La historia de la creación de la petrolera de Cristobal López
Negocios

La historia de la creación de la petrolera de Cristobal López

Fabián de Sousa, dueño del 30 por ciento de Indalo Energía, reflexiona sobre el mercado energético argentino y cuenta cómo surgió la compañía.

Por Facundo Sonatti 11 de Noviembre 2015

Fabián De Sousa es un hombre petrolero desde la cuna. Nació en Comodoro Rivadavia y su padre era empleado de YPF, vivió seis años en Cañadón Seco, un campamento petrolero a 17 kilómetros de Caleta Olivia.

“Desde que tengo uso de razón el petróleo se acaba, lo escuché de chico, lo repetían en el colegio secundario, el horizonte siempre era de cinco a siete años de petróleo y muchos lo siguen diciendo”, señala el ahora empresario patagónico, dueño de un 30 por ciento de Indalo Energía.

De Sousa, como socio del renombrado Cristóbal López, maneja un imperio petrolero verticalmente integrado, que facturó $18.000 millones en 2014 y proyecta superar los $25.000 millones este ejercicio. “El recurso siempre está lo que cambia es la tecnología y la forma de explotarlo. Ahora es más fácil explorar, encontrar el recurso, hacerlo reserva y esa reserva ponerla en producción”, asegura el ejecutivo derribando el mito petrolero.

Cómo se generó OIL M&S

La alianza que trabó De Sousa con López se remonta al 2001. Unos meses previos a la peor crisis económica, política y social que vivió el país, la compañía estadounidense Pride compró Almería Austral, la perforadora de pozos petroleros, que tenía López a cambio de más de US$80 millones.

“Cuando ingresé a Almería, tenía ocho equipos y 600 empleados, pero por la baja en el precio del crudo no tenía operaciones”, recuerda De Sousa, que había vuelto de Venezuela, donde trabajó para Pride.

Su nuevo cargo como gerente general de Almería Austral incluyó un bono por venta que se activó cuando en 2001, la firma cambió de manos. “Con el dinero planeaba retirarme, y desarrollar un lodge de pesca al pie de la Cordillera, con mis padres y mi hermano, pero López volvió con una nueva propuesta”, señala el empresario. “Me propone armar una alquiladora de equipos, donde él aportaba un 70 por ciento de la inversión y yo el 30 por ciento restante”, recuerda el surgimiento de Oil M&S.




En detalle

En los papeles, Oil Combustibles sólo genera un 5 por ciento del crudo que procesa por año en su refinería de San Lorenzo, donde tiene una capacidad de 8000m3/día, el 8 por ciento del share en el país. La compañía también tiene una red de 340 estaciones de servicio, que heredó de su deal con Petrobras por el cual desembolsó US$95 millones, en 2010. Por otra parte, Oil M&S, conserva su rol originario como prestador de servicios con 2700 empleados y genera un 6 por ciento de los ingresos de todo el grupo energético.

“Hay que reformular la matriz productiva de la industria petrolera porque incluso los proveedores de la industria, como el empresario que transporta caños, tiene los mismos contratos que hace más de 30 años, mientras que la tecnología, la economía y la industria petrolera cambiaron. Así que hay que tener una visión distinta, donde los trabajadores agreguen valor en la cadena productiva”, reflexiona De Sousa, sobre lo que viene. “Creo que hemos perdido mucho tiempo en la Argentina donde habría que haber trabajado con mayor productividad. Incluso ahora, si trabajamos con mayor productividad quizás tampoco alcance”, sentencia.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

2 Comentarios

raimundo molinas Reportar Responder

Está dibujado el comentario

Alejandro Peralta Reportar Responder

nestor cristina y cristobal lopez son parte de la organizacion delictiva, chorros y coimeros

Videos

Notas Relacionadas