En qué puede gastar sus $ 63 millones la ganadora del Loto
Negocios

En qué puede gastar sus $ 63 millones la ganadora del Loto

La ex empleada doméstica de Moria Casán se hizo de una fortuna de la noche a la mañana. Opciones para invertir y ganarle a la inflación. 

Por Joaquín Garau 14 de Noviembre 2013




Los números que se escriben a continuación no significan nada: 5, 7, 10, 17, 22, 36, 3 y 8. Pero puestos en contexto se traducen en $ 63 millones. Sucede que esa secuencia, sin ninguna relación, fue la ganadora del sorteo del Loto.

La apostadora –la empleada doméstica de Moria Casán- dejará su trabajo pero, más allá de la alegría, deberá considerar qué hacer con el dinero. Porque si bien se puede viajar, ir a restaurantes tops y desvalijar shoppings sin pensar en la cuenta, las inversiones para asegurar el dinero son un aspecto a observar.

Mercado bursátil. Los números de la plaza financiera son una oportunidad, más que nada en tiempos en que marcan récords y tienen una particularidad: sus rentas (es decir, los beneficios de bonos, acciones, etc.) le ganan a la inflación.

Consultado por Apertura.com sobre qué tiene que hacer la ex empleada de Moria Casán, José Luis Pavesa, asesor financiero en InvertirOnline, afirma: “Se pueden invertir $ 20 millones en activos financieros y, obviamente, diversificados, así el riesgo es menor”.

loto - imgSe salvó. La ganadora de los $ 63 millones ya no tiene que preocuparse por la cuenta bancaria. Foto: Agencia Dyn.

Entre ellas, destaca: “En inversiones financieras podés invertir en bonos en dólares (por ejemplo, el RO15) con el cual cobrás tasa del 7 anual. También algo de bonos dollar linked, porque quizás se viene una devaluación. En ese sentido tenés el Bono Ciudad de Buenos Aires 2014 y 2018, y también el Neuquén 2016, con garantía petrolera”.

Otras opciones son los cupones atados al PBI “para esperar el pago de renta”. Ahí las opciones que recomienda Pavesa son el cupón TVPP ó el TVPA (en dólares). “Pagás $ 12 la lámina de 100 y por esa te pagan $ 13 en un año. Y después te los quedás porque después le quedan pagos para hacer”, comenta.

Si se quiere diversificar aún más la inversión las acciones también son una buena opción. “Hay que fijarse en empresas de valor, como Siderar Tenaris, que pagan dividendos. Incluso algo más agresivo, como las empresas de energía Edenor y Pampa, ya que ambas están todavía baratas”, resalta Pavesa, quien suma a YPF. “Ha mejorado mucho y está baja en dólares”, suma. 


De acuerdo con Pavesa, todas estas opciones de inversión cuentan con dos ventajas: le ganan a la inflación y en el caso de los bonos, no pagan impuesto a las ganancias.

“Los bonos no pagan impuesto a las ganancias, y las acciones en cuanto a resultado de compraventa no tributan, aunque sí sus dividendos”, recuerda el especialista.

Franquicias. Obtener la licencia de una marca es una posibilidad de inversión. Y, si se tienen $ 63 millones en el banco, lo mejor es apostar a lo grande y buscar aquellas que requieran una inversión desde $ 500 mil.

De acuerdo con la Guía de Franquicias 2013, elaborada por APERTURA, las franquicias de cafeterías son una opción. Por ejemplo, la inversión para la franquicia de Café Martínez es de $ 900 mil. En el último año, se abrieron 30 locales de la marca.

En sintonía con el rubro gastronómico, The Temple Bar ofrece franquicias. De acuerdo con los inversionistas, se necesita un local de entre 250 y 400 m2 y una inversión entre $ 450 mil y $ 500 mil.

Las franquicias para altos perfiles de inversión comienzan en $ 500 mil.

¿Otra idea? La cadena de sándwiches de miga y tortas La Fábrica ofrece franquicias por $ 500 mil. ¿Qué se necesita? Un local de 120 m2.

Lejos de la comida y como propuesta poco tradicional, se destaca Urban Station, empresa que ofrece el alquiler de espacios de trabajo. La inversión total ronda, según la guía, los US$ 150 mil.

Más ideas: 5 a sec, la cadena de tintorerías, ofrece una franquicia (tiene 126 en el país) con una inversión de $ 585 mil. Y si se continúa hablando de indumentaria, en lugar de quitarle las manchas se la puede vender. Cheeky, Grimoldi, Prototype, Christian Lacroix y Perramus son una posibilidad a invertir, desde $ 500 mil.

Se alquila. El mercado inmobiliario es una oportunidad pero, según José Rozados, presidente de Reporte Inmobiliario, “hay que buscar bien y negociar”. Si, por ejemplo, se quisieran destinar US$ 2 millones a este sector, las posibilidades tienen que ver con construir. “Con ese monto, en un proyecto de US$ 15 millones, sos accionistas mayoritario”, detaca Rozados y se refiere al mercado de alquiler de oficinas.

“El tema de oficinas es un negocio de renta, no de reventa. Hoy las rentas están muy bajas a nivel histórico en todo el país. Están en orden de 7 por ciento anual bruto en dólares. También se pueden pensar en locales comerciales, donde la renta está en el orden de un 6 a 8 por ciento anual bruto en dólares”, comenta el experto.   

Hay que buscar bien y negociar José Rozados, presidente de Reporte Inmobiliario


Mientras tanto, “otra opción de inversión es en tierra, con vistas a revalorización, por ahí en localizaciones del gran Buenos Aires, cercano a los accesos, con buena conectividad”.

¿Qué edificio se levanta con US$ 2 millones? De acuerdo con Rozados, “un edificio de 1700 metros cuadrados (con un frente promedio de 8,66), 8 pisos de altura y algún amenitie. Pero no prime”.

¿Y cocheras? “La cochera es menor esfuerzo y gasto en mantenimiento. Una típica te deja un 6 ó 7 por ciento de rentabilidad bruta en dólares”, afirma.

Finalmente, explica que a la hora de construir, una buena idea es buscar puntos no centrales de la Ciudad de Buenos Aires, como el sur o el oeste, “considerando la posibilidad de venta a usuarios finales. Ahí hay buenos valores de tierra pero los inversores no quieren apostar a esas zonas, así que el inversor debe afrontar el proyecto con capital propio”. Por último, sobre la histórica idea que un campo es una buena inversión, dice: “Los campos están caros. Te piden en buenas localizaciones US$ 17 mil la hectárea. Y te alcanza para 120 hectáreas, que es un campo chico”.

Pésima idea. Los caballos de carrera son una opción de inversión en muchas carreras, aunque en la realidad es todo lo contrario. Quienes conocen “el palo”, cuentan que los “chuchos” no son un negocio sino un hobbie.

Roberto Pico, periodista de la revista Palermo Blanca, dedicada al turf, explica que un caballo de carrera va desde $ 50 mil hasta 500 mil. “No es una buena inversión, porque es un hobbie esto. Si te lo querés comprar para un negocio es lo mismo que tirar el dinero”, aclara el conocedor del sector.

Y aclara que “si tenés US$ 4 millones y querés comprarte un caballo, y después apostar $ 300 con amigos, es una cosa, pero no es una inversión de ninguna forma”. Además, los gastos apremian: mantener un caballo de carreras cuesta entre $ 6000 y 7000, montos que incluyen al cuidador, comida y medicamentos.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas