La emprendedora que diseña accesorios a partir de materiales reciclados
Negocios

La emprendedora que diseña accesorios a partir de materiales reciclados

El Centro Metropolitano de Diseño eligió su emprendimiento en 2012 y hoy, Ossorio Domecq, es la marca que apela a la reutilización para obtener materia prima.  

Por Manuel Torino 12 de Abril 2013




En el final de “Zoolander”, la parodia al negocio de la moda que protagonizó Ben Stiller, el villano Mugatu presenta, en un vanguardista desfile, su última creación: una colección íntegramente confeccionada con residuos y desechos industriales. Corría 2001 y, por estos pagos, la idea de reutilizar materiales era una rareza en el mundo del diseño. Más de una década después, la realidad supera cómodamente a la ficción, al punto que muchas marcas exhiben su sello verde.

Emprendedora Accesorios

Entre la oferta de productos sustentables, los accesorios de Ossorio Domecq llaman la atención por la sofisticación de sus diseños y la originalidad de su materia prima. “Reciclamos y reutilizamos desde remanentes de cuero de distintas fábricas para hacer aros, collares y carteras, hasta sobrantes de los fuelles de los bandoneones, para hacer pulseras”, cuenta Mayté Ossorio Domecq (35), diseñadora Industrial (UBA) y mujer orquesta en el emprendimiento.

Desde el Centro Metropolitano de Diseño, que, en 2012, la seleccionó como parte de su programa Incuba, agrega: “Minimizamos los deshechos de un material noble como es el cuero. Además, son diseños durables, con lo cual no seguimos el último grito de la moda y apuntamos a ser entre clásicos y modernos”. Consultada por la inversión inicial que demandó el proyecto, la diseñadora señala que se trató de una bolsa de cinco kilos de cuero de desecho, cortesía de la fábrica que hace las botas de trabajo Ombú. Con 12 años de experiencia en diseño de joyas, explica que concibió su start-up con un ojo puesto en el exterior.

“Es una industria que mira mucho al turismo y hay que conocer qué tipo de productos funcionan afuera”, explica sobre sus diseños, que se consiguen en ciudades como París, San Francisco y México DF, además de en una veintena de puntos de venta en la Argentina.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas