La industria editorial en diez puntos
Negocios

La industria editorial en diez puntos

El mundo de los libros a nivel local mueve 50 millones de ejemplares anuales, con una facturación que, en 2011, rondó los $ 2800 millones. Los datos del sector.

21 de Agosto 2012




1. Prólogo: La industria editorial movió $ 2800 millones en 2011, un 30 por ciento más que en 2010. En unidades, creció 5 por ciento: 49 millones de ejemplares vendidos, contra 47 millones comercializados el año anterior, según cifras provisorias de la consultora Promage. Las ventas se mantienen estables –50 millones de ejemplares, la media anual– y las fluctuaciones económicas no impactan significativamente en su desarrollo. En promedio, cada argentino compra 1,2 libro por año. Mercado pequeño en contraste con el español o canadiense –países con cantidad de población similar a la Argentina–, cuyas ventas quintuplican las locales.

libros

2. Escenario: Brasil, México, Colombia y la Argentina ostentan las industrias editoriales y gráficas más desarrolladas de América latina: en conjunto, editan el 81 por ciento del total de los títulos de la región, según el Centro Regional para el Fomento del Libro en América latina y el Caribe (Cerlalc). Hay 2645 editoriales inscriptas en el International Standard Book Number (ISBN) local que, administrado por la Cámara Argentina del Libro (CAL), engloba todos los títulos registrados por editoriales, autores, instituciones, universidades y diarios que se distribuyen en el país y el exterior.

3. Protagonistas: Se publicaron 26.391 nuevos títulos y 75,7 millones de ejemplares durante 2010, alza del 17 por ciento y 14 por ciento, respectivamente, con respecto a 2009 (el año record, en cuanto a producción de ejemplares, había sido 2008: 97 millones). Las novedades representan el 86 por ciento de los títulos publicados en el país (22.696, sin incluir las novedades importadas) y el 79 por ciento de los ejemplares producidos (60 millones), según el ISBN.

4. Del exterior: Al país, ingresan 58 millones de ejemplares por año. El 70 por ciento son libros; el resto corresponde a manuales, catálogos y guías, entre otras categorías. De ese total, 14 millones son ediciones argentinas impresas en el exterior –el 5 por ciento de los títulos se imprime en China, Uruguay, España, México, Colombia y otros 26 países– y 26 millones, libros extranjeros, según Promage. Si se consideran los editados localmente pero impresos fuera del país, el 38 por ciento de la oferta es importada. En el sector, observan demoras para ingresar ediciones –libros en inglés, sobre todo– y escasez de insumos, como tóner, para la producción gráfica. Señalan, además, la falta de capacidad productiva para imprimir en el país las ediciones off shore. Para combatir las restricciones, algunas editoriales se volcaron a la impresión digital por demanda, que permite imprimir tiradas menores que el tradicional sistema offset.

5. La balanza: Las exportaciones argentinas de libros sumaron US$ 37 millones en 2009 –último dato disponible–, según Cerlalc. El monto ubica al país como tercer exportador de la región, detrás de México (US$ 152 millones) y Colombia(US$ 135 millones). Europa lidera las exportaciones mundiales, con 55 por ciento de la torta. Le siguen Asia (21,9 por ciento) y América del Norte (19). América latina representa el 2,8 por ciento de las ventas globales y, junto con España, araña el 6,8 por ciento del total.

6. Consumo final: No todo lo editado en el país tiene un fin comercial. Sólo el 17 por ciento de los sellos que registraron títulos en 2010 integran el Núcleo Editorial Comercial (NEC), conformado por firmas que dirigen sus obras al canal librero. No obstante, este segmento aportó el 45 por ciento del total publicado (11.858 títulos) y el 52 por ciento de los ejemplares fabricados (39,3 millones).

7. Lecturas favoritas: Ficción y Literatura es la temática con más títulos editados en el país (38,6 por ciento). Le siguen Ciencias Sociales, Humanidades y Derecho (24,4) y, más lejos, Ciencias de la Salud, Exactas y Naturales, y Técnica y Divulgación Científica (7,7). Los autores argentinos escriben más del 70 por ciento de los títulos y son responsables del 66 por ciento de los ejemplares producidos. Los europeos se llevan el 15 por ciento –tanto en títulos como en ejemplares– y, los estadounidenses, el 6 y el 5 por ciento, respectivamente.

8. Canales: Las ventas en librerías no superan el 25 por ciento del total comercializado. La venta directa, el sector público y otros canales alternativos (kioscos y supermercados, santerías, librerías papelerías y librerías universitarias) completan la red de comercialización del libro. Los best-sellers representan sólo el 25 por ciento del total de las ventas de las librerías, mientras que el 75 corresponde a novedades que, por aportar variedad y permitir trabajar sobre el long tail, son bienvenidas por los canales de ventas.

9. E-book 2015: El libro impreso representa el 93 por ciento del universo del libro y es el principal formato de la industria editorial en Iberoamérica. La historia podría cambiar en 2015: la penetración del e-book (libro electrónico) llegará casi al 30 por ciento del mercado estadounidense (hoy, ronda el 13), según PwC. La proyección para la Argentina es del 5 por ciento en los próximos cuatro años (en 2010, sólo fueron 550 de los 26.391 títulos editados).

10. Epílogo: La cadena de valor tiene cuatro eslabones: autor, editor, distribuidor y canal comercial. Con cada compra, la librería liquida las ventas al editor. Si tuvo buena aceptación, el libro se reimprime. Lo no vendido regresa a la editorial, que puede redistribuirlo en librerías tradicionales o venderlo a saldo. Si no lo liquida ahí, el libro va a destrucción o es donado.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas