IBM camina hacia un futuro desafiante
Negocios

IBM camina hacia un futuro desafiante

La facturación en los BRICS, las ventas de hardware y software y las empresa compradas en los últimos cinco años, bajo un exhaustivo análisis de la big blue.

Por Ashlee Vance 01 de Febrero 2013




Hay momentos en los que uno solo tiene que sentarse y maravillarse ante todas las cosas que IBM hace bien. IBM, por ejemplo, perfeccionó el arte de la transición de CEOs. Tuvo tres CEOs en los últimos 20 años, versus los cuatro CEOs de Hewlett-Packard en los últimos 30 meses. IBM vendió negocios de bajo margen como las PCs y discos duros hace años y se dirigió a los mercados de servicios y software. HP y Dell todavía están tratando de descubrir cómo imitar su estrategia. El precio de la acción de IBM está cerca de su mayor valor en su historia, mientras que las acciones de HP y Dell se hundieron hasta el punto de que ambas compañías se volvieron objetivo de compañías de private equity y adquisidoras.

En enero, IBM impresionó otra vez con los resultados del cuarto trimestre. Bueno, en realidad, impresionó al predecir que las ganancias para 2013 serán por lo menos de US$ 16,70 por acción, un saludable escalón por encima de las expectativas de los analistas de US$ 16,64 por acción. Los inversiones empujaron las acciones de IBM más arriba un 3,5 por ciento a US$ 202,87 por acción en las últimas horas del trading. ¿Y por qué no? IBM de nuevo probó que es una máquina de aumentar las ganancias.
Así que IBM es genial, ¿verdad? Bueno, no tan rápido.

IBM_2_crop_1359731149460.jpg
IBM se muestra como una compañía de tecnología por encima de la curva. Ante cualquier oportunidad, IBM venderá su crecimiento en Brasil, Rusia, India y China -la facturación creció 14 por ciento durante el cuarto trimestre en esos países- como una signo de que está persiguiendo el futuro. Y todos vimos las campañas publicitarias sobre la destreza IBM en análisis de datos y su habilidad para entregar un planeta más inteligente. Esto, amigos, es una compañía en movimiento.

El mensaje, sin embargo, se vuelve cada vez más difícil de encuadrar en los resultados financieros de IBM. Su facturación en 2012 fue de US$ 104.500 millones, 2 por ciento por debajo de los US$ 106.900 millones de 2011. Durante el mismo periodo, los ingresos netos de IBM crecieron a US$ 16.600 millones sobre US$ 15.900 millones. Hizo más dinero vendiendo menos.

Los números de IBM parecen emparejarse mejor con un retailer super eficiente que con el de un proveedor de tecnología. Incluso una compañía tecnológica gigante debería aumentar las ventas con un margen saludable. Esta idea está de algún modo dentro de la definición de ser una empresa tecnológica -las personas deberían querer más de lo que uno vende, y uno debería estar ofreciendo disrupción en lugar de mantener el status quo.

El cacareado servicio de negocios de IBM cayó el último trimestre. Lo mismo hizo su negocio de hardware, ya que las ventas cayeron 1 por ciento a US$ 5800 millones. Las cosas hubieran estado muy mal en la tierra del hardware si no hubiera sido por la división de mainframe. Fue la única de las cuatro unidades principales de hardware de IBM en la que realmente crecieron las ventas durante el cuarto trimestre. El mainframe -piensen en eso durante un minuto. En lo que se refiere a software, donde IBM recibe tantos halagos, las ventas crecieron 3 por ciento, a US$ 7900 millones.

En los últimos cinco años, IBM compró unas 40 compañías de software, gastando US$ 7400 millones solo en Cognos, SPSS y Kenexa. IBM suele obtener elogios por combinar todas las adquisiciones en un todo que funciona bien. Con eso dicho, es difícil encontrar la historia exitosa modelo para el mix de software de IBM de cómo esta estrategia llevó a un gran pico en la facturación.

Hay que darle crédito a IBM por ganar más con menos y vendiéndose a sí misma como quien soluciona de problemas difíciles en “mercados emergentes”. Pero recuerden que las ventas de IBM en los “grandes mercados” cayeron 2 por ciento el último trimestre, y la facturación de todo 2012 es solo apenas más alta que la de la compañía en todo 2008. Uno siente que quienes hicieron negocios con IBM durante más tiempo no están comprando el futuro que IBM está vendiendo.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas