La marca de medias que usa Trudeau juntó US$ 110 millones en Silicon Valley
Negocios

La marca de medias que usa Trudeau juntó US$ 110 millones en Silicon Valley

La compañía fue creada en 2009 y asegura que la industria de las medias es solo un "Caballo de Troya" para convertirse en una marca más diversificada. 04 de Octubre 2017

Hay un emprendimiento del cual comienza a hablarse entre los inversores de Sillicon Valley. Sin embargo, no se trata de una startup que desarrolla una novedosa app ni tampoco de un equipo que tiene en su garage la solución tecnológica de la década. La estrella del momento es Stance, la compañía que comercializa las medias que Justin Trudeau, primer ministro canadiense, utilizó durante la Asamblea General de la ONU. Durante su última ronda de inversión recaudó US$ 110 millones. Los dueños dela compañía aseguran que los simpáticos calcetines son solo un medio para convertirse en una marca global.

Chewbacca, Michael Jackson versión Thriller y Mickey Mouse son algunos de los personajes que protagonizan las medias más vendidas de la empresa que nació en 2009 con una inversión de US$ 200.000. Jeff Kearl, CEO y fundador de Stance, se desempeñó durante más de 10 años en el consejo directivo de Skullcandy, la marca de auriculares y parlantes furor entre los skaters; ahí aprendió la importancia de conseguir que las celebrities apoyen la marca para lograr mayor visibilidad. “Una marca bien construida tiene el mismo valor, en concepto de retorno para los inversores, que cualquier compañía de software”, le aseguró a Bloomberg.

Trudeau durante la Asamblea General de la ONU utilizó
las medias de Stance con la cara de Chewbacca.

Si bien algunas figuras, como el rapero Jay-Z, forman parte del grupo de inversores de la empresa, otros, como el basquetbolista James Harden y Rihanna, tienen su propia colección de medias realizadas por Stance. En tanto, Trudeau simplemente es fanático de los productos de Star Wars que Stance tiene en su vidriera virtual. Por otro lado, el músico Drake subió una foto a su cuenta de Instagram utilizando un par de medias de la línea de Rihanna; la publicación tuvo tal rebote en los medios que, según los cálculos de Stance, la empresa se ahorró US$ 6 millones en publicidad.

Solo en los Estados Unidos, la venta de medias para adultos mueve aproximadamente US$ 4800 millones al año, de acuerdo a la firma NPD. Si bien este es el producto insignia de la compañía –cada par tiene un valor de entre US$ 10 y US$ 30– Stance se expandió hacia el negocio de la ropa interior masculina y lencería femenina. “Vimos a las medias como una especie de ‘Caballo de Troya’ para construir nuestra marca”, afirmó Kearl, cuya compañía podría superar los US$ 100 millones en ventas en 2017.

La compañía con sede en San Clemente, California, logró hace dos años convertirse en el proveedor oficial de medias para la NBA. Aunque Nike le ganó la pulseada este año en la liga más competitiva de básquet a nivel mundial, Stance decidió cambiar la pelota naranja por el bate y firmó un acuerdo con las Grandes Ligas de Béisbol (MLB, por sus siglas en inglés). En su búsqueda de seguir diversificándose, la empresa concretó una inversión de US$ 110 millones por parte de fondos de venture capital de Sillicon Valley como August Capital, Shasta Ventures y Kleiner, Perkins, Caufield & Byers.

“Nuestra peor pesadilla es que nuestros clientes tengan un agujero en su calcetín de manera prematura”, le confesó a Bloomberg el encargado de control de calidad en Stance, Randy Scheckler. El grueso de la producción se lleva a cabo en China, donde la compañía espera abrir una fábrica de mayor tamaño en 2018. Por ahora, la empresa fundada por Kearl decidió no operar en centros comerciales y solo dedicarse a la venta de productos en su sitio web. “Nadie había pensado en este mercado”, expresó Tod Francis, cofundador de Shasta Ventures. La industria de los calcetines parece ser el nuevo foco de disrupción en Sillicon Valley. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas