Las nuevas franquicias que salieron al mercado
Negocios

Las nuevas franquicias que salieron al mercado

Por Lucila Lopardo 04 de Julio 2016

Más allá de las tendencias que pueden detectarse en el mercado de las franquicias, en 2015 se sumaron nuevos players con propuestas disruptivas, fuera de lo tradicional y ligadas a las posibilidades que da el desarrollo tecnológico. En 2012, Cristian Blanco, ex gerente de Ventas de Easy, vio que los clientes de la cadena de retail necesitaban un servicio integral para desarrollar sus proyectos de construcción o reforma. Por esto, en 2013 puso en funcionamiento Tualbañil.com, un e-commerce en el que se concentran contratistas certificados y se presupuestan proyectos mixtos en los que se combinan servicios de pintura, albañilería y plomería, entre otros.

“En nuestro negocio los franquiciados son coordinadores zonales, se dedican a desarrollar comercialmente la zona y tienen una exclusividad de entre 100 y 200 kilómetros”, explica Blanco. Para ser representante de Tualbañil.com no hace falta contar con un local, dado que las ventas se canalizan por el sitio web. Según Blanco, una de las ventajas del servicio es que es económico, con una inversión total de $ 80.000 –el fee de ingreso es de $ 50.000– y su rentabilidad depende de cuánto se mueva el franquiciado, que sí o sí debe ser activo, por lo que se recomienda como inversión para autoempleo.

Uno de los puntos sensibles del proyecto fue garantizar la confianza y seguridad de los clientes en cuanto a que muchos pueden dudar de a la hora de contratar a un desconocido vía Internet: “Todos nuestros prestadores son monotribustistas, son contratistas asociados que están capacitados, igualmente tenemos un sistema de capacitación y un manual de operaciones. Antes de contratarlos hacemos un proceso de selección, evaluamos sus capacidades técnicas, buscamos referencias y sí o sí tienen que pasar por una inducción online en donde explicamos nuestras políticas de calidad. Al final se les hace una prueba y recién, si pasan todo ese proceso, quedan”.

[Conozca toda la oferta de franquicias gastronómicas]

En otro extremo, en el que se debe desembolsar un monto de US$ 150.000, está Fibromarket, retail especializado en la venta de productos y servicios para la instalación y el mantenimiento del cableado de fibra óptica. Desde 1993, cuando Entel reemplazó su cableado de cobre por el de fibra óptica, Fibromarket se convirtió en la líder del mercado: posee el 99 por ciento de los equipos y accesorios que se necesitan para una red de fibra óptica y una cartera de clientes que incluye a las empresas más importantes del país, entre las que se puede mencionar a Arsat, Techint y Telecom. Los productos arrancan desde los US$ 10.000 y pueden alcanzar hasta los US$ 40.000, que fue uno de los últimos adquiridos por el Conicet para realizar sus investigaciones. “Hoy, la fibra óptica se utiliza para la telefonía, la banda ancha, Internet, toda la conexión de cartelería inteligente en autopistas, la televisión por cable y el control de oleoductos y gasoductos”, explica su dueño, Jorge Moreno, quien decidió lanzar este sistema a todo el país porque, en la mayoría de los casos, los clientes del interior prefieren comprarle a un proveedor local –que se acerca a ellos para solicitarles los productos– en vez de ir directo a Fibromarket. Ante esa situación, a Moreno le pareció más redituable tener un representante local.

Entre los beneficios de ser franquiciado de Fibromarket, Moreno destaca que no es necesario tener un local para manejar el negocio –se puede hacer desde una oficina y con una computadora–, y la posibilidad de acceder a importantes clientes que no son morosos: “Acá no hay morosidad ni techo de facturación, se puede llegar a ganar, con una licitación para un gran proyecto, lo que se gana en un año”, detalla. Sin embargo, se trata de un negocio de envergadura que no puede manejar cualquiera, resalta: “La idea es contar con un socio de negocio en provincias clave, a las que no podemos llegar de otra manera. Lo ideal es contar con personal de extracción técnica, por ejemplo, existen muchos ingenieros con buena carrera que se jubilan jóvenes y no quieren dejar de hacer cosas. Este es un buen negocio para ellos, pero tienen que tener contacto con empresas y un alto nivel de relacionamiento”.

 

Nota publicada en la edición 268 de la revista Apertura.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas