Les pagaron millones por dirigir una empresa y luego los despidieron
Negocios

Les pagaron millones por dirigir una empresa y luego los despidieron

Historias de CEOs que, tras recibir bonos y acciones por altos valores, fueron desvinculados de las compañías. Los casos más emblemáticos.  19 de Febrero 2015



La cadena J.C. Penney despidió a su CEO, Ron Johnson, en abril, 17 meses después de haberle otorgado un bono de contratación de US$ 52,7 millones en acciones para reclutarlo desde Apple. Durante su mandato, los títulos de la firma cayeron 50 por ciento.

Algo similar ocurrió en Hewlett-Packard: perdieron 46 por ciento durante los 10 meses que Léo Apotheker comandó la empresa, en 2011, luego de un bono de atracción de US$ 8,6 millones y beneficios de relocación. En total, recibió US$ 34,7 millones en efectivo y acciones por menos de un año de trabajo.

Algunos, sin embargo, tienen buenos resultados: las acciones de Best Buy más que se duplicaron luego del paquete de bienvenida a su CEO, Hubert Joly. Fue de US$ 3,5 millones en efectivo y opciones y cesión de capital por casi US$ 13 millones.

Ejemplo. Hubert Joly es un caso diferente: tras recibir un bono millonario la empresa continuó funcionando correctamente. Foto: Bloomberg

Por prácticas como éstas, contratar a un CEO externo a la empresa cuesta cerca de un tercio más que promover a alguien de la organización, según Equilar, que analiza compensaciones. Actualmente, cerca de un cuarto de los número uno del Standard & Poor’s 500 fueron del mercado, según la firma de headhunting Spencer Stuart.

Del otro lado, los paquetes por despido también generan polémicas. Según datos relevados por Bloomberg, por lo menos, una docena de firmas del S&P 500 tiene previstos paquetes de indemnización de más de US$ 100 millones para sus CEOs. Los especialistas explican que, con cifras tan altas, se puede perder el verdadero sentido del beneficio, ya que socavaría el compromiso del número uno.

Quienes están al tope de esta lista son John Hammergren, CEO de McKesson, con un paquete de US$ 303,4 millones; Les Moonves, número uno de CBS, con US$ 251,4 millones; y David Zaslav, de Discovery Communications, con US$ 224,7 millones. Esta práctica comenzó a escalar desde los ’80, cuando varios CEOs perdieron sus posiciones luego de adquisiciones.

Nota publicada en la revista Apertura.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas