La Argentina, en sintonía con el mundo: hay escasez de ingenieros
Negocios

La Argentina, en sintonía con el mundo: hay escasez de ingenieros

Durante 2012 el mercado laboral buscó personal para oficios manuales calificados y técnicos, pero con bajo nivel de éxito. Por qué el fenómeno se repite en el mundo. 

04 de Diciembre 2012




La vieja historia que cuenta que en la Argentina faltan ingenieros volvió a escucharse durante 2012, pero sin caer en el “mal de muchos, consuelo de tontos”, hay que decir que el país no está solo: la escasez de personal técnico preparado es una tendencia a nivel mundial.

Los perfiles que responden a técnicos, ingenieros y oficios manuales calificados –como el caso de torneros- completaron el podio de los más demandados durante el último año en la Argentina, aunque sin respuesta por el lado de la oferta, que no pudo hacer pie y suplir las exigencias del mercado laboral.

Ingenieros 2 IMG
Los empleadores argentinos presentaron problemas a la hora de cubrir puestos en el 45 por ciento de las búsquedas, porcentaje por debajo del registrado en 2011, cuando en la mitad de los casos hubo dificultades para dar con las características requeridas.

Los datos provinieron de un trabajo de investigación realizado por ManpowerGroup, que encuestó a más de 38.000 empleadores de 41 países y territorios para la Encuesta sobre la Escasez de Talentos 2012.

Entre los puestos más complicados para cubrir a nivel local se encuentran, en orden de dificultad: técnicos; ingenieros; oficios manuales calificados; secretarias, asistentes personales/administrativos y personal de oficina; personal contable y de finanzas; personal IT; operarios de producción; representantes de servicios al cliente y soporte al cliente; obreros; y choferes.

En diálogo con Apertura.com, Alfredo Fagalde, director General de ManpowerGroup Argentina, explicó por qué la Argentina tiene problemas para saciar la demanda de ingenieros. “La dificultad está bastante instalada, y siempre está entre los primeros lugares, pero no sólo en la Argentina, sino en el mundo”, detalla Fagalde, al tiempo que enumera las causas que existen por detrás: “No estudia la carrera la suficiente cantidad de gente, las carreras de ciencias duras cuestan más, los jóvenes no son fomentados desde el secundario y hay una inercia social a no asociar el esfuerzo del estudio universitario con la posibilidades de estudio posteriores”.

Cabe destacar, sin embargo, que existe una oferta de profesionales en los rubros buscados por las empresas pero que no cumplen con el nivel al que apuntan los empleadores. “El problema no es que haya pocos sino que no cubren las necesidades de capacidad, y eso tiene que ver con el nivel de formación. Por ejemplo, la industria automotriz es la que más reconoce el gap entre lo que necesita y el mercado le ofrece”, argumenta el director.

Los indicios de que la escasez de talentos llegó para quedarse se notan al compararse los resultados de las encuestas de 2011 y 2012. El año pasado sólo el 24 por ciento de los empleadores mencionó la “falta de postulantes disponibles / ningún postulante” como el motivo más común que les impedía cubrir un puesto de trabajo. En cambio, este año ese porcentaje trepó al 33 por ciento. En esa línea, el mismo porcentaje mencionó la “falta de habilidades técnicas” registrando una suba respecto del 22 por ciento de 2011.

Ingenieros 1 IMG
Mientras tanto, en comparación con otros países de América latina, Brasil se presenta como el más complicado en lograr contratar el perfil deseado.

En el país vecino, las dificultades para cubrir puestos estuvieron en torno al 71 por ciento, lo que representa un incremento de 14 puntos, si se compara con 2011, cuando los problemas fueron del 57 por ciento. Al igual que en la Argentina, los técnicos, los oficios manuales calificados y los ingenieros se encontraron entre los más buscados pero, como consecuencia de la baja oferta, también entre los menos encontrados.

“El caso de Brasil es llamativo, porque no fue un caso particular de gran crecimiento (económico) en Brasil; pero como se puso más competitivo, el mercado requiere de un nivel diferente, que le está costando conseguir”, asevera Fagalde.

Una curiosidad surge de la investigación: Japón lidera con el 81 por ciento las dificultades para encontrar empleados capacitados. Y si bien la isla asiática tiene un alto grado de nivel educativo y es sinónimo de tecnología, la demanda supera ampliamente a la oferta. La explicación que esgrimen desde la consultora es la siguiente: por más que haya una gran cantidad de profesionales capacitados, el nivel de la demanda es sumamente alto; y sumado a eso se encuentra que los perfiles buscados son extremadamente exigentes.

Soluciones. La forma de solucionar el faltante encontró respuesta en el seno de las propias compañías, que decidieron brindar más capacitación y desarrollo al personal existente. “La proporción que adopta este método llega al 37 por ciento (en la Argentina), un alza del 32 por ciento en 2011, y considerablemente más que el promedio mundial del 25 por ciento”, señala el informe.

“Los empleadores de México y Perú (49 y 48 por ciento respectivamente) son los que con mayor frecuencia aumentan sus inversiones en capacitación para el personal existente para poder cubrir las vacantes”, detalla la investigación y revela el plan B de las empresas: asignar a personas que no cuentan actualmente con las habilidades requeridas para el puesto pero que tienen el potencial para crecer (18 por ciento de los casos) y ampliar la búsqueda de candidatos más allá de la región local (14 por ciento). Todo sea para poder encontrar a la persona indicada, para el puesto buscado, aunque las estadísticas muestren una realidad poco alentadora si de buscar perfiles técnicos se trata.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas