La marihuana legal en Estados Unidos abre nuevas oportunidades de trabajo
Negocios

La marihuana legal en Estados Unidos abre nuevas oportunidades de trabajo

En el mercado no solo se vende la planta para uso recreativo, sino que también se comercializan cremas, accesorios e ingredientes botánicos.

Por Shannon Bond 12 de Marzo 2014

 

 

Las incipientes empresas legales de marihuana de Colorado están empezando a crear empleos y cientos de personas con la esperanza de trabajar en el negocio de la hierba están listos para asistir a la primera feria de empleo de la industria.

Quince empresas que buscan contratar a cerca de 100 trabajadores asistirán al evento en Denver el jueves, dice Todd Mitchem de OpenVape, la empresa organizadora de la feria.

Marihuana nueve
Colorado elevó su pronóstico de ingresos fiscales por marihuana recreativa para el 2014 a $134 millones. Crédito: Bloomberg
 

Los posibles candidatos viajarán desde tan lejos como Georgia e Illinois para entregar sus CV para empleos que abarcan desde "budtenders" (empleados de los dispensarios de marihuana) y gerentes de tienda hasta contadores y representantes de servicio al cliente.

El auge de la marihuana está reverberando desde Denver hasta Florida mientras que muchas compañías se apresuran a satisfacer la demanda a raíz de la legalización de la marihuana recreativa en Colorado y Washington.

Colorado elevó su pronóstico de ingresos fiscales por marihuana recreativa para el 2014 a $134 millones, muy por encima de la estimación anterior de $67 millones de dólares. El lunes, el estado dijo que recaudó $2 millones en impuestos sobre las ventas recreativas en enero.

Washington, donde las ventas están listas para comenzar en los próximos meses, pronostica recaudar $129 millones en impuestos este año. Arcview, una red de inversores de cannabis, proyecta que el mercado legal nacional alcanzará $2.6 mil millones en ventas este año.

La feria de empleo es el más reciente intento por legitimar una industria que aún está emergiendo de las sombras. Veinte estados de EEUU y el Distrito de Columbia permiten la marihuana medicinal, pero Colorado y Washington son hasta ahora los únicos dos que permiten las ventas para el "uso adulto".

OpenVape, que vende bolígrafos vaporizadores que calientan el aceite de cannabis utilizando una tecnología similar a los cigarrillos electrónicos, emplea a 125 personas y está buscando contratar a más de 100 personas más este año.

La compañía se está destacando en Colorado. Recientemente se mudó a un espacio de 6,000 pies cuadrados en el centro de Denver antes ocupado por una empresa de publicidad. Con ladrillo expuesto, claraboyas y paredes pintadas de púrpura, naranja y verde – los colores que se utilizan para comercializar sus diferentes cepas de cannabis – se parece más a la sede de una empresa startup de tecnología que a los espacios industriales que albergan a muchos de los negocios de marihuana del estado.

En agosto, OpenVape patrocinará la Feria del Condado de Denver, junto con Whole Foods, la cadena de supermercados, la cadena de televisión Telemundo Denver y el capítulo local de 4-H, un grupo de desarrollo juvenil apoyado por el gobierno.

"La oportunidad de ser uno de los patrocinadores nos permite demostrar al público que esta industria es en verdad responsable," sostiene el Sr. Mitchem.

La empresa conoce a su mercado objetivo – envió representantes a la competencia de deportes extremos de los X Games en Aspen, Colorado, a pesar de que el Sr. Mitchem dice que ya no se le permite regalar productos de muestra – pero también está trabajando para cambiar los estereotipos asociados con los fumadores de marihuana.

Marihuana cuatro
"El negocio más rentable es el de los accesorios", dice un empresario del sector.Crédito: Bloomberg
 

Está introduciendo nuevos productos, incluyendo cremas para la piel, para atraer a los consumidores que no están interesados en fumar marihuana.

El interés en las alternativas a fumar marihuana es cada vez mayor entre los usuarios recreativos y medicinales por igual. La investigación de Arcview ha encontrado que los nuevos clientes se inclinan más hacia productos como vaporizadores, comestibles, lociones infundidas e incluso pastillas que se disuelven en la boca, y a su vez, las empresas que extraen el aceite de cannabis y crean los accesorios y equipos están viendo creciente demanda.

"El negocio más rentable es el de los accesorios", dice Garyn Angel, un empresario de Magic Butter – con sede en Florida – un aparato de $175 que infunde líquidos con ingredientes botánicos, como la marihuana. La compañía vendió sus inventarios de tres meses en los primeros 12 días de este año después de vender 10,000 unidades en el 2013, dice, y está buscando otras fuentes de financiamiento para impulsar la producción.

El aceite de cannabis que es el ingrediente clave de OpenVape se produce del otro lado de la ciudad en Organa Labs, en un edificio de 2,000 pies cuadrados, donde el olor a marihuana es abrumador. Varios de los empleados tienen 20 y tantos años y llevan rastas.

Organa Labs fue fundada en 2010 por Ralph y Heidi Morgan, una pareja casada con conocimientos médicos, y se centra en la fabricación de productos de marihuana medicinal.

En el interior, un trabajador utiliza un soplete de mano para calentar matraces llenos de un líquido oscuro, almibarado. A través de otra puerta se encuentra una sala donde se escucha el zumbido de compresores de aire que alimentan un extractor que empuja el dióxido de carbono líquido a través de recortes de cannabis, produciendo el aceite potente.

Se necesitan 1,000 libras de recortes para producir seis vasos de una cerosa sustancia marrón que es convertida en una loción que los usuarios pueden frotar en su piel para aliviar el dolor e intoxicarse levemente.

La producción de cartuchos para los bolígrafos de OpenVape creció 1,600 por ciento en 2013 – y el Sr. Morgan estima que aumentó 1,000 por ciento más en los primeros dos meses de ventas legales. En enero, el laboratorio estaba en funcionamiento las 24 horas del día para mantenerse al día.

Pronto, Organa Labs ampliará su línea de producción en un espacio mucho más grande en una instalación de 160,000 pies cuadrados que OpenVape está construyendo en 12 acres al norte de Denver. "Estamos en territorio desconocido", dice el Sr. Morgan.

(c) 2014 The Financial Times Ltd.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas