas y CEOs regionales. El puntapié de la investigación: otro ranking, de hace tres años, que compilaba a casi 2000 CEOs, a escala mundial.

El porqué de la elección de América latina es que, frente a la recesión global, sus compañías resistieron la crisis mejor que las del mundo desarrollado. Gracias a los cracks financieros y devaluaciones que enfrentó la mayoría de los países en los ’90 y 2000 –como la Argentina, Chile y México–, las firmas tenían un apalancamiento (o relación deuda-capital) relativamente bajo. Esto les permitió no sólo resistir la tormenta, sino invertir en crecimiento. Las luces amarillas, sin embargo, están encendidas. La volatilidad no le es ajena a la región, mientras que algunos países ya aplican políticas de proteccionismo que pueden perjudicar el intercambio regional (como la Argentina y sus restricciones a las importaciones). Para realizar el relevamiento, se recolectaron datos de 294 CEOs de 197 empresas públicas de la Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela.

En lugar de medir el resultado a través de las ventas e ingresos anuales, se tomó como variable principal la rentabilidad total de los accionistas, para determinar cuánto generaron los managers para los inversionistas. Se tuvieron en cuenta ejecutivos que asumieron en su cargo entre 1995 y 2009. Los resultados muestran el liderazgo de Brasil. Los cinco mejores representan empresas verdeamarelas. De hecho, el país vecino lidera el listado total, con 26 ejecutivos, seguido por México, con 10. La Argentina, en cambio, sólo contabilizó cuatro.

Sau PauloCon respecto a las industrias, encabezan las de bienes de consumo: bebidas, productos alimenticios y de cuidado personal (20 por ciento de los managers). Del otro lado, telecomunicaciones sólo tiene cuatro representantes. Los 50 CEOs con mejor desempeño generaron un promedio de rentabilidad total de accionistas de 1440 por ciento, ajustada por efectos de tasa de cambio, durante el promedio de 8,8 años que estuvieron en el cargo. Los CEOs de la lista mundial, en cambio, habían generado un promedio de 997 por ciento. Esto arroja una rentabilidad anual compuesta del 38 por ciento, contra el promedio mundial de 32.

Además, aumentaron la riqueza de sus accionistas un promedio de US$ 8400 millones, ajustados por inflación, dividendos y recompras de acciones, y acciones emitidas. Las empresas multinacionales, que, según HBR, pueden representar hasta un 30 por ciento de los ingresos corporativos de América latina, sólo tuvieron cinco ejecutivos posicionados en el listado: los número uno de AmBev, CST (subsidiaria de Arcelor Mittal), Souza Cruz (subsidiaria de British American Tobacco) y Banco Santander-Chile.

La alegría brasileña

El CEO con mejor desempeño en América latina, según HBR, es Maurício Novis Botelho, quien presidió Embraer entre 1995 y 2007. Lideró la compañía durante su privatización, cuando reportaba pérdidas de alrededor de US$ 200 millones. De hecho, la fabricante de aviones escapó de la bancarrota varias veces sólo por las inyecciones de capital del gobierno.

Novis Botelho instituyó una cultura corporativa enfocada en la satisfacción del cliente y logró convertir a Embraer en una firma que compite mano a mano con rivales internacionales. El ejecutivo renunció en enero de este año como chairman de la junta, en la que permanecía desde 2006. Es ingeniero mecánico y oriundo de Río de Janeiro. Desde marzo de 2010, además, se asoció a Arsenal Finanzas, una empresa de finanzas corporativas con foco en M&As. En la segunda posición, se ubicó Roger Agnelli, quien fue CEO de Vale entre 2001 y 2011. Formado en Economía, trabajó en el Banco Bradesco, institución de la que fue director Ejecutivo en 1998.

En ese momento, Vale do Rio Doce, que controlaba una de las principales minas de Brasil, fue privatizada, con un financiamiento subsidiado. Entre los evaluadores, estaba el banco, que, luego, creó una empresa, llamada Bradespar, para figurar en el cuadro de controlantes, con el 17,4 por ciento de acciones. En el mercado, aseguran que la presidenta Dilma Rousseff habría usado la influencia gubernamental para remover a Agnelli, luego de años de acusaciones de que no estaba haciendo lo suficiente para impulsar el desarrollo económico brasileño. En diciembre de 2011, el ejecutivo creó AGN Participaciones, una inversora enfocada en el sector de commodities. Durante su gestión, Vale aumentó la capitalización bursátil en US$ 132.000 millones. Cierra el podio Benjamin Steinbruch. Desde 2002, está al frente de Compañía Siderúrgica Nacional (CSN).

También, es CEO de Vicunha Steel y de numerosas compañías parte del holding de CSN. Tiene un título de la Fundación Getulio Vargas y se especializó en Marketing y Finanzas en esa institución. CSN es el segundo mayor fabricante de acero de Brasil y uno de los más grandes de la región, en producción de acero crudo. En la cuarta posición, está Manoel Arlindo Zaroni Torres, número uno de Tractebel Energía. Es ingeniero Eléctrico, con especializaciones en Management en Francia. Entró al board gerencial de Tractebel en 1998, mientras era director de Operaciones de Gerasul. Aumentó la capitalización bursátil en US$ 14.000 millones y otorgó una rentabilidad ajustada por industria de 2444 por ciento. Cierra, en el quinto puesto, Miguel Gomes Pereira Sarmiento Gutierrez, líder, desde 2001, de Lojas Americanas, una cadena de retail. Tuvo varios puestos en la compañía, incluyendo el de número uno de Control Financiero, superintendente de Operaciones y director de Logística. También, es director de B2W Compañía Global de Varejo.

Asuntos de familia

HBR divide a los líderes en tres grupos diferentes. Por un lado, están los integrantes de las empresas familiares. En este grupo, entra Paolo Rocca, en el puesto 6, de Tenaris. Rocca no es sólo la cabeza de la compañía, sino que, también, es el presidente del accionista principal, Techint Group, fundado por su abuelo, Agostino.

Durante su permanencia en el cargo, logró una rentabilidad ajustada por industria de 1193 por ciento y aumentó la capitalización bursátil en US$ 23.000 millones. Otros de los ejecutivos locales que entraron en el listado son los CEOs que trabajan de cerca con las empresas familiares. En esta categoría, entra Guillermo García (41°), de Molinos, que es propiedad de la familia Perez Companc. El ejecutivo aumentó la capitalización bursátil de la compañía en US$ 2000 millones, con una rentabilidad ajustada por industria de 711 por ciento. También, Javier Crotto (37°), de Ledesma, controlada por los Blaquier, con un cambio en la capitalización bursátil de US$ 1000 millones y una rentabilidad promedio de 5759 por ciento. García y Crotto desarrollaron la capacidad de trabajar con los integrantes de las empresas familiares por el bien de sus compañías, puntualiza el HBR.

Por último, también hay un grupo de CEOs que manejan empresas que solían ser estatales. Durante su privatización, muchos gobiernos de la región retuvieron acciones “de oro”, que les daban el poder de vetar decisiones clave, como la venta de activos o inversiones. En esta categoría, está Telecom, que tuvo en la lista a Carlos Felices (22°), su número uno entre 2002 y 2007. Otro factor que le sumó complejidad a la investigación es que las empresas familiares controlan más de un 75 por ciento de las firmas en América latina y son sus integrantes quienes toman la mayoría de las decisiones estratégicas y de inversiones de largo plazo. De ahí que Carlos Slim Helú, del Grupo Carso, el hombre más rico del mundo, no esté en la lista, pero sí los líderes de su unidad de negocios, como Daniel Hajj Aboumrad, su yerno, quien está al frente de América Móvil (puesto 9 del ranking), y Marco Antonio Slim Domit (24°), su hijo, al mando de Grupo Financiero Inbursa. También, Jaime Chico Pardo, al frente de Teléfonos de México (Telmex). A medida que crezcan, las compañías se enfrentarán a desafíos vinculados con la internacionalización y la operación a escala mayor. Eso podría provocar que los dueños de los negocios familiares profesionalicen la alta dirección y modifiquen sus roles, teniendo en cuenta los nuevos cuadros de sucesión.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas