El termo Lumilagro que llegó al Vaticano
Negocios

El termo Lumilagro que llegó al Vaticano

Cristina se lo regaló a Francisco durante su visita a Santa Sede. La historia de una empresa vinculada con el agua caliente.  

17 de Marzo 2014

El primer regalo dio que hablar: un mate. Cristina se lo regaló a Francisco durante su primera visita al papa argentino, en 2013. Ahora, la Presidenta le obsequió a Francisco un termo, y además de tener el juego de mate completo, el sumo pontífice tendrá un producto producido en la Argentina en el Vaticano.

El termo es producido por Lumilagro, empresa argentina con larga trayectoria en la fabricación de este tipo de productos. Fundada en 1941, uno de sus termos más emblemáticos se produjo de manera limitada en 2010 con motivo del Bicentenario de la Revolución de Mayo. Sólo se hicieron 500 unidades del mismo y uno de ellos fue el que la comitiva presidencial le llevó a Francisco de regalo.

lumilagro img Regalos. Además del termo, Cristina llegó otros obsequios, entre los que se encontró un cuadro y un libro con Néstor Kirchner en tapa. Foto: Dyn.

De acuerdo con la empresa, sus productos llegaron a Europa mucho antes que la Presidenta viajara a ver a Francisco. Las exportaciones de Lumilagro alcanzan a la Comunidad Europea, a los países miembros del Mercosur y, además, a otros de América latina. En 2010, por ejemplo, exportó por US$ 1,5 millones a 12 destinos, incluyendo los Estados Unidos. Si se tiene en cuenta el mercado local, la facturación de la compañía alcanzó los $ 53 millones.

No es la primera vez, sin embargo, que Cristina se cruza con Lumilagro. El 16 de marzo de 2011, por videoconferencia, Cristina festejó con los ejecutivos de la empresa la reinauguración de su horno de producción de vidrio en su planta industrial de Tortuguitas, que requirió una inversión de US$ 600 mil. 

La empresa, puede decirse, vio un fuerte crecimiento durante los últimos 10 años. En 2002 tenía alrededor de 95 empleados y, 10 años después, su plantilla era de 285 personas con contratación directa.

En el intercambio de regalos la comitiva argentina también se llevó el suyo. Sucede que Francisco les obsequió un rosario, un regalo habitual en los encuentros entre los sumos pontífices y los mandatarios del mundo. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas