Justin Bieber y la letra chica de los recitales
Negocios

Justin Bieber y la letra chica de los recitales

La repentina suspensión a mitad del show desató un problema para Fénix Entertainment Group, organizadora del encuentro. Los vacíos legales y la respuesta de la empresa. Facebook, el lugar elegido para el descargo. 

 

Por Joaquín Garau 11 de Noviembre 2013




Si usted no sabe quién es Justin Bieber, piense que es la estrella juvenil del momento, como fueron los Backstreet Boys, las Spice Girls, Westlife, Five, N’Sync y los Jonas Brothers.

Y su nombre, además de ser coreado por todas sus fanáticas durante su estadía en la Argentina, quedó en el centro de la polémica que alcanza no sólo al cantante sino también a Fénix Entertainment Group, empresa organizadora de sus recitales en el país. Su último show en el estadio de River comenzó una hora y media tarde (debía empezar 20.30) y, a mitad del espectáculo, el cantante dejó el escenario aduciendo que se sentía mal. La situación se volvió caótica: las miles de adolescentes que fueron a ver a su ídolo (algunas pagaron $ 1000 por una buena ubicación y otras $ 5000 para un breve encuentro con el cantante antes del show) repudiaron la breve actuación. Los padres comenzaron a reclamar en el Facebook de la compañía la devolución del dinero, pero el vacío legal vuelve complicado el tema.

“No hay legislación pero se sobreentiende que si no se cumple con el show que se había pautado -se dice que tocó menos de lo esperado-, no tengo dudas de que deberían tener que devolver aunque sea parte de la entrada, que no fue barata”, explicó, en diálogo con Apertura.com, Sandra González, titular de Adecua, organización destinada a la defensa del consumidor.

justin_-_img_crop_1384201121427_crop_1384201160535.jpgPor la mitad. Justin Bieber dejó a las fanáticas con ganas de más, y a la empresa organizadora en problemas. Foto: Agencia.

Y no fue la única. Héctor Polino, vocal y representante legal de Consumidores Libres, coincidió en la dificultad que trae resolver el problema. “Tendrían que devolver aunque sea una parte del dinero de la entrada, porque la obligación es cumplir con el contrato”, destacó Polino a este medios. Las fanáticas aguardaban un show con una duración similar al realizado en Córdoba, donde cantó 17 temas. Sin embargo, la noche del domingo en la cancha de River cantó sólo ocho canciones, dejando la decepción presente.

Polino aseguró que, “cualquiera sea la causa, la empresa organizadora o se compromete a organizar un nuevo festival o a reintegrar la parte proporcional” de la entrada. Mientras tanto, desde la empresa se limitaron a brindar un comunicado a través de su cuenta de Facebook, donde resaltaron que se trataba de un festival (Festival Z), el cual comenzó a las 16.30, cuando cantaron otras estrellas internacionales. Sin embargo, la estrella de la jornada era Justin Bieber y, las 45 mil personas que llenaron El Monumental, esperaban bajo la lluvia a Bieber.

“Iniciando a las 16:30 hs, hicieron su presentación Fabián Manuk, Owl City, Cody Simpson, Carly Rae Jepsen. A esa altura habían transcurrido más de cinco horas música, alegría y fiesta, inclusive los fans desafiaron a la lluvia con gritos, canciones y baile. Luego de transcurrida aproximadamente una hora de la performance del último artista del Z Festival, Justin Bieber, el artista se vio imposibilitado de continuar con el concierto”, informó la compañía a través de un comunicado. Desde este medio se intentó tomar contacto con Fénix, pero luego de una fallida conversación por celular, el conmutador de la empresa no daba respuestas.
horario festivalLa promoción. Fénix difundió los horarios del recital, pero tanto en River como en Córdoba, no se comenzó en el horario pautado. Foto: Fénix Group.
 
Además, desde la empresa reflejaron la versión oficial acercada por Scooter Braun, manager del artista. “A las 22:07 se largó el cronómetro para comenzar el show y luego de haber transcurrido aproximadamente 1 hora del espectáculo, Justin debió alejarse del escenario ya que su malestar era cada vez mayor hasta volverse insoportable. A las 23:27 cuando ya percibía que no podía continuar con el show, su DJ comenzó a tocar unas canciones mientras el artista intentaba recuperarse. Viendo que ya no contaba con fuerzas para poder seguir adelante regresó al escenario para contarle a la audiencia los hechos ocurridos, porque ya no podía continuar”, aseguró el representante.

“La empresa tiene que prever ese tipo de cosas y no sé si tienen que devolver el 100 por ciento, pero sí una parte”, afirmó González, quien comentó que si bien los espectadores “pueden iniciar acciones legales, les recomendaría ir a Defensa al consumidor de la Ciudad, porque el concierto se realizó en esa jurisdicción”.

La publicidad y el horario de inicio son, a su vez, otro tema de conflicto. “La publicidad decía que tocaba Justin Bieber, y la publicidad es parte del contrato. Además, en la entrada decía que tocaba ese artista, y la misma también forma parte del acuerdo”.
En la entrada, sin embargo, no decía el inicio de finalización del evento. “La empresa, obviamente, deslinda responsabilidad, porque significa plata. No poner el horario de finalización es una trampa que previene que la cancelación puede suceder, pero creo que cualquier juez con sentido común va a decir que van a tener que devolver el dinero”, consideró la especialista.


Dificultades en el escenario. En pleno show en Arizona, el cantante frenó su show para vomitar.

Otra opción que se podría evaluar sería la reprogramación del show, aunque Justin Bieber ya dejó la Argentina y dará un show en Chile. Por lo tanto, su agenda impide esa opción.

La letra chica. En sus términos y condiciones para los Meet&Greet, la propia empresa detalla que su responsabilidad “finaliza con la puesta a disposición de los Ganadores de los Premios correspondientes y de ninguna manera continua con relación al Evento. En el caso que el Evento deba suspenderse temporaria o definitivamente por causas o motivos de fuerza mayor, Fenix no tendrá responsabilidad frente a los Ganadores”.

También, quien se libra de responsabilidades, es la empresa que tuvo a su cargo la venta de las entradas, en este caso, TopShow. En su apartado de términos y condiciones, la empres detalla que el organizador de la jornada “es el administrador y encargado del evento a realizarse y el responsable del servicio y o evento a realizarse, sujeto a las condiciones de venta” establecidas por él. Y aclara que “las entradas o tickets son válidas únicamente para el evento a realizarse y NO SE PREMITIRAN CAMBIOS, REINTEGROS O DEVOLUCION DE LAS ENTRADAS POR DINERO, excepto en los casos y condiciones particulares que el vendedor así lo determine”.

Problemas 2.0. La cuenta oficial de Facebook de Fénix fue el lugar para el descargo de padres indignados con la organización. 

“Las chicas no fueron por todos los demás artista fueron por Justin Bieber, por lo tanto si no devuelven el dinero son unos ESTAFADORES!!! ya que la ilusión de las chicas y el llanto no lo pueden parar con nada, las menos devuelvan el dinero a los papás que nos sacrificamos para pagar un fortuna para que vean a JUSTIN”, escribió una usuaria.

Otra disparó, en referencia a que se trató de un festival y no un show en exclusivo de Justin Bieber: “¿Y el importe de las entradas?? este show fue una estafa para fanáticas y para los padres!! Fenix Entertainment, sabes que el atractivo principal del espectáculo era Justin Bieber, sabes que nadie pago estas entradas, taan caras, para ver ni a Owl City,ni a Cody Simpson, Carly Rae Jepsen ni a Fabian Manuk. por más que todos estos músicos hayan hecho su presentación, el motivo principal del recital, decepciono mucho al público y corresponde que se hagan cargo!!! devuelvan el importe de las entradas!!”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas