Giordano declaró ante la Justicia y aseguró que vive en un monoambiente con $ 10 mil al mes
Negocios

Giordano declaró ante la Justicia y aseguró que vive en un monoambiente con $ 10 mil al mes

El peluquero es investigado es el marco de la causa que, de encontrarlo culpable, le depararía entre 2 y 6 años de cárcel.  08 de Septiembre 2014

El peluquero de los famosos, Roberto Giordano, declaró ante la Justicia por presunta evasión previsional y apropiación indebida de aportes e impuestos. 

Según fuentes judiciales, Giordano se presentó ante el Juzgado Nacional en lo penal Tributario N°2, a cargo de Diego García Berro. El magistrado lo indagó por la causa que investiga una presunta evasión de $ 3,7 millones, que correspondían a aportes jubilatorios de sus empleados. 

En su declaración, Giordano aseguró que "no tiene casa" y que "vive con 10 mil pesos al mes". En ese sentido, aseguró que "vive en un monoambiente". 

La investigación surgió a raiz de una denuncia de la AFIP, que acusó al peluquero de crear sociedades jurídicas insolventes. 

undefined

Investigado. Giordano es investigado por la justicia por presunta evasión de aportes previsionales. Foto: Archivo. 

Según trascendió de Tribunales, por este delito, de encontrarlo culpable, Giordano podría enfrentar penas de entre 2 y 6 años de prisión. 

Además de Giordano, es investigada su esposa, Mirta Servanda Almiron, por el accionar de la empresa Aspil S.A., sociedad con la que operó el peluquero en el periodo entre 1993 y 2011 y por cuya quiebra también se lo investiga.

Giordano, investigado

La investigación surge a partir de cinco sociedades: Rorberto Giordano S.A., Aspil S.A., Unidor S.R., Arimis y Big Brands S.A.

De acuerdo con lo investigado por la Justicia, el peluquero habría creado las sociedades utilizando testaferros o personas insolventes, y trasladando la responsabilidad del pago de aportes de una firma a la otra. 

Por ejemplo, Aspil S.A., una de las firmas analizadas, habría evadido $ 242.347 de aportes y contribuciones a la seguridad social no ingresados al fisco.

Los sueldos que se le abonaban a sus empleados, según se explicó, estaban en torno a los $ 3000, lejos de los $ 5400 mínimos establecidos en los Convenio Colectivos de Trabajo para esa actividad. 

Entre las personas que habrían dirigido las sociedades, se encuentra un hombre que fue socio de Unidor y, en la actualidad, es mozo del bar de una de las peluquerías. 

Otro ejemplo se encuentra en la sociedad Arimis, donde una de las socias cobra una jubilación y, anteriormente, no habría sido declarada por ningún empleador.

Finalmente, en el caso de Big Brands S.A., los socios son de nacionalidad uruguay y no presentaron declaraciones juradas.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas