'>
Empresas que vienen: no alcanza con vender
Negocios

Empresas que vienen: no alcanza con vender

En qué consiste la filosofía en la que la firma de cosmética y belleza L'Oréal se apoya para planificar su crecimiento.

06 de Junio 2016

Fiel al cambio de paradigma que están viviendo las empresas en el mundo, el Grupo L`Oréal, que factura más de 25.000 millones de euros cada año a nivel global, trabaja en ambiciosos objetivos. Para el 2020, el reto es que el 20 por ciento de las ventas totales de la empresa sean a través del e-commerce. De hecho, en el país el grupo francés avanza con proyectos conjuntos con MercadoLibre, -dueña del 80 por ciento del tráfico de compra online en la Argentina-, abriendo tiendas oficiales para algunas de sus marcas. Y que la industria de cosmética se haya posicionado en el top 5 en la semana del Hot Sale no es un dato menor para que desde la multinacional avancen en el tema.

En la Argentina, L`Oréal factura cerca de US$ 300 millones con 64 millones de unidades vendidas, números que la ubican en el top 15  entre todas las filiales que el grupo tiene en el mundo, pero por ahora, solo comercializa 16 de las 32 marcas que maneja en el mundo. El 70 por ciento de lo que venderá este año en la Argentina es de producción nacional. En el país, fabrica productos para sus marcas L’Oréal Paris y L’Oréal Professionnel. Y tiene el objetivo de producir localmente el 100 por ciento de su productos de shampoo y coloración.  Si bien fabrica en sociedad con un tercero, las líneas y máquinas de producción son propias y el reto es volver a tener una fábrica de L’Oréal en la Argentina.

 A futuro, el objetivo del comité directivo, que vivió una fuerte transformación desde el desembarco del actual CEO Marcelo Zimet, es duplicar la facturación y alcanzar los US$ 600 millones con 100 millones de unidades vendidas, reto en el que trabajan a través del lanzamiento de nuevas marcas y categorías en el mercado local. Otro de los focos en los que trabajan en el país es en la expansión de las tiendas físicas de Kiehl’s, la segunda marca del grupo en relevancia en su División de Lujo, detrás de Lancome, y que ya cuenta con dos puntos de venta en la Argentina.

A las metas económicas se suman las relacionadas con la sustentabilidad: todas las marcas del grupo están obligadas a generar un impacto social positivo. En este sentido, en la organización tienen en claro que la necesidad de involucrar a los proveedores en los programas es clave. La empresa organiza su compromiso sustentable en torno a la iniciativa “Compartir la belleza con todos” (Sharing Beauty with All) que abarca cuestiones de inserción laboral, desarrollo de la ciencia, empoderamiento de la mujer y reducción de emisiones contaminantes.

Sin ir más lejos, la firma organizó este año el “Homenaje a las mujeres que tienen el poder de cambiar el mundo”, y distinguió a la doctora Andrea Gamarnik, investigadora del CONICET y la Fundación Instituto Leloir.

Gamarnik fue galardonada con el Premio Internacional L’Oreál-UNESCO For Women in Science. “Andrea fue una de las ganadoras del premio nacional en 2009 y recibió recientemente en París el Premio Internacional L’Oréal UNESCO For Women in Science por sus descubrimientos sobre el modo en que los virus transmitidos por los mosquitos se reproducen y causan enfermedades, en particular el virus del dengue. Esta distinción ubica a Andrea como una de las cinco científicas más relevantes del mundo en 2016”, relató Marcelo Zimet, Director general de L’Oreál Argentina.

En línea con los objetivos relacionados con la sustentabilidad, este año también lanzaron junto a la Fundación Pescar un programa llamado “Belleza por un futuro”, que consiste en capacitar a hombres, mujeres y transexuales en situaciones de vulnerabilidad social y económica en técnicas de peluquería y maquillaje, y generar las herramientas, prácticas y un  seguimiento durante dos años para asegurar su inserción laboral.

Por otra parte, Zimet trabaja en línea con la política global del grupo en programas que promuevan el desarrollo profesional de la mujer con políticas que las incentiven.

Fiel a este espíritu de no dejar ninguna arista del negocio librada al azar, L’Oréal entendió la necesidad de sumar al espíritu entrepreneur en su estrategia de negocios y anunció una inversión estratégica en Founders Factory, una aceleradora e incubadora digital multi-sector líder mundial, co-fundada por Brent Hoberman -empresario serial y uno de los hombres que creo el sitio de ofertas de vuelos lastminute.com-, Henry Lane Fox y Jim Meyerle, con sede en Londres. Una apuesta que convierte a la empresa francesa en socia exclusiva para inversiones en nuevas empresas de belleza basadas en tecnología en todo el mundo.

Como parte del acuerdo, L'Oréal y Founders Factory planean invertir en cinco nuevas empresas en fase inicial y co-crear dos nuevas empresas desde cero cada año.

La apuesta de la empresa de belleza apunta a apoyar su estrategia de innovación digital, en la que trabaja con su propia incubadora de tecnología que se encuentra en San Francisco y que ya ha lanzado una serie de servicios digitales revolucionarios como el Makeup Genius, un entrenador virtual de maquillaje que tuvo 20 millones de descargas en todo el mundo, además de Mi Patch UV, el primer sensor dermatológico extensible diseñado para controlar la exposición UV y ayudar a que los consumidores se informen sobre protección solar desarrollado por una de sus marcas de lujo La Roche-Posay.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas