Los medios del Grupo Clarín seguirán siendo líderes de audiencia pese a su división
Negocios

Los medios del Grupo Clarín seguirán siendo líderes de audiencia pese a su división

Tras cinco años de guerra con el Gobierno, finalmente se aprobó el plan de adecuación presentado por el grupo. La compañía asegura que las seis unidades tendrán problemas de rentabilidad.

Por Pedro Ylarri 22 de Abril 2014

 


Al kirchnerismo le llevó 1795 días desguazar al Grupo Clarín, desde la presentación de la Ley de Medios, el 18 de marzo de 2009, hasta que, finalmente, el 17 de febrero pasado, aprobó el Plan de Adecuación del grupo fundado en 1945 por Roberto Noble, ex cronista deportivo de La Nación. El nuevo esquema deja a Clarín dividido en seis unidades de negocio, que, según palabras del holding, generarán una “sangría financiera”, que provoca grandes pérdidas y, una suba de costos, que afecta la rentabilidad y solvencia de cada división en forma independiente.

Sin embargo, un análisis más minucioso del Plan de Adecuación permite sacar a la luz que, en realidad, dos de los seis mini-Clarines seguirán al tope del ranking de medios de la Argentina, en indicadores como facturación, audiencia, penetración e influencia. Por eso, cuando, en agosto, venza el plazo de 180 días para efectivizar su cumplimiento, puede que, en realidad, a los ojos del público, poco haya cambiado y comience a sospecharse que la Ley de Medios se trató de una feroz contienda política, con poca implicancia en la tan difundida “democratización de las voces”.

sabatella_habla_crop_1383079428574.jpg

Escena. El titular de la Afsca, Martín Sabbatella, se presentó en varias ocasiones en la sede del Grupo Clarín para notificar avances en la aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Foto: Archivo Apertura.

La primera unidad de negocios, aunque aún no se comunicó oficialmente, sería la que continúe el negocio más tradicional de Clarín e, incluso, la que heredaría su nombre. Esto incluye las principales señales de Arte Radiotelevisivo Argentino (Artear): Canal 13, Todo Noticias (TN) y los canales 12 y 6, de Córdoba y Bariloche, respectivamente. También, Radio Mitre y FM 100, y otras tres frecuencias en Córdoba (AM y FM) y en Mendoza. Aunque no se confirmó en forma oficial, esta unidad sería la que herede los diarios Clarín, Olé, Muy y las cabeceras provinciales, así como las revistas y la división web.

Así, el “Clarinete 1”, como lo definen con sorna en la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), seguirá siendo, por lejos, el grupo de medios más grande del país, en audiencia, ingresos, alcance y circulación. Radio Mitre –aunque, en el grupo, dicen que es deficitaria– y La 100 albergan a los cinco programas con más publicidad del éter argentino. Según infoAD, firma especializada en servicios publicitarios, estas emisiones aglutinaron, en el segundo semestre de 2013, un 43 por ciento de la inversión bruta de publicidad en radio, considerando los 30 principales anunciantes. Son los programas que conducen Marcelo Longobardi (se lleva 11 por ciento de los anuncios), Lalo Mir (10 por ciento), Jorge Lanata (8), Ronnie Arias (8) y Sergio Lapegüe (6). En share, siguen liderando, cómodamente, sus segmentos. Según Ibope, Mitre se quedó en enero con 31,8 por ciento de la audiencia de lunes a domingo –le siguen muy detrás Radio 10, con 19,2, y La Red, con 12,2–, mientras que la 99,9 tiene 12 por ciento, con un margen más estrecho, de 0,6 por ciento, con Pop Radio 101.5.

Canal 13 y TN, también, son líderes en su segmento. La primera, incluso, podría beneficiarse si Telefónica debe desprenderse de Telefé, lo que estaba en discusión en la Afsca al cierre de esta edición, y pasa a manos de empresarios kirchneristas, como se especula. Aún así, aunque Canal 13 suele correr detrás de Telefé en rating, el primero tiene mayores ingresos por publicidad (concentra 30 por ciento de la pauta versus 24 por ciento, según InfoAD). Además, en un contexto de migración de la TV por aire al cable, el canal del solcito le gana al de las pelotas: entre 2006 y 2013, el share de Telefé cayó 39 por ciento, frente al 32 por ciento de pérdida del 13, según el Latin American Multichannel Advertising Council (AMAC). En el periodo, el share de audiencia de aire cayó casi un 25 por ciento, mientras que creció 45 por ciento la participación del cable, en donde TN lidera.

AGEA, la división editorial, seguirá teniendo el diario Clarín, como el más leído y dueño de la segunda tarifa más alta del mercado, detrás de La Nación (en el diario de Mitre, la página de publicidad más cara –domingo, página 3, color– cuesta $1,23 millón, frente a los $998.880 de la página 5 de Clarín). Tal vez, el fin de la guerra con el Gobierno le permita reflotar la baja de lectores que tiene desde 2005. Por entonces, Clarín vendía 413.000 ejemplares por día, en promedio, de lunes a domingo, según el Instituto Verificador de Circulaciones (IVC). La Nación, su principal competidor, no llegaba a un 40 por ciento de esa cifra (165.000), número que mantiene desde entonces, incluso, con un leve incremento. Clarín, en 2013 comercializó 260.000 ejemplares promedio.

Hector Magneto CEO Grupo Clarin

A un lado. A mediados de marzo, Héctor Magnetto se tomó una licencia de su cargo de CEO del Grupo Clarín hasta que se complete el proceso de adecuación. Foto: Archivo Apertura. 

Además de su principal tabloide, mantendrá La Razón, Muy, Olé y revistas como Arq, Elle, Genios, Pymes y Tiki-Tiki. El grupo seguirá teniendo Agea Digital, que administra muchos de los sitios más vistos del país, en especial, Clarin.com y Ole.com.ar, que, aseguran, compensa la baja de lectores papel.

En la repartija, recibirá 24 licencias locales de TV por cable –fuera de la Capital, Gran Buenos Aires y Córdoba–, por lo que, se especula, pasará a administrar poco más de 1 millón de suscriptores en el interior bonaerense y alguna provincia (aunque no hay confirmación oficial, podría ser Santa Fe, donde tiene 410.000 abonados). Será el gran daño que recibirá Clarín. En 2012, último ejercicio anual presentado, CableVisión y Fibertel le reportaron 67 por ciento de los ingresos del grupo y un 86,8 por ciento de las ganancias antes de impuestos. Ahora, Clarín se quedará con poco menos de un tercio del negocio de cable e Internet. “Nada mal, si se tiene en cuenta que, cuando se hizo la primera oferta por Multicanal, CableVisión tenía 1,6 millón de usuarios”, dice un ex ejecutivo del rubro, quien supo ser parte de la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC).

Habrá que esperar a abrir los libros societarios para descubrir los números finos. Sin embargo, un cálculo estimado, en base a las cifras de los últimos tres balances de la empresa, permitiría calcular que este primer grupo podría absorber un 40 por ciento de la facturación de la empresa, es decir, $ 5600 millones, sin estimar la inflación de 2014. El monto equivale a casi 25 veces la facturación del grupo de medios que Cristóbal López (C5N, Radio10 y las FMs Mega, Pop y TKM) le compró a Daniel Hadad, en 2012.

CableVisión
La segunda unidad mantendrá el grueso de las operaciones de Cablevisión y Fibertel, con dos límites: tendrá un máximo de 24 licencias de cable y no podrá superar el 35 por ciento de participación de mercado, tal como norma el artículo 45 de la Ley de Servicios Audiovisuales. Según se lee en el Plan de Adecuación, el fondo Fintech –socio de Clarín en CableVisión y de muy buena llegada al Gobierno nacional– mantendrá el 40 por ciento del paquete accionario, aunque, en teoría debería venderlo, al ser accionista, también, en Telecom, cuyo capital mayoritario adquirió el año pasado, en US$ 960 millones. “Si el Gobierno considera que Telefé y Telefónica no son lo mismo, entonces, Fintech pediría un trato igualitario y querrá mantener ambas participaciones”, dice a APERTURA una fuente ligada a las negociaciones.

Cablevisión Frente BIS

División. El grueso de CableVisión y Fibertel se integrará en la segunda unidad resultante de la adecuación del grupo. Foto: Archivo Apertura.

La continuadora de CableVisión se enfocará casi en un 100 por ciento en Capital, el Gran Buenos Aires y Córdoba, según pudo saber APERTURA de ejecutivos del grupo. Será una vuelta a los orígenes de la empresa, que nació en 1981 en La Lucila y, pronto, llegó a San Isidro, Vicente López, Recoleta, Palermo y Belgrano, en búsqueda de un perfil de más alto poder adquisitivo. “Podrá aprovechar gran parte de toda la infraestructura digital invertida en el último tiempo”, afirma la fuente, dando a entender que el objetivo será dar más valor agregado y sumar productos a los mismos usuarios y no salir masivamente conseguirlos.

La razón es que esta unidad llegará virtualmente al tope máximo permitido por la ley, de 35 por ciento de share, ó 2,3 millones de conexiones (hoy, CableVisión tiene 3,85 millones). Según cifras de la industria, la firma tiene 800.000 usuarios en Capital y otros 380.000 en Córdoba. En toda la provincia, suman 1,8 millón, casi un 60 por ciento en el AMBA. ¿Qué tan importante será este grupo? Será el principal operador de cable de la Argentina. Para ponerlo en contexto, cuando, el 7 de diciembre de 2007, Guillermo Moreno autorizó la compra de Multicanal por CableVisión, el grupo pasó a tener 2,8 millones de abonados al cable (de los cuales sólo 600.000 tenían Internet) y facturaban, en conjunto, $ 4700 millones (US$ 1500 millones, al cambio del momento).

“El nuevo grupo pasaría a tener más de 2 millones de conexiones y una facturación de más de $ 5000 millones”, afirma el ex vocal de la ATVC. Proyecta que, en un comienzo, 75 por ciento de los ingresos vendrían por el servicio de cable y el resto, por Internet. El tercer grupo será sensiblemente inferior en tamaño y penetración. Estará conformada por sólo 20 licencias de TV por cable, presentes en ciudades del interior, luego de que se venda el excedente. Neuquén y Entre Ríos serían las provincias que administraría, que cuentan con unos 180.000 suscriptores.

Los micro-clarines
Con entre 75 y 85 por ciento del negocio repartido entre las primeras unidades, las últimas divisiones parecen ser incisiones formales para el cumplimiento de la Ley, sin que tengan un impacto crítico para Clarín. La más importante será el grupo de canales de cable que el grupo deberá transferir, aun cuando, en algunos, no tiene la mayoría controlante: Canal 13 satelital, Magazine, Volver, Quiero Música en mi Idioma, Canal Rural, TyC Max y TyC Sports. Esta última es la más relevante. Suele aparecer en el top-10 en el ranking de audiencia, con picos de 0,7 punto de rating, según Ibope. Clarín tiene, a través de IESA, la mitad del paquete accionario de la señal, golpeada tras el arribo de Fútbol para Todos. Magazine será otra señal que extrañará. Nació en 1995 y creció gracias a estar ubicada en los primeros canales del dial analógico de cable. Produce unas 500 horas de programación –propia y de terceros– y se vio beneficiada por la catarata de emisiones en cadena nacional de la presidenta Cristina Kirchner: durante sus discursos, la audiencia migraba y llegó a tener picos de hasta 4 puntos durante 2013.

La últimas dos unidades de negocio aglutinan, una, las radios FM del interior (Tucumán, Bariloche, Santa Fe y Bahía Blanca) y la otra, dos canales de aire, en Bahía Blanca y Mendoza. Este último, líder en la ciudad de Julio Cobos. Aunque Clarín tiene, apenas, el 9 por ciento de su capital accionario. Dos pesos menores para el multimedios más grande de la Argentina.

La edición original de este artículo se publicó por primera vez en el número 243 de la revista Apertura.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas