En Estados Unidos, los centros de startups no crecen como se esperaba
Negocios

En Estados Unidos, los centros de startups no crecen como se esperaba

Los emprendedores siguen apostando a las mismas ciudades para desarrollar sus proyectos, aunque la creencia popular aguardaba otra situación.

Por Patrick Clark 11 de Octubre 2013



Hay una aparente fascinación sin fin con la noción de los centros de startups, particularmente en pequeñas ciudades como Des Moines o Boulder, en Colorado, que no siempre son vistas como puntos industriales. Y hay una buena razón detrás de ese interés: una creciente línea de investigación económica que descubrió la importancia de las firmas tecnológicas de rápido crecimiento como motores de creación de empleos.

Un nuevo paper de la Kauffman Foundation echó algo de luz sobre la pregunta de cómo se desarrollan los centros (también llamados “hubs”) al analizar las ciudades de Estados Unidos con la mayor densidad de startups en el transcurso de dos décadas. La mala noticia para los destinos que quieren ser el próximo Austin, en Texas, o Boulder es que el estudio sugiere que nada atrae a nuevos emprendimientos de alta tecnología como las firmas de tecnología tradicional.

Los investigadores rankearon las ciudades de acuerdo a la “densidad de startups”; básicamente, la cantidad de emprendimientos per cápita. En la cima no hay mucho movimiento: unas 15 de las 20 áreas metropolitanas con la mayor densidad en 1990 se mantenían en la lista 20 años después, de acuerdo al paper, que se basa en datos del censo de los Estados Unidos. De las ciudades en el top 10, sólo Houston salió del listado. Y los nuevos ingresos entre las primeras 20, como Kansas City y Portland, no salieron de la nada.

tecnologia - IMG
Según la investigación, las comunidades emprendedoras en esos sitios vienen creciendo lentamente desde hace años ¿Por qué? “Los emprendedores vienen de algún lado”, escribe Dane Strangler, director de Investigación de Kauffman, en el estudio. “Esto parece obvio, pero corre en contra del estereotipo de que los emprendedores son, o deberían ser, graduados recientes o personas que abandonaron la universidad. Ese ‘algún lado’ es usualmente un trabajo previo en una gran compañía o una institución, como la universidad”.

Hubo también un cambio más grande en la densidad de startups en las ciudades más chicas, pero, a pesar de ello, aquellas con crecientes centros de emprendedores tendieron a tener grandes instituciones. Programas sponsoreados por el gobierno como las incubadoras, mientras tanto, son más “un indicador de la potencia ya existente en al región y de la base de talento a partir de la que se pueden construir esos programas que una causa de la actividad emprendedora”, escribe Stangler.

Entonces, ¿qué pueden hacer las ciudades más atraer más startups tecnológicos? Los estados pueden seguir el ejemplo de California, que ayudó a crear la cultura startup al rechazar, en líneas generales, a hacer cumplir los acuerdos de no competencia que podrían evitar que un empleado abandone una compañía para lanzar una nueva, dice Stangler en una entrevista.

Las universidades y otras instituciones de investigación fondeadas por el gobierno también pueden prestar más atención a la comercialización de la investigación. “Muy pocas universidades lo hacen bien”, afirma. “Algunos lugares están encontrando la forma de llevar sus estudios y su talento a las compañías privadas. Cómo están haciendo eso merece más investigación”.


Foto: © ra2 studio - Fotolia.com



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas