Expertos destacan los blancos y negros del nuevo Registro Fiscal para la Ganadería de la AFIP
Negocios

Expertos destacan los blancos y negros del nuevo Registro Fiscal para la Ganadería de la AFIP

12 de Octubre 2016

El Registro Fiscal de Operadores de la Cadena de Producción y Comercialización de Haciendas y Carnes Bovinas y Bubalinas (RFOCB) puesto en marcha por el AFIP para la ganadería implica costos por adherirse y retenciones para quienes decidan no hacerlo. La evaluación corresponde a los especialistas del Estudio Santiago Saenz Valiente y Asociados, Santiago Saénz Valiente y Roberto Garat para el sitio Valor Carne. Ante la necesidad de detectar posibles operadores marginales en la cadena de comercialización y producción ganadera, y para optimizar los controles fiscales sobre los sujetos intervinientes, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) creó el Régimen RFOCB.

Esta medida es respaldada por el SENASA y el Ministerio de Agroindustria de la Nación, pero algunos productores y organizaciones del agro rechazaron está medida ya que implica un nuevo costo administrativo y tributario, con impacto en la productividad. Su adhesión es ofrecida como "voluntaria", pero a quiénes se encuentren fuera del RFOCB, se les retendrá el 5% sobre el valor bruto de la hacienda adquirida, lo que significa según los analistas de un "porcentual cercano al 50% del IVA de la operación". "Además, los excluidos sufrirán mayores percepciones y pagos a cuenta de IVA en comparación con los incluidos. Sin embargo, los montos a ingresar por cabeza de ganado no resultan cifras significativas", indicaron. Los sujetos obligados son: productores, criadores, cabañeros, feedlots, invernadores, consignatarios, comisionistas, frigoríficos, establecimientos faenadores, matarifes y mercados concentradores que operen en el sector ganadero con excepción los los transportistas de hacienda.

Para incorporarse al Registro, los contribuyentes podrán hacerlo mediante la página web de AFIP, y estar sujeta a aprobación por parte del fisco. Las operaciones de faena y comercialización de animales, carnes y cueros de hacienda bovina y bubalina, quedan sujetas a regímenes de percepción, pagos a cuenta y retención de IVA. Es muy probable que para algunos sujetos, con motivo de los créditos fiscales por la actividad ganadera, surja un saldo a favor. "Su proclamada libre disponibilidad para compensar no es tal, pues la restricción es amplia al prohibirse aplicar al impuesto sobre la participación societaria, a las cargas sociales, y retenciones de cualquier tributo realizadas a terceros", agregaron. Explicaron que este régimen no tiene prevista devolución automática alguna, como sí lo dispone el Registro Fiscal de Granos, aun cuando su cumplimiento oportuno es relativo.

Las solicitudes de inscripción en el RFOCB están abiertas desde agosto de 2016, y los regímenes de percepción, retención y pago a cuenta cobraron vigencia desde el 1 de septiembre de 2016 mientras que está pendiente que el fisco reglamente la forma y los plazos de ingreso de los mismos.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas