¿Es el dinero tan solo un juego emocional? Dos simples estrategias para obtener más en este área
Negocios

¿Es el dinero tan solo un juego emocional? Dos simples estrategias para obtener más en este área

Por Nico Iglesias 16 de Febrero 2017

Quiero hablarte del dinero desde un lugar que probablemente pocos te han hablado. Y lo primero que te diré es que si quieres vencer en el “juego del Dinero” debes como condición primera dominar tu estado emocional.

Por más que te cueste creerlo, el factor primordial que controla y te hace vencer en el juego del Dinero son tus emociones.

El deseo es un proceso mental que no tiene fin. Es infinito. Por eso si adjudicas a lo que deseas, tienes o consumes el poder de gobernar tu estado emocional es muy probable que nunca alcances un equilibrio en este plano de tu vida.

No importa cuanto dinero tengas. ¡Serás pobre toda tu vida!

En su esencia el dinero no se trata ni más ni menos que de poder. El poder de crear o el poder de destruir. El dinero puede convertir un sueño en realidad o comenzar una guerra. Puede ser usado como una expresión de tus ideas, tu creatividad, o una expresión de tu frustración y de tus malas intenciones.

El dinero es tan solo un medio para transformar los sueños que tenemos en la realidad en la que vivimos. Por eso una cosa es segura. Dependiendo en la manera en la que te relacionas con el dinero tendrás 2 opciones: O tú lo controlas a él o el dinero te controlará a ti.

En la base de la pirámide siempre encontramos lo mismo. Tu relación con el dinero es tu relación emocional con el poder y con la confianza en ti mismo.

Dos simples pasos para ganar más dinero:

Esta es la fórmula más simple, concreta y sólida que al día de hoy yo he encontrado en materia de seguridad y crecimiento financiero. Sin embargo dejame recordarte que “Simple” no significa sencilla de implementar, ¿bien?

Solo te puedo garantizar una cosa: Si la pones en práctica tendrás asegurado el equilibrio, la solidez y la seguridad en materia financiera y tu relación con el dinero.

Paso 1: Gana más dinero. Genera más dinero.

La fórmula para ganar más dinero es muy simple: Obsesionate en generar más valor en la vida de otras personas de lo que generas actualmente.

No importa si trabajas de manera autónoma o en relación de dependencia. Siempre hay alguien a quien servimos. Preguntate entonces:

1) ¿Qué cosas valora esta o estas personas a las que sirvo?
2) ¿Cómo puedo generar en ellos una percepción de mayor valor con mi trabajo, con lo que yo hago?

Para tener más tienes que dar más y para dar más tu tienes que convertirte en más. ¡Para que las cosas cambien tu tienes que cambiar! ¡Para que las cosas sean mejores tú tienes que ser mejor!

Aprende a trabajar el doble de fuerte en ti mismo, en tu persona. Obsesionate con la pregunta “¿Cómo puedo generar más valor en aquellos a quienes sirvo?”.

Paso 2: Guardalo y haz dinero mientras duermes

Siempre encontrarás una buena idea en donde gastar tu plata.

El secreto en generar riqueza esta en separar una parte de tu ingreso mensual y colocarla en una inversión que comience a generar renta pasiva. ¡A ganar plata mientras duermes!

Tienes que vencer la sensación de que el ahorro es un sacrificio. La sensación de que el futuro no es real, de que es solo una idea. Porque esta claro que si piensas así del futuro obviamente ante un hecho real como ser gastar el dinero hoy en algo que deseas versus un hecho “no real” como guardar el dinero para gastarlo en el futuro, ¿quién creés que ganará?

Sin embargo en realidad eso no es cierto! Cuando ahorramos lo que estamos haciendo es ganando algo con seguridad para mañana, para nuestro futuro.

Controla tus emociones e impulsos y regulariza automáticamente un porcentaje de dinero que todos los meses, todos los años, guardarás para tu futuro.

Tienes que hacer de tus ahorros algo automático.

El dilema final es que el dinero no es la moneda que compra la felicidad. Por mucho que te hayan hecho creer que si lo es, te garantizo que las personas que tienen el doble o el triple de dinero de lo que tú posees no necesariamente sean el doble o el triple de felices.

Siempre nos faltará algo. Siempre desearemos algo que no tenemos.

Así funciona nuestra mente y por más que quieras evitar este ciclo, es imposible detenerlo.

Por eso el secreto del dinero no está en la cantidad de dinero que posees sino en tu elección donde invertirlo. El verdadero poder del dinero no es cuánto gastas sino en donde lo gastas. Como lo gastas.

Pero no te olvides de algo: Mucho de aquello que nos hace sentir ricos es gratuito. El amor de tus hijos, tu pareja o tu familia, el apoyo de tus amigos o tu comunidad, la sensación de estar aportando valor en la vida de otras personas.

Por eso mi propuesta final es que comiences agradeciendo ahora por las oportunidades y las bendiciones de tu vida: Tu salud, tu familia, tus amigos, tus talentos.

No desees hacerte rico, comienza siendo Rico. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas