Las jugueterías se enfrentan a los supermercados por la importación de juguetes
Negocios

Las jugueterías se enfrentan a los supermercados por la importación de juguetes

Criticaron que el Gobierno apruebe mayores solicitudes de compra al exterior a negocios que no se dedican a pleno a la actividad.  03 de Junio 2015

Las jugueterías tradicionales, de barrio, a la calle, e incluso las cadenas, criticaron la política del Gobierno nacional de permitir que la mayoría de las importaciones de productos sea para supermercados, ya que “no es su actividad principal”.

“El gran problema que enfrentan actualmente las jugueterías es que la mayor parte de esas autorizaciones (de importación) se las están otorgando a las grandes superficies -tiendas y supermercados, empresas de comidas rápidas y golosineras- que no tienen al juguete como su actividad principal”, criticó Carlos Restaino, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Empresas de Juguetes y Afines (AADEJA), a través de un comunicado. 

Sin embargo, desde la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), cuestionaron estos dichos. “Nuestra cámara mantiene un acuerdo con las grandes cadenas de supermercados por la cual estas se han comprometido a que el 50 por ciento de los juguetes exhibidos en sus góndolas sean fabricados en el país”, explicó a Apertura.com, Matías Furió, presidente de la CAIJ. 

Por su parte, Restaino explicó que el mercado local de juguetes está compuesto un 40 por ciento por productos nacionales y, el resto, por importaciones, que entran bajo el régimen de Declaración Jurada de Importaciones Anticipadas (DJAI).

Así, la crítica de los jugueteros radicó en que los supermercados y otros negocios similares “reciben más del 50 por ciento de las aprobaciones de las DJAI en desmedro de las consideradas “jugueteras puras”, que sólo se dedican al juguete o hacen del juguete su actividad principal, cualquiera sea su tamaño y operación”. 

Como contracara, Furió aclaró que “las grandes empresas importadoras de juguetes son a la vez propietarias de locales de venta al público, en los cuales más del 80 por ciento de los artículos que comercializan son de origen extranjero”. 

Volviendo a su explicación, Restaino explicó que la aprobación de licencias de importación para ellos pasó de 65 a 35 por ciento, lo que “reduce las posibilidades comerciales y de desarrollo de dichos pequeños empresarios”.

“Esto define un escenario actual preocupante, sin que se puedan visualizar cambios de orientación para el futuro”, sentenció el representante de la Asociación. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas