Manchester_United_crop_1344613121526.jpg
Negocios

Los inversores del Manchester United ganan mientras el equipo pierde

Con su salida a bolsa vio brillar el precio de sus acciones. Sin embargo, en la cancha no se dan los resultados esperados. Negocio vs. seguidilla de derrotas.  Por Kyle Stock 22 de Abril 2014

 

El Manchester United está de racha (creciendo en la tabla con una gloriosa performance). Su acción, claro. Al equipo Manchester United no le está yendo tan bien.

La perenne estrella de la English Premier League cayó al séptimo lugar en la tabla a solo cinco semanas de que termine la temporada. Solo en marzo, perdió tanto con el Liverpool como con el Manchester City. Para entender cuán atroz es esta temporada, el equipo no termina por debajo del segundo lugar desde 2005.

Manchester_United_crop_1344613121526.jpg

El otro equipo. En la cancha bursátil Manchester United le hace honor a su nombre de diablos rojos. Foto: Bloomberg.

Mientras tanto, las acciones subieron 6 por ciento en lo que va del año. Resulta que el negocio Manchester United -el equipo de trajes buscando acuerdos de esponsoreo y grandes contratos de TV- está bastante aislado de lo que sucede en el campo. En el último  trimestre, tuvo una facturación récord.

Estos son los ingresos del club:

  • 38 por ciento de emisión televisiva
  • 28 por ciento de venta de entradas/concesiones
  • 24 por ciento de esponsoreos
  • 7 por ciento de merchandising y licencias
  • 3 por ciento de acuerdos móviles y web / publicidad


Es difícil decir qué parte de la torta se achica cuando al equipo le va mal. La mayoría del dinero de la emisión televisiva se divide a nivel liga y los contratos de esponsoreos son por años. El equipo ya cerró un acuerdo de US$ 559 millones para poner “Chevrolet” en su camiseta durante siete años, comenzando la próxima temporada. En febrero, el club estaba fanfarroneando sobre seis nuevos sponsors, incluyendo Unilever (su “socio en el lavado”) y el Hong Kong Jockey Club, que suena como un gran lugar para beber algunos tragos con Aperol (el “socio de espirituosas global” del club).

Así fue como el VP Ejecutivo, Edward Woodward, explicó la magia del marketing en una conferencia en febrero: “Lleva un largo, largo tiempo construir una enorme base de fanáticos para tener, si uno quiere, el patrimonio de valores de lo que somos como empresa y como club proyectado hacia afuera para que las personas entiendan desde una perspectiva comercial por qué tiene sentido asociarse con nosotros. Y no creo que eso se pierda en un largo tiempo”.

Para entender cuán atroz es esta temporada, el equipo no termina por debajo del segundo lugar desde 2005.

Mientras tanto, es difícil imaginar asientos vacíos en Old Trafford; el estadio tiene su capacidad completa desde hace por lo menos 15 años. El pasado, los asientos corporativos de grandes entradas se agotaron incluso antes de que comenzara la temporada. Eso deja al merchandising. La juventud de Manchester -o Manhattan, por lo que importa- podría estar más interesada en las camisetas de Luis Suarez esta temporada. Después de todo, Suarez tiene 29 goles para el Liverpool, comparado con 15 de Wayne Rooney, del Man U. Sin embargo, una caída de 10 por ciento en las ventas de productos equivaldría a una caída de menos de 1 por ciento en el botín total de Manchester United.

La única área en la que esta temporada podría complicar al club es en la mesa de negociación. Específicamente, el lucrativo acuerdo de uniforme de Manchester con Nike, que vence este año. Hubo informes de que Nike estaba cerca de firmar un contrato nuevo por US$ 100 millones anuales. Pero a este ritmo, el imperio deportivo seguramente esté revisando sus modelos financieros todas las semanas.

Y el club no está acostumbrado a perder. Si no da vuelta las cosas en las próximas semanas, sus accionistas podrían reclamar grandes cambios. Woodward ya prometió que los gastos salariales “se mirarán más de cerca” mientras Manchester United busca escalar de nuevo al tope de la liga.

Si siguen llegando las derrotas, esperen que el club rellene su agenda de juegos de exhibición por el mundo. Después de todo, estos jugadores ahora son grandes hombres de negocios; los viajes de recaudación de fondos a Dubai y Shanghai son simplemente parte del juego. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas