La familia Lacoste en guerra por el control de la empresa
Negocios

La familia Lacoste en guerra por el control de la empresa

Michel Lacoste quería ser sucedido por su sobrina pero terminó siendo desplazado del cargo por su hija. 

01 de Octubre 2012

El cocodrilo es un espectador de lujo en la trama para saber quién se queda con la conducción de la compañía. Hasta hace una semana, Michel Lacoste, hijo de René Lacoste, fundador de la marca, presidía el consejo de administración de la empresa. Sin embargo, su salida fue producida por… su hija. Se trata de Sophie Lacoste Dournel, de 36 años, de profesión actriz y con formación en la escuela de negocios HEC, aunque nunca ocupó un puesto en la firma.

“No tiene las competencias para dirigir un grupo que marcha bien", declaró su propio padre al diario “Le Monde”. Mientras tanto, ya inició acciones judiciales para recurrir la decisión de los accionistas que votaron su separación del cargo.

Lacoste - IMG - II
Sucede que Michel Lacoste tenía pensado retirarse de la conducción, según informó el diario El Mundo. Su cargo iba a ser reemplazado por otra integrante del clan: su sobrina Marie Béryl Lacoste. Su candidata es licenciada en empresas y ex dirigente de la marca JP Stevens. Además, ya había manejado la rama de anteojos y perfumes de Lacoste. La francesa contaba con la aprobación del comité de remuneraciones y de los tres administradores independientes de la empresa: Franck Riboud, jefe de Danone, Micheline Kaufmann, ex directiva de Chanel, y de Patrick Thomas, gerente de Hermès. Pero nada pasó como se esperaba.

Sophie Lacoste contaba ahora con el apoyo de importantes accionistas, entre ellos Catherine Lacoste, la propia hermana del presidente destronado, y de Sachiko Takayama-Lacoste, suegra de la aspirante perdedora, según explicó la revista Challenges-

De esta forma, Sophie Lacoste asumirá la Presidencia del consejo mientras que Loïc Armand sucederá a su padre como administrador de la marca. Armand es directivo de L’Oréal y los partidarios de Michel Lacoste critican que esta elección acarrea un conflicto de intereses puesto que Lacoste tiene firmado un acuerdo con una empresa competidora de la marca gala de cosméticos.

Y no sólo eso. Algunos temen que el grupo suizo Maus, que cuenta con el 35 por ciento del capital del cocodrilo y ha apoyado a la candidata díscola, aproveche la crisis para aumentar su participación y la empresa, que está presente en 120 países y genera el 90 por ciento de su cifra de negocio fuera de Francia, pierda así su carácter familiar.

"Maus ha convencido a la mitad de mi familia para hacer alianza y tomar el control. Estoy entristecido por la debilidad y la incompetencia de los accionistas familiares que han sido seducidos por espejismos", explicó Michel Lacoste al matutino francés.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas